Las distintas etapas de la vida

Hombres y mujeres de todos los países y de todos los tiempos pasan a lo largo de su vida por distintas fases. Conocer las características de estas fases es una buena forma de autoayudarnos a adaptarnos a nuestra situación actual, seamos adolescentes de 15 años o ancianos de 90. Cada fase tiene una función con respecto a la sociedad: los niños educarse, los jóvenes procrear, los adultos cuidar a los niños,… Pero el hombre es una especie que no deja de sorprendernos…

Etapas del desarrollo psicológico del hombre

1. Etapa prenatal. Esta es una fase más importante de lo que parece. En esta fase, ya nos empezamos a llenar de la cultura del país en donde vamos a nacer. Por ejemplo, mediante la alimentación intrauterina, vía cordón umbilical, el niño empieza a adquirir una preferencia por los sabores de la comida que ingiere la madre. etapas de la vidaEsto nos muestra lo importante que es la educación ya antes de nacidos los niños: si la madre tiene una alimentación saludable y equilibrada, comiendo verduras y demás, es más probable que el niño también se incline por eso mismo. También desarrolla el gusto musical en esta etapa, por lo que es igual de recomendable que la madre cuide lo que escuche, cuidándose de poner la radio comercial…(en donde suena algún buen grupo, entre muchos malos, pero a veces pasa lo que con Amaral, que terminan siendo demasiados buenos, y demasiado críticos… y son expulsados a lo “underground” y a lo indie)

2. Primera infancia. De los 0 a los 2 años. Los bebés. Pues eso, un ser que sabe poco más que comer, llorar, atragantarse con el biberón, y gatear. Pero es una fase importante, pues una adecuada educación puede hacer de las veces de una rueda de inercia. Parece que el niño no puede aprender cuando no es capaz de sostenerse de pies, pero esta es una etapa crítica: si no conseguimos que el niño desarrolle en esta etapa un interés por el mundo externo, de adulto será un individuo sin intereses destacables, más allá de escuchar la radio comercial, de bailar reggaetron al ritmo de unas litronas de cerveza, de votar en las elecciones creyendo que así le dejan participar en los asuntos públicos, o de creerse muy guay con las mujeres por tener un coche tuning… Además, es muy muy importante que se sienta querido, que se sienta el rey del mundo, si no de adulto no será capaz de desarrollar relaciones maduras y productivas con otros hombres.

3. Niñez. Desde los 2 años a los 14. En esta etapa se desarrolla unas habilidades motrices similares a los adultos. Ya no somos una especie de niño-zombie que no entiende nada y que lo poco que anda es cayéndose todo el rato y muy despacio. Aquí ya nos empezamos a parecer a los hombres. Aparte de desarrollarse nuestro cuerpo, también se producen importantes cambios en nuestro espíritu. Empezamos a razonar, ya no dependemos tanto del mundo empírico. No necesitamos poner nuestro baso de leche con Cola-Cao boca abajo para darnos cuenta de que nos hemos quedado sin merienda… La razón empieza a ayudarnos en nuestros quehaceres del día a día. Empezamos a tener inteligencia de adulto, aprendemos las operaciones matemáticas, los ríos de España (de “Euskal Herria” en las Icastolas bascas…), la lista de los reyes godos y una versión de la historia de España según Federico Jiménez Losantos… Además se empieza a desarrollar nuestro sentido moral: nos damos cuenta de que no debemos de asustar a las niñas con lagartijas por mucho placer que nos proporcione esto. A las niñas hay que respetarlas… pero es que hay tantas lagartijas…

4. Adolescencia. De los 14 años a… Bien, no hay acuerdo al respecto. Creemos que, según el hombre va evolucionando, la adolescencia y la entrada en la edad adulta se va retrasando. De normal se cree que la adolescencia llega hasta los 19, 20, 21,… pero hay autores que la alargan hasta los 25. Es muy recomendable que los niños-adolescentes no tengan prisa en hacerse adultos. Cuanto más tiempo pasemos en estas primeras etapas, tendremos un mejor rendimiento en nuestra etapa de adulto. Una etapa terrible. Básicamente consiste en estar enamorado de alguien con quien no te atreves a intercambiar una sola palabra, llegando incluso a quedarte en blanco cuando una vez se dirige a ti y te dice hola… Por lo demás, en esta etapa se forman nuestros definitivos cuerpos de adulto. Es como si nos metiésemos en un capullo… para en algunos casos salir más capullos todavía… pero en la mayoría de los casos salimos de esta etapa siendo hombres respetuosos con los demás, y listos para empezar nuestra vida de adulto.

