La vida del parado

Bien, las perspectivas económicas no son buenas. Yo ya ni quiero pensar en gobernantes, jueces, empresarios,… simplemente ellos no nos pueden joder más, no pueden llegar e intentar imponer su particular “solución final” como hizo Hitler con los judíos, en donde al final se aniquile a los improductivos parados…
Por eso, y visto que esa gente ya no nos puede joder más, sólo nos queda mantenernos como estamos… o mejor, ir hacia arriba. E ir hacia arriba no significa “pensar positivamente”, si no ponernos a trabajar para mejorar algún aspecto de nuestra vida. La clave del éxito está en lo que yo llamo “las dos T”: talento y trabajo. E incluso podemos llamarlo “las tres T”: talento, trabajo y tiempo… porque nadie puede conseguir mucho con un miserable día de trabajo. Aunque nunca se sabe, y a habido grandes inventores que inventaron aquello que les dio fama y dinero en apenas veinticuatro horas; Kurt Kobain aprendió a tocar la guitarra en poco más de un fin de semana intensivo; muchas personas pasan de la noche a la mañana de estar en la ruina a abrírsele ante ellos un mundo de oportunidades en distintos ámbitos. Pero la tercera T es importante: hay que echarle paciencia, y trabajar con paciencia además de con talento. Los resultados al fin suelen llegar… aunque parezca que no van a llegar nunca. La vida del parado… valla mierda. La inactividad suele ser el peor enemigo del parado, pasarse incluso años sin hacer nada. Y ¿por qué aunque no tengamos trabajo no intentamos hacer algo? Me ha gustado un artículo que he visto por ahí en Internet, que nos da la clave de este por qué:

Intentado lo razonable, piensas en todas esas cosas que podrías estar haciendo porque, total, para mirar al techo que menos que ponerte al día con el inglés, esa afición perdida, las tareas pendientes, los estudios inacabados, los kilos de más, la idea de negocio que siempre te ha rondado, esa novela guardada en un cajón… a veces sufres ataques de euforia, quieres abarcarlo todo, picoteas de unos y otros sin terminar ninguno, piensas mañana seguiré —que no lo harás— o, cuando al fin logras cierta constancia, alguien te dice la frase

¿Por qué pierdes el tiempo con eso en vez de buscar trabajo?

Peor aún, empiezas a decírtela tú mismo.

Extraído de http://www.versoblanco.com/2012/05/cosas-que-hacer-cuando-estas-en-paro-1.html

En este artículo, la vida del parado

Cosas para hacer cuando estamos en el paro

A pesar del texto que he cortado y copiado del blog del enlace, y con el que me he sentido tan identificado, hay que hacer cosas cuando estamos en el paro. No todo es buscar trabajo, entre otras cosas porque dedicarle más de una hora al día a buscar trabajo puede ser improductivo (puede haber excepciones): me explico, en una hora diaria dedicada a buscar trabajo ya podremos meter todos los currículums que podamos en las ofertas de Infojobs; consultaremos la página de “Portalparados”, consultaremos las ofertas del INEM, del ayuntamiento… quizás salgamos de casa para meter algún currículum en una empresa,… Y en una hora de media ya habremos hecho todo esto. Si le dedicamos más, nuestro tiempo será muy mal usado, pues las ofertas más probables y mejores ya las habremos localizado en esa primera hora de buscar trabajo; y luego, si decidimos dedicarle una segunda hora al día, nos tocará buscar en los escombros, en trabajos-basura, en trabajos que es poco probable que encontremos,.. Y para eso es mejor hacer otras cosas.

Como dicen en ese mismo artículo, es fundamental descubrir lo que terminan por descubrir tarde o temprano los autónomos: ponte un horario, como si tú mismo fueses tu propio jefe y te exigieses un horario diario. A partir de ahí irás haciendo cosas, que pueden ser según mi perspectiva dos tipos de cosas:

1. Cosas formativas: aprender un idioma nuevo, aprender una nueva habilidad, ponerte en forma, aprender a manejar una pala retroexcavadora,…

2. Cosas productivas: realizar algún “trabajillo” de unas horas, arreglar una cañería que goteaba, arreglar el coche, y sí, buscar trabajo es una cosa productiva, porque no tiene como objetivo conseguir nuevas habilidades o físicas o mentales; si no tiene como objetivo conseguir un valor económico, o sea, conseguir dinero. No hay que confundir “cosas formativas” con “cosas productivas intelectuales”. Por ejemplo, yo con este artículo no estoy formándome: estoy produciendo un bien, concretamente, un bien de tipo intelectual.

