La religión en España

la-divina-comediaSe acerca ya otra vez la Semana Santa. En los últimos tiempos ha habido fuertes y crecientes polémicas en torno a esta celebración. La polémica enfrenta a ateos con “creyentes”… Unos y otros se ven enfrentados en conflictos ideológicos referidos a Dios, la política y si “Dios” puede y debe participar en política…  Para el “creyente” esto no supone duda ninguna: Dios evidentemente debe de participar en política. Pero es un Dios muy raro: un Dios que casi todo le parece mal, que está en contra de  casi todo, que no parece tener un mínimo de cultura general; y que más que como un Dios, se debe de comportar como un absoluto cretino… En definitiva, que es un Dios contundentemente falso, los dioses no pueden ser tan idiotas… de echo, este Dios falso es casi tan idiota como la gente que va por ahí hablando en su nombre diciendo que hay que matar a este por no creer en “Dios”, o que hay que excluir esta iniciativa popular de la política porque Dios lo quiere así…

Dios y las sectas

Recuerdo una terrible historia que sucedió en los albores de la guerra civil española. Un chico de un pueblo español normal, fue mandado asesinar por el sacerdote del pueblo… Había cometido un terrible pecado: tenía muchos libros, le gustaba leer, le gustaba pensar por sí mismo… No hizo nada más, fue fusilado entre insultos y vivas a la patria y a dios, por el mero hecho de que le gustaba leer, tenía muchos libros y le gustaba el pensamiento crítico… No hizo nada más ni tenía simpatía por ninguna causa política…

Había una vez un familia formada por la oveja madre y sus hijos los corderos. Ellos vivían en una casita en el campo, la casita estaba completamente cerrada al exterior, salvo una pequeña puerta por donde la madre oveja y los corderos entraban a la casita. Era un sitio muy acogedor, ahí tanto la madre oveja como los hijos corderos eran felices. En ella estaban seguros… y es que fuera acechaba la zorra, la zorra de color oscuro, sus patas eran como el carbón, y su pelo de un color marrón oscuro…

La madre oveja salía de vez en cuando a buscar alimento en los pastos circundantes… pero sabía que era peligroso, porque acechaba la oscura zorra… Un día, antes de salir a conseguir alimento para sí y para sus corderos, les advirtió muy contundentemente:

-Hijos míos, no abráis la puerta baaaajo ninguna circunstancia… Pues podría ser  la zorra negra malvada que nos acecha, y si la abrís la puerta, os comerá a todos. Solo debéis de abrir la puerta cuando os percatéis sin ninguna duda que soy yo quien llama….

Los corderos la miraron con esa mirada de ternura y la preguntaron

-¿Y  como sabemos madre que eres tú la que llama…? La zorra podría imitar tu voz…

La madre oveja se lo pensó un poco y al fin dijo:

-Cuando venga alguien a casa diciendo que soy yo, para percataros sin dudas de que efectivamente es vuestra mami la que llama a la puerta, pedirle que os enseñe las patas por debajo de la puerta… La zorra tiene las patas muy oscuras, si veis unas patas muy oscuras no abráis la puerta…

Los corderos asintieron todos, y se quedaron tranquilos, jugando en el interior de la casa mientras que su madre iba a conseguir comida en los pastos del mundo exterior… Pasaron varia horas… Y llamaron a la puerta… Los corderos se acordaron de las advertencias de su madre… Y dijeron

-¿Quién es?

-Soy vuestra madre

Pero no se fiaban, y le pidieron que, como les había ordenado su madre, le enseñase las patas por debajo de la puerta… Y así lo hizo el visitante… para espanto de los corderos, que vieron con horror unas patas de un color tan oscuro como  el agua del infierno…

-Beeeeee, nooooo, no ereees nuestra madreee… eres la zoooorrrraaaaaa….

Y la zorra se largó de ahí a todo meter… Pero al rato, la zorra trazó un plan… Se untó las patas en harina, y entonces sí, volvió a la cabaña donde aún estaban solos los corderos… y volvió a llamar a la puerta…

-¿Quién es? –preguntaron los corderos

-Soy vuestra madre, abrirme, contestó el visitante…

-Enséñanos las patas por debajo de la puertaaaa –dijeron los corderos

Y así lo hizo la zorra… Los corderos, al ver que eran unas patas blancas como la nieve, no dudaron de que se debería de tratar de su madre… Abrieron la puerta… y ese fue el día en donde vieron que a veces confundir a Dios con el Demonio puede costar caro… Todos ellos fueron masacrados vivos, comidos hasta las entrañas… Cuando llegó la madre, sólo quedaban sus huesos. ¿Sabe alguien lo que es para una madre contemplar una escena así…?