5. Edad adulta Entre los 20-25 años, hasta los… Lo mismo que antes. En algunos casos los hombres entran en la vejez con 75, 80,…. Y en otros, empalman directamente con la niñez: se casan con 18, se ponen a engordar y a descuidar su higiene, están todo el día o trabajando o viendo la tele, se les pone los cuerpos fofos; se les quitan las ganas de sexo; empiezan a pensar que ya tienen su “vida hecha”… Pero de media, se considera que los hombres entran en la vejez con la edad de jubilación, dentro de poco a  los 75 años… Las personas que son malas se tienen que andar con ojo cuando cumplen la mayoría de edad, pues siguen siendo tan miserables como antes, pero ahora les pueden meter en la cárcel. Envejecemos lentamente, podemos llegar a ser jóvenes hasta los 60, si nos cuidamos. A partir de los 60… depende de los genes. A veces nos empezamos a quedar sordos, de tanto oír reggaeton en la discoteca. En esta etapa se supone que empezamos a tener relaciones sexuales, pero en el epitafio de algún tímido que murió de viejo se puede leer eso “muerto virgen”… En los países que no son gobernados por cretinos, esta es la edad de alcanzar también la independencia económica de los padres. A partir de los 25 empezamos a tener menos ganas de ir de fiesta, y nos empezamos a interesar por tener un piso, cuidar a los hijos, cuidar a nuestra mujer,… Hasta que llegamos a la vejez…

6. Vejez. Entre los 20 y los 100. Explico esto: algunos entran en la vejez con 20 años, y otros no entran y mueren con cien. Es en parte una cuestión de mentalidad. Aunque es cierto que en los casos en que se produce demencia senil, el cerebro ya no es lo que era… Pero si cuidamos un poco nuestro cerebro, podemos llegar hasta casi los cien años con una buena cabeza y con muchas ganas de vivir. Si engendramos a unos miserables, nos meterán en un asilo (los asilos no son malos, de hecho, yo estoy a favor… siempre y cuando no se saque al anciano de su entorno habitual, pues se suele desocializar) y nos irán a ver de vez en cuando intentando hacernos firmar un papelito con la excusa de que son firmas para salvar el amazonas… Si la cosa va bien, en esta etapa nos volvemos trascendentales, intentamos buscar el sentido definitivo de nuestra larga existencia, viendo como nuestra vida se inserta de forma armónica en ese todo que es el Cosmos. La contemplación de todo lo que hemos hecho hacia atrás, nos hace sentirnos orgullosos de haber existido, como cuando un pintor, después de meses de trabajo, se aleja por primera vez de su obra, y la contempla desde la distancia, pues ya está expuesta en la sala principal de un importante museo. Se acepta la idea de la muerte, si las cosas han ido bien.

Bien, estas son las etapas.. pero me falta una: los singles. Estos son hombres y mujeres entre 40 y 90 años que, en vez de seguir la línea evolutiva descrita en este artículo, se olvidan ya al fin de la obligación de tener que sacar sus hijos adelante y de tener que cuidar a sus parejas, y se van por ahí de marcha, hasta que el cuerpo aguante… Es un poco como volver a la adolescencia, pero habiendo perdido toda la típica vergüenza que de normal, nos hace la adolescencia muy difícil de llevar… El hombres es así, complejo, y muestra vida nos reserva muchas sorpresas, muchos amores, muchas excursiones con el imserso… No estamos acabados hasta el día que decidamos que ya no merece salir al mundo exterior a solucionar nuestros problemas. Y esto algunos lo hacen siendo ya viejos… pero algunos se rinden demasiado pronto. El hombre es un ser neoténico: los gatitos, juegan con sus juguetes sólo hasta que se hacen adultos; los hombres, juegan con sus juguetes hasta ese fatídico día en que a Fulgencio se le desvió la bola de la petanca, y terminó por dar fin a la feliz y larga vida de su compañero de juego después de haber vivido 90 años de lúcida juventud. 

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • La esencia biológica de la masculinidad y de la feminidad (1)
  • Qué hace a los hombres atractivos ante los ojos de las mujeres (1)
  • Modelos de hombres y mujeres atractivos (1)
  • Nuestra parte racional y nuestra parte emocional (vídeo) (1)
  • Cómo entender a los demás (1)
  • Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>