Ligar por Internet versus ligar en el mundo real

Pues parece que mis artículos van últimamente de posiciones muy enfrentadas entre ellas… Se ha puesto de moda esas páginas de ligar por Internet, tipo Meetic, Badoo, E-darling… En la publicidad de la tele dicen que estas páginas son lo más y lo mejor para encontrar pareja… ¿Es esa publicidad real o engañosa? Pues lo cierto es que la publicidad es sólo eso: publicidad. A veces el producto final tiene mayor o menor parecido con lo que nos habían venido. ¿Y de verdad se liga mucho por esas redes de ligar? Pues desde luego a base de trabajártelas un poquito, puedes terminar por sacar alguna cita con alguna chica (o chico, aunque hay una fuerte disimetría en función de si somos chicos o chicas en esas páginas). De hecho, se dice que Internet está presente en 1 de cada 3 parejas que se crean a día de hoy. Pero no nos equivoquemos: eso no significa que 1 de cada 3 parejas se conozcan por redes sociales tipo Meetic, Badoo y similares. Esas 1 de cada 3 parejas que para que se conozcan es fundamental Internet, abarcan todo: el Facebook, el Twitter, (puto twiter nunca me acuerdo de cómo se escribe…), las páginas de amistad, los foros, las redes sociales de intereses comunes… ¿Y en total, qué porcentaje de este 1 de cada 3 parejas que se conocen por Internet se conocen por redes tipo Meetic o Badoo…? Ni remota idea, por estimaciones a ojo calcularía que un 20% de ese total como mucho. En este artículo, ligar por Internet versus ligar en el mundo real.

Mi primer acercamiento a las redes sociales de ligue

Yo recuerdo la primera chica que yo conocí a través de una de esas redes sociales (Meetic). yo contacté con la chica (era la primera que intentaba contactar, con lo que a la primera ya saqué la cita…) y resulta que ella vio que teníamos muchos intereses en común… así que decidimos conocernos. En la primera cita me dejó plantado… pero se la había olvidado así que concretemos una segunda cita.Ligar por Internet versus ligar en el mundo real Y ahora sí la conocí… ¡yo iba a conocer al fin a la que quizás fuese la primea chica con la que yo saldría en mi vida…! Pero la cosa no fue bien, yo estaba en la barra del bar en el que habíamos quedado tomándome un cubata… (para relajar los nervios…) y una cosa se me apareció por mi flanco izquierdo, era una mano que me tocaba, y que correspondía a una especie de mujerzuela de escaso talle, pequeña pero guapa de cara (era lo único de lo que era guapa…), y tirando de mi con dulzura, y con una cara muy seca, me decía que si no era mejor sentarnos a la mesa que había por allí cerca en lugar de estar en la barra… Lo primero que pensé es ¡por dios hija, primero salúdame y presentémonos y luego propones en donde nos sentamos…! Total que al final nos tomemos un par de cervezas en una hora de charla en la que se enfadó conmigo por no sé que dije yo de Schopenhauer (ambos éramos licenciados en filosofía, aunque a mi ya me retiraron el título por escribir sobre ligar y sobre mujeres…) Y al final ella, más pija que un ocho, se fue a saludar a unas amigas pijas que había conocido. Yo la despedí y supe que me daba igual si la volvía a ver o no porque me pareció una mujer espantosa…

Mi experiencia en las redes sociales de ligue no empezó bien. Pero luego la cosa cambió para peor aún… por lo que yo puedo afirmar categóricamente que no he sacado nada medianamente bueno de esas redes sociales de ligue. No hace falta que los comerciales de esas redes sociales entren en mi blog para decirme lo equivocado que estoy: ya digo yo que estoy equivocado. ¿Por qué? Pues porque después de mi infructuosa cita, yo apenas volví a entrar por esas redes porque creía que siempre me iba a pasar lo mismo… Por eso, yo he estado haciendo un experimento en los últimos 10 días, para ver el verdadero potencial de esos sistemas de ligue.

El experimento con Badoo y Meetic

Y he elegido como páginas de ese experimento, a Badoo (gratis) y a Meetic (de pago, pagué casi 40 euros por tres meses, era una oferta, porque si haces el perfil y pagas inmediatamente, pagas más; pero si esperas una o dos semanas, te llega una oferta en donde se te rebaja la cuota por una temporada). Por supuesto que todo depende del entorno, de la ciudad en la que estamos, no es lo mismo querer ligar en una ciudad de 40.000 habitantes que en una de siete millones. En mi caso, yo he “ciberligado” por la ciudad de Salamanca y su área metropolitana, llegando incluso a la ciudad cercana de Valladolid. Salamanca con área metropolitana tiene unos 200.000 habitantes, por lo que es una ciudad de tamaño medio para el nivel de España.

Hice perfil en las dos redes sociales, en Meetic y en Badoo (este último ya lo tenía hecho). Y decidí dedicarle todos los días media hora a “trabajarme” a las chicas. Simplemente yo contactaba o intentaba contactar con alguna chica a través del chat, que estuviese conectada. No siempre contestan, ni en Meetic ni en Badoo, debido a que se sienten algo acosadas debido a que hay siempre más chicos que chicas y ellos son muy activos con ellas, y ellas filtran esos mensajes y deciden a quien contestan y a quien no. Yo contactaba o lo intentaba con chicas, entre 2 mínimo y 5 máximo por día. Obtenía de media