Hasta los huevos de este calor…

Las ranas son seres con un sistema nervioso relativamente parecido al de los humanos. Hay un experimento muy famoso con ranas:

La vida del paradoTenemos dos recipientes con agua. En uno de ellos el agua está hirviendo; en el otro, el agua está fría. Pero este segundo recipiente está situado sobre el fuego de una vitrocerámica. Ahora entra en juego nuestra rana (si alguien tiene alguna objeción hacia mi rana que me lo diga a la cara…). Introduciremos la rana en el recipiente número 1, en donde el agua está casi hirviendo. La rana nada más ser introducida en el recipiente, notará el dolor que causa el calor del agua y saltará de inmediato fuera del recipiente, poniéndose a salvo de tan nefasto calor que la causaría la muerte en poco tiempo. Pero al introducir la rana en el recipiente 2, en donde el agua no está caliente, nuestra rana estará encantada y se quedará en el agua tan a gusto… pero recordemos que el recipiente dos estaba situado sobe el fuego de una vitrocerámica. Ahora, con la rana dentro encendemos la vitrocerámica, que calentará el agua fría del recipiente en donde está la rana hasta que esta empieza casi a hervir. La rana seguirá en el agua a pesar de que la temperatura de esta es incluso superior a la temperatura del recipiente 1, del que la rana escapó espantada frente a una temperatura de agua abrasadora. Pero ahora la rana, al ir calentando el agua poco a poco, no se dará apenas cuenta de que su vida está en  peligro. Al final, la rana habrá muerto cocida viva en el recipiente número 2 y apenas se habrá dado cuenta. La moraleja es clara: si te joden en tu casa por estar en el paro, no te lo pienses mucho y vete de casa, o sin darte cuenta terminarás cociendo hasta la muerte como nuestra desafortunada rana.

Ser activo para sobrevivir al paro y salir de él

Dejamos las ranas y las burradas… Si estás en el paro hay que hacer cosas. Yo empecé este blog porque no tenía que hacer, y sin darme cuenta, he ido aprendiendo una profesión que incluso puede darme una salida profesional muy interesante, como blogger, como especialista en posicionamiento y marketing, como periodista digital, como escritor, como especialista en redes sociales, marketing online, nuevas tecnologías, comercio electrónico, seo, wordpress, redes de blogs, creación de marcas digitales, negocio por Internet,…

Lo que empezó siendo un afición empieza a ser cada vez más una parte de mi propio negocio de creación de marcas en Internet, redes de blogs,… De eso se puede vivir, tanto como autónomo como trabajando asalariadamente para otro. Esta aventura empezó ya hace casi un año. No es imposible que este año se consolide, al fin y al cabo, en Internet no hay crisis: el negocio en Internet sigue creciendo año tras año a pesar de la crisis.

De cualquier forma, si estamos en el paro hay que estar ocupados con algo. La inactivad es terrible, de por sí mismo es mucho peor que estar sin dinero, pues puede causar depresión y agravar el malestar por el incierto futuro. Así que todos los parados empezarán a partir de ahora a imitar a los “autónomos”, se pondrán un horario y se exigirán cumplirlo a sí mismos. Esto no sólo nos mantendrá cuerdos durante el tiempo que dure el “paro”; quien sabe si los proyectos que empecemos en ese tiempo de actividad obligatoria nos traerán nuevas oportunidades laborales y vitales.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo hacerte tu propia empresa (7)
  • Cómo hacerse famoso por Internet (vídeo) (6)
  • Cómo tener éxito económico en la vida (6)
  • La clave del éxito en nuestras ambiciones (5)
  • Optimistas contra pesimistas (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>