Las características del atractivo

Las características del atractivoHay muchos dogmas y muchas creencias populares sobre el atractivo amoroso y sexual de hombres y mujeres. A todos nos han enseñado desde pequeños por ejemplo que los ojos verdes turquesa o azul cielo son los más bonitos, los más deseados, los más atractivos… Así los hombres con ojos de color verde turquesa o azul cielo van por ahí creyéndose que tienen en su cara un elemento poderosamente atractivo que hará enamorarse a los demás de ellos; y los que tenemos los ojos marrones o como en mi caso, verde aceituna, nos creíamos que nuestros ojos no son bonitos, al fin y al cabo no hay belleza de ojos más allá del verde turquesa o del azul cielo… Pero en una encuesta se dio la vuelta a esta creencia y ahora resulta que gustan mucho los ojos de tipo oscuro, ya que mucha gente ve a los ojos claros como una mirada fría y congeladora… Entonces, ¿son más bonitos los ojos oscuros que los claros…? Tampoco… Todo eso son dogmas que nos han inculcado desde pequeños. La belleza de los ojos no tiene que ver con el color, tiene que ver con las formas de la cuenca del ojo, con la posición de las cejas, con la frente y su forma, con la separación de los ojos, con su profundidad, con su alineación respecto al eje X… pero no con el color. Nuestra sociedad está llena de dogmas sobre el atractivo, tanto referido al atractivo físico como referido al atractivo mental. Es muy importante aprender a “desensibilizarnos” de estos dogmas, yo siempre digo que la mentira debe de ser propiedad de cada uno; la verdad es propiedad de todos. No desensibilizarnos de estos dogmas muy extendidos pero sin fundamento, puede hacer que perdamos valoración propia sobre nuestro propio atractivo y eso nos lleve a no ser conscientes de las poderosas armas de seducción que tenemos, tengamos los ojos verdes, azules, negros… En este artículo repasamos unos dogmas infundados sobre el atractivo, y los aclaramos y descubrimos las verdaderas características del atractivo tanto masculino como femenino.

La sociedad de la mentira

Poderosas fuerzas en nuestros tiempos nos intentan engañar, nos intentan convencer, nos intentan confundir… Poderosos “gurús” de mucho prestigio y que oyen aplausos por casi cualquier lugar por el que pisan dan conferencia en grande salones y en ceremonias llenas de pompa y de glamour, intentando defender posiciones anticientíficas y antirracionales, como si en esta vuelta a la Edad Media científica que ellos pretende fuese toda una “salvación” para la humanidad. Ellos pretenden hacernos volver para atrás en el conocimiento, pero ellos pretenden que eso sea el inicio de una nueva “era”. Toda nuestra  sociedad está llena de creencias falsas. No me callo: si Messi es el mejor pues que él nos saque de esta crisis… Esta creencia sencilla nos puede poner sobre la pista de que nuestra sociedad está manipulada y la verdad distorsionada hasta límites insospechados. El hombre común es por lo general un amasijo de errores y de creencias falsas que ha aprendido de los media. Descubrir el error y ponernos en el camino del acierto es clave para exprimir nuestra vida hasta la última gota.

Señor, líbranos del error; y condúcenos a la verdadera realidad…

Los dogmas sobre el atractivo y su verdadera naturaleza

1. Los morenos son más guapos, los que tienen ojos claros son más guapos… El atractivo no tiene mucho que ver con los “colorines”: tiene que ver con una combinación entre un buen cuerpo y un alma profunda, simpática, agradable, con tacto pero con fuerza. Por lo general hay cierta variabilidad entre las razas humanas: los chinos y japoneses suelen tener las mejores almas pero a cambio no tienen buenos cuerpos; los negros suelen tener preciosos cuerpos grandes, voluptuosos, fuertes… Los europeos “célticos” (por llamar de alguna manera a la raza que engloba a España, Francia, Portugal e islas británicas…) somos parecidos a los europeos germánicos y los europeos eslavos, con cierto término medio entre un cuerpo hermoso, grande y atractivo; y unas almas bastante profundas… En todos los casos en el atractivo no influye los “colorines”: influye el atractivo del cuerpo y el atractivo del alma. Por supuesto dentro de cada raza hay una enorme variabilidad individual, con individuos más atractivos e individuos menos atractivos.

2. Ser calvo disminuye el atractivo. Tengo por ahí un artículo prometido sobre la calvicie… pero ya adelanto que la mayoría de nosotros lo que hacemos es llevar limitaciones mentales a nuestro aspecto físico. O sea, si yo por ejemplo tengo poca autoestima y no ligo por eso, pues no será que no ligue por tener poca autoestima, si no porque no tengo pelo… El pelo por supuesto es un elemento poderosamente atractivo… igual que lo es las manos, las piernas, el ombligo, el sentido del humor, el carácter,… Quiero decir que en nuestro cuerpo y en nuestra alma tenemos decenas de cosas que nos hacen resultar atractivos. El pelo es una de ellas, y si lo perdemos, sí perdemos una cosa… Pero una de decenas. Para recuperar esta cosa, una entre decenas, yo estoy a favor de prótesis, peluquines…(que a día de hoy son de gran calidad, tanto es así que a mí en lo personal no me preocuparía demasiado que mi novia estuviese calva pero que usase una peluca…).

