Las enfermedades mentales y los enfermos de depresión

Los que tienen salud mental no son conscientes que poseen el mayor tesoro que puede tener un hombre. Los que han pasado por el infierno de la depresión, por el abismo de la esquizofrenia, por el estado de guerra constante de la paranoia, saben perfectamente a qué me refiero. Los que hemos caído en alguno de estos estados no perdemos la esperanza, pero sabemos que cualquier día podemos al fin plantar la espada, dejar la lucha, entregarnos a un enemigo que puede demasiado. Es muy fácil creerse muy valiente y decir: “qué cobardes”. enfermedades mentales y enfermos de depresiónLes diría a alguien que piensa así, que meta la mano en el fuego y aguante unos segundos… cuando la quite yo le diré “qué cobarde”. Una vez, yo mismo llegué a poner la mano en el fuego y aguantar unos segundos, de la terriblemente dolorosa crisis depresiva que estaba pasando. En este artículo te contamos todo sobre las enfermedades mentales y los enfermos de depresión.

Las distintas enfermedades mentales

A grandes rasgos, los trastornos mentales los podemos dividir en tres categorías:

1. Psicóticos: son trastornos mentales caracterizados por una ruptura cognitiva con la realidad. Los enfermos de psicosis o esquizofrenia, sienten el mundo de una forma muy distinta de lo que lo hacen los demás. En el siglo XIX decían “los locos son hombres que sueñan estando despierto”. Define muy bien los brotes esquizofrénicos, es como si soñases, a veces una horrible pesadilla; otras, un dulce sueño infantil.

2. Neuróticos: se refiere a distintos estados de agitación emocional. Son típicos los brotes de ira, la intranquilidad permanente, los estados de nervios agitados. Es común que estos trastornos neuróticos se solapen con los psicóticos y con los del tercer tipo…

3. Trastornos depresivos. A grandes rasgos, hay dos tipos de depresión: bipolar, caracterizada por altibajos en el ánimo, con temporadas buenas y temporadas malas. Suele deberse a trastornos fisioquímicos en el adecuado funcionamiento del cerebro. Unipolar: es la depresión típica, normalmente causada por factores ambientales, aunque con un fuerte componente genético en algunos casos.

La vida de los enfermos mentales

Dentro de estos trastornos mentales, hay distintos niveles de gravedad A veces, hay trastornos mentales que prácticamente te arruinan la vida; pero en otros casos, se plantea una dura batalla, a veces demasiado larga. Este es el caso de las enfermedades depresivas. La depresión es un estado en el que se va cayendo poco a poco, comúnmente una mala vida termina arrastrándote al infierno de tener un cerebro alterado en su funcionamiento ordinario. A veces son otras enfermedades mentales las que causan la propia depresión, teniendo un 2 * 1…

La depresión es una guerra diaria. Sobre todo, se trata de ir avanzando un poco más cada día. Intentar volver a la ciudad de los cuerdos, con mucho esfuerzo, y sabiendo que cada día puede ser el último. Eso es precisamente lo peor de la depresión: unas tasas de suicidio muy altas, en sectores concretos de depresivos, ronda el 20 %. Los momentos en donde se producen los intentos de suicidio son en las llamadas crisis depresivas, que se desarrollan a lo largo de unos cuantos días, entre 1 y 4 de normal. Cuanto más días suman, más posibilidades hay que se de un intento de suicidio.

A la hora de tratar con a un enfermo de depresión, es muy importante tener en cuenta que se trata de un enfermo. Hay que ser con él muy suave, tratarlo de forma respetuosa en extremo. Unas malas palabras pueden desencadenar una crisis depresiva que termine en un intento de suicidio. Aunque el enfermo de depresión (y de otras enfermedades similares, casos de algunas esquizofrenias) parezca sentirse bien, sigue siendo un enfermo, y sigue teniendo una percepción distorsionada de la realidad: el mundo está como triste, y la vida parece meramente dolor. Precisamente son las personas más valiosas las que menos se quejan, por eso es con ellas con las que más cuidado debemos de tener, pues aunque se rían, etc., por dentro siguen siendo enfermos, y los tenemos que dar unos cuidados adecuados y especiales.