Un nuevo catolicismo para España

la divina comedia-paraisoY es que los papas, los obispos, esa gente fanática que dice hablar en nombre de dios… no son más que la zorra de las patas enharinadas… que se untan las patas con harina, para que nosotros también, les abramos las puertas de nuestra alma… pero nos costará caro, nos costará el infierno… Nos costará la política, nos costará dinero… En el fondo, no hemos sido hasta ahora suficientemente listos delatando a las zorras de las patas enharinadas, delatando a los papas, delatando a los políticos derechistas… Ellos sólo usan la religión como una buena estrategia para poder comer carne fresca de los corderos que somos nosotros… pero no tienen nada más, dios no está de su parte precisamente, de hecho, luchan al lado de demonios ancestrales: los demonios de la ira, los demonios del poder no comedido, los demonios de la estupidez humana… En el fondo, son demonios muy reales… demonios que hay que combatir, y los tenemos que combatir, no renunciando a Dios, no haciéndonos ateos y combatiendo la religión… Si no encontrando al verdadero Dios, y encontrando un nuevo camino para la religión en España

El catolicismo español

Por ello, un nuevo país necesita una nueva religión. Ya Dante Alighieri en el siglo XIII se dio cuenta de esto, y se dio cuenta de que el catolicismo tradicional sería la mismísima sede del anticristo. Los hombres del Renacimiento siguieron profundizando en la nueva necesidad de un nuevo dios más verdadero, y de acabar para siempre con el anticristo, representado principalmente por la puta de Babilonia, por el Papa …

Y por eso, España debe de estar de parte de Dios, de un dios verdadero, de un Dios que combate al papa, que combate a esos que dicen ser cristianos y católicos, pero luego no respetan a nada, matan a la gente simplemente porque les gusta leer, les gusta el pensamiento crítico, les gusta en definitiva, descubrir la verdadero Dios.

Pronto llegará ese día soñado por los hombres que vivieron en el Renacimiento: un día en que Europa entera, entierre al fin a los herederos del anticristo, a los que gritaban vivas a la patria y a Dios mientras cometían crímenes inmundos… España estará de parte de dios, y eso significa que ese nido de miserables que se esconden tras la toga ensangrentada de Roma, irán al fin a ver a su jefe en el mismísimo infierno, a ese que tanto tiempo han adorado, a ese que tanto tiempo han suplicado, a ese que, aunque lo llaman dios, es el mismísimo diablo.

Por una Nueva España, en donde el verdadero dios hará justicia con los que cayeron víctimas de la zorra que se enharinaba las patas… Una España Neocatólica, una España en donde la religión se somete a los designios del poder civil… ¡eso es lo que quiere Dios!… Una nueva religión, que sabe que el diablo tiene su sede en el Vaticano, que sabe que ellos llaman dios a lo que para nosotros es el diablo, que, porqué no, tiene sus sacerdotes, tiene sus propios santos, tiene sus líderes espirituales… En el fondo volvemos a ti Padre, porque sólo tú nos has permitido ver cuan real es el destino de nuestro sueños. Volver la vista al padre, a Ti, , por haber errado, y haber rectificado, dos mil quinientos años después de tu muerte. Y tú, Jesús (nunca Cristo), por que en tu nombre, en el nombre del principal discípulo político de Él, nos quieren aún controlar, nos quieren aún esclavizar… aunque ellos están con el diablo, pero se enharinan las patas… y van de puerta en puerta intentando convencernos a todos de que en el fondo, alguien que se ha enharinado las pata  de blanco… es casi como si fuese una oveja…  como si la dulce ternura de las ubres de una madre, se pudiesen equipara a las mandíbulas desgarradoras, que nos arrancan nuestras entrañas para sólo poder disfrutar con el amargo pero dulce sabor de las entrañas ajenas…

 

Los falsos dioses son demonios verdaderos

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Sobre Alemania y sobre-vivir en Alemania (4)
  • La Divina Comedia, de Dante Alighieri (3)
  • Aprender a crear e interpretar los símbolos (3)
  • Las dos partes de nuestra alma (3)
  • Mi ética personal (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>