3. La edad disminuye el atractivo. En lo personal, me gustan las mujeres de cierta madurez, tanto física como mental. No me gustan las mujeres con cuerpos de niños y menos aún con almas de niños.. Por eso yo las prefiero sobre 30… incluso sobre 40, 50,… No niego tampoco que quizás yo me pueda emparejar con una de 17, 18… eso nunca se sabe y mi límite por abajo es el que ponga el gobierno (de momento 13 pero lo quieren subir a los 16…), entre otras cosas porque creo que el amor no tiene edad. Ni por abajo ni por arriba. A mi me gustan las mujeres maduras, pero es cierto que mi primera opción es una que tenga 2, 3, 4… años menos que yo (aunque eso no quita que me sienta muy atraído por las mujeres maduras… creo que debido a que yo he sufrido mucho por mi propia inmadurez y tengo PÁNICO a las personas inmaduras).

4. Los tímidos no atraen. En su día yo el fóbico social que se escondía hasta de su propia sombra… me cansé de quitarle las miradas de las chicas a esos chico tan extrovertidos, tan simpáticos… De hecho a mí en su día me molestaba que atrajese a las tías, porque con mi fobia social eso para mí era incómodo, tener que casi estar en la obligación de hablar con una chica y para colmo de hablar sin “cagarla”… Los tímidos pueden ser muy atractivos o absolutamente nada. Ser tímido no tiene que ver con ser atractivo. Aunque una timidez bien entendida (mirada ruborosa, sentimientos poéticos, delicadeza…) se nos hace muy atractiva y muy sexy. Eso sí, los tímidos tienen que “despabilarse” porque si no les van a quitar las tías esos tíos extrovertidos que son muy poco seductores…

5. Lo más importante es el físico. Lo cierto es que tener un físico cuidado, un cuerpo grande pero sin pasarse, una mirada limpia y hermosa, una sonrisa bonita… Eso es todo. Una vez que ya tenemos eso ya somos físicamente perfectos. A partir de ahí todo el protagonismo se lo lleva el carácter. Se enamora y se seduce y se atrae con el carácter. El cuerpo sólo es un vehículo que es usado por el alma para desplazarse por este mundo material… Por supuesto que está bien tener un bonito “vehículo”, pero más nos vale que halla algo dentro de nuestro vehículo.

6. Las personas duras y algo agresivas son muy atractivas. Nada tiene que ver el ser agresivo con el atractivo… o sí: las personas agresivas no gustan. Recuerdo una chica del colegio que a mí me gustaba, era completamente colérica, agresiva, dura… y sí, era muy atractiva, por su cuerpo grande, por su cara roja, por sus formas tan femeninas… Esa chica era atractiva porque era atractiva. Pero su agresividad y su “dureza” la restaba atractivo. Sí, me pegaba… ella me gustaba a mí un montón, con 13 años me ponía burraco… y creo que yo la gustaba a ella y que por eso me pegaba… Pero yo aparte de haberla echado un “pinchito” si hubiese podido… no hubiese querido nada serio con una persona tan puñeteramente agresiva… Aunque fuese tan sensual, hubiese sido un infierno tener una relación con una persona tan agresiva, tan descerebrada, tan intransigente… por muy buena que estuviese…

7. Las personas delicadas no ligan. Pues parecido a antes: depende. Un poeta encantador, que tiene seguridad en sí mismo pero a la vez es sincero; que es activo pero delicado; que sabe hablar de finos sentimientos pero a su vez puede ser pragmático… puede ser alguien muy atractivo. Pero un poeta neurótico, que siempre está medio histérico como Estela Reynolds, que es medio mariquita siempre hablando de lo bonitas que son las flores; que parece incluso que en su mariconería poética ha perdido su esencia masculina y ahora se le pone la piel de gallina cuando tiene que coger una llave inglesa para arreglar el coche… no es nada atractivo. Ser fino y delicado puede resultar muy atractivo; o muy poco, eso depende. Por lo general gustan las personas equilibradas: ni muy agresivas ni que se dejen pegar; ni muy corteses ni muy bordes; ni muy espirituales ni muy pragmáticas… Suelen gustar las personas que son ambivalentes entre dos puntos. Por ejemplo, gustan los hombres que escriben poesía pero que a su vez saben arreglar el coche.

Conclusión sobre las características del atractivo

Vivimos rodeado de mentiras por todos los lados, y claro, también de mentiras sobre el atractivo. Aclarar estas mentiras es fundamental para que veamos que nosotros mismos seguramente nos hemos valorado mal respecto a nuestro atractivo. Muchos hombres se han pasado años enteros en el gimnasio creyendo que así en un futuro gustarían más a las mujeres… No sólo eso: mujeres que se inyectan colágeno con 27; hombres que se visten con cadenas para aparentar ser más duros; tímidos que no salen de casa porque se creen que no atraerán nunca a nadie; frikis que se creen que por ser imaginativos no gustarán nunca a ninguna chica… Mentiras y más mentiras, que nos hacen perder oportunidades al modo de alguien que tiene un millón de euros en una cuanta corriente pero que ignora completamente que tiene ahí ese dinero con el que podría comprar muchas cosas…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Rasgos atractivos de hombres y mujeres (8)
  • Cómo nos gustan las mujeres a los hombres (7)
  • Las claves de la atracción (7)
  • Cómo enamorar a un hombre (6)
  • Dos clases de hombres seductores (6)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>