El fin de la depresión

En el fondo, los depresivos unipolares son, somos afortunados, pues para nosotros sí hay escapatoria. Otros enfermos mentales lo tienen peor, aunque deben de luchar igual. Esa escapatoria es un largo camino que  muchos hemos recorrido en gran parte: supongamos que vivimos en un mundo en donde se premia el valor, en donde se admira a los héroes, en donde se elogia en vez de censurar… ese mundo es un mundo de fantasía medieval. Nosotros somos un guerrero, que va con la cohorte de amigos que, como no, tienen que salvar el mundo de la fantasía. El tropel está formado por doncellas guerreros, bárbaros de cuerpos enormes, enanos, clérigos,… gente de todos los tipos. Pero nosotros somos guerreros… Un día, una de las doncellas que se dirigen al monte del abismo (evidentemente allí está el malo que hay que machacar…) se distrae persiguiendo a un conejito, con tan mala suerte que termina cayéndose por un enorme barranco. Agraciadamente consigue sujetarse lo justo. Nosotros somos guerreros, y vamos a salvarla. Conseguimos salvarla… pero resbalamos y caemos por el abismo. Abajo sólo hay una enorme oscuridad, pues en esa zona se emplaza el Bosque de las Sombras. Un tenebroso e inexpugnable bosque.

Y caemos al abismo, terminamos en ese bosque. No hay escapatoria, aguantamos la caída, ya de por sí brutal, y luego nos encontramos, que estamos heridos y en un enorme recinto del que sólo se puede salir hiendo hacia delante… Los demás miembros del tropel, harán su camino hasta allí donde acaba ese oscuro bosque, por el paralelo camino que bordea todo el exterior del mencionado bosque. Será un viaje plácido… Nosotros nos hemos caído… y si queremos salir de ese terrible bosque, lleno de dragones, demonios de todos los tipos, serpientes gigantes,… sólo nos queda como alternativa, lamernos las heridas, buscar nuestra espada, y continuar adelante…

Los demás creen que hemos muerto… pero hacemos el mismo camino que ellos, eso sí, por un lugar mucho más doloroso. Al final del camino, en donde empieza las montañas y acaba el bosque, nuestros antiguos aliados llegan felices, plácidos por un camino tan hermoso… un camino que han tardado años en recorrer… pero ha sido puro gozo: buena comida, sensualidad de las doncellas guerreras,… Al final del camino se ve el frontal del terrible bosque… siempre lo han tenido debajo pero al final se lo encuentran de frente… y de repente, algo se empieza a agitar en lo profundo del bosque… algo se mueve, hay un estruendo tremendo, luego un silencio, algo oscuro se ve a lo lejos, y se dirige al final del bosque, en donde está el tropel de guerreros.. Los guerreros se asustan y se preparan para lo que venga… cuando ven de que se tata, no se lo pueden creer: es el guerrero caído hace años… Pero parece transformado: sus ojos brillan de una forma especial, y con tanto combate durante años, ahora es uno de los mejores guerreros de toda la tierra…

El guerrero sale al fin del bosque… como si no tuviese aire.. como si algo lo hubiese perseguido durante todo este tiempo. Es un pequeño alivio al fin estar fuera del bosque del dolor… pero el guerrero no se puede relajar… pues efectivamente lo perseguía un dragón enorme… que también sale a la explanada que hay entre el final del bosque y el principio de las montañas… El guerrero lo ha conseguido, y fuera del bosque el dragón es débil… se da la vuelta con gallardía, y ahora sí después de huir de él durante años… se dispone a terminar al fin con él. Cuando tiene el cuello del dragón a un único tajo de su espada… el guerrero ve que en el fondo el dragón tiene miedo… ve que el dragón lo ha hecho  fuerte, y que en el fondo, es una pobre bestia que también a sufrido… lo perdona la vida, y el dragón huye despavorido al interior del bosque.

Porque estamos más allá del hombre, porque somos guerreros, porque somos destino.

Pueden porque creen que pueden

Virgilio

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo curar la depresión (7)
  • Consideraciones generales sobre la depresión (6)
  • Consejos para superar una crisis depresiva (6)
  • Las personas tóxicas (6)
  • Nosotros los suicidas (6)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>