La timidez y la sinceridad

Todos tenemos aún reciente (a pesar de que ha pasado un año) la matanza ocurrida en Suecia, perpetrada por el tipo ese que casi se hizo famoso… Ese tío, Anders Breivik, era un psicópata además de tener otras enfermedades mentales, es graves. Por supuesto, los medios de comunicación han manipulado todo lo que han querido, y han vuelto a dar un buen lavado de cerebro a la población en general… Y es que, ese tío, sí, es un psicópata. Y el psicópata se caracteriza por una serie de rasgos: falta de empatía, crueldad; sadismo; falta de remordimientos después de cometer un asesinato o hacer daño a alguien; manipulación por doquier; y en general, son seres que son capaces de dañar a millones con tal de prosperar ellos mismos. Es curioso, que los rasgos del psicópata son muy aplicables a los medios de comunicación en general. Se puede decir que los medios de comunicación españoles, pero también de México y de muchos otros países, tienen un cuadro psicológico típico de una persona psicópata: manipulan y aniquilan con tal de prosperar ellos mismos sin remordimientos después… Y es aquí donde entran de lleno los tímidos: un psicópata no tiene ningún tipo de miedo al ridículo, ni miedo al qué dirán. Parece que un tímido no podría ser un psicópata, aunque esto no es del todo así… Pero sí hay ciertos rasgos de la timidez, que son completamente seductores y fascinantes y opuestos absolutamente a los rasgos de los psicópatas. Esa sonrisa un tanto trémula del tímido; esa mirada algo esquiva, pero que transmite una gran pasión; esas palabras un poco temblorosas, pero llenas de sentimiento… Los tímidos pueden ser las personas más esquivas del mundo; pero también las más pasionales. La sinceridad se convierte en la asignatura pendiente en la vida social del tímido… Porque también podemos aprender a ser sinceros… a mirar a unos ojos ajenos y expresar nuestros sentimientos hacia su propietario. En este artículo, la timidez y la sinceridad.

Aprender a adaptarse a las circunstancias

En casi todos los aspectos de mi vida, no puedo por menos de ir a contracorriente. Y es que, si remas al revés que los demás, los demás se suelen enfadar, y te suelen dar con el remo en las narices…la timidez y la sinceridad Si todo el mundo quiere ser sometido a un proceso de unificación general, de encorsetación en una única categoría, la modernidad, en formalización estricta y sencilla, de apariencia similar, de gustos similares, de formas de vestir similares, de ciudades similares, y a su vez, estas similares a los pueblos, de discurso político corrupto similar, de egotismo similar… yo no quiero formar parte de esta unificación. El mundo debería de ser plural: yo soy politeista, porque creo en muchos dioses… Una vez un “creyente” me acusó de ser ateo… Pero no pude por menos de defenderme y decirle: “no, yo no es que sea ateo, lo que pasa es que creo en todos los dioses”… En esos momentos es cuando uno se alegra de que ahora sea delito quemar a los herejes…

De cualquier forma, no querer ser unificado, no querer ser igualado al gran UNO, al gran Dios de la modernidad unificada, significa categorizar. Y esto es difícil de entender: algunos no pueden entender que podamos ser personas distintas en distintos lugares; que podamos tener distintos vestidos según las distintas circunstancias… y que podamos mostrar formas de comportamiento un tanto distinta según sea un momento u otro… Y es que, la sinceridad es algo maravilloso… pero imaginemos que siempre somos sinceros. Que vamos por ahí con flores en el pelo, y con un arpa, diciéndole a todo el mundo a la cara lo que pensamos de ellos, lo guapos que son, los finos sentimientos que nos despiertan el intercambiar finos anhelos…

Quiero decir, que hay momentos para ser sinceros; exactamente igual que hay momentos para ser tíos duros. Tanto en hombres como en mujeres, es muy seductor esa mezcla entre elementos distintos: en este caso, entre ser duros y ser sinceros. No debemos de ser siempre iguales… eso le resta interés al mundo. Creo que esa extraña forma de ser, entre un tío duro, y entre un tío sincero… la he dejado reflejada en mis testos… Ayer mismo, puse por ahí alguna frase poética, sincera:

– El mundo parece que se ha detenido, y nosotros, sobre la marea en donde todo el resto de la existencia se hunde, vamos en mitad del abismo de la nada

para a continuación, twittear en mi Twitter algo así como

–Hoy es miércoles. Pero las malas compañías y las buenas drogas hacen que sea incapaz ce recordar el año…

Tenemos que aprender a categorizar. Todo este blog pretende enseñar sobre todo a eso: a categorizar. Porque aprender a categorizar es ser seductores… Nadie va a aprender a ser seductor por memorizar un puñado de tretas e irse a la discoteca a ponerlas en práctica… que es la propuesta del resto de blogs de seducción que existen (menos el de Kheldar, la vida es fluir; y ha ratos el de Naxos… no conozco ningún otro blog de seducción que nos aporte de verdad algo para ser seductores, por no decir que el resto de blogs de seducción los uso personalmente para echarme unas risas…) Ser seductor es aprender a categorizar. Y ahora sí, aprendamos a ser sinceros.

Cómo ser sincero

La timidez es la enfermedad más tonta del mundo… La cantidad de oportunidades que han dejado pasar los tímidos por no atreverse a ser sinceros. A veces me he preguntado cuantas de las chicas que me han gustado me hubiesen dicho que si a una proposición de salir conmigo… Supongo que me daba miedo a ser rechazado… pero ahora incluso me gusta, me hace más interesante, que me rechacen y que yo siga como si negada… Pero es que… ahora que propongo algo de vez en cuando… no se puede decir que me rechacen mucho… Desde que perdí completamente el miedos al ridículo, no he dado con una chica que me llene tanto como para pedirla salir… Pero lo cierto es que sigo conociendo chicas, y estoy deseando encontrar a esa chica que me llene de verdad (a veces pienso en renunciar a esto, dejarlo por imposible e irme con la primera que tenga a tiro…aunque no me llene de verdad…) Y es que, la sinceridad, mirar a los ojos de alguien, en mi caso sobre todo tías (pero también se puede ser sincero con los amigos, en esos momentos en donde necesitamos apoyo o consuelo) y decirla algo mientras la miro a los ojos así como:

–Querida Nerea. Ya hace tiempo que nos conocemos… La verdad es que yo soy un chico muy tímido. Me ruborizan las mujeres bonitas… no puedo evitar ser tímido, no puedo evitar ruborizarme… Y ahora, estamos aquí tú y yo, sentados en este banco del parque… Somos amigos desde hace ya un par de semanas… Y es que, reconozco que eres muy mona… sólo estando sentado a tu lado, me entran unas inmensas ganas de abrazarte… pero no lo hago, me contengo porque soy muy tímido… Y es que, reconozco que tienes unos labios preciosos, sólo con mirarlos, me entran unas irremediables ganas de besarlos… pero agraciadamente para ti, yo soy un chico muy tímido… Y es que, no puedo por menos de mirar tu cuerpo; sólo con el echo de mirarlo, me entran unas irrefrenables ganas de juntarme contigo, tu cuerpo y el mío… pero no lo hago, porque somos amigos, porque nos conocemos sólo desde hace un par de semanas… y por que soy muy tímido. Solo con mirar tus ojos, me entran unas irrefrenables ganas de ser sincero, de decirte que me gustas, de decirte que quiero que salgamos y que dejemos de ser amigos. Y esto sí me atrevo a hacerlo… quizás luego, me atreva a abrazarte, a besarte, a juntarme contigo, y quizás nos podamos llegar a amar…

Y todo esto dicho, sin dejarla hablar una palabra entre medias, mirándola a los ojos… que tendrán cierto aspecto de incredulidad (a medio camino entre querer besarte y querer llamar a la policía…)

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Como hacer que tu vida se vuelva emocionante (3)
  • Si necesito pedir consejo ¿a quién pido consejo? (3)
  • Los tipos de personas que más gustan (3)
  • Cómo hacer estremecerse a las mujeres (3)
  • La cultura del aprender (2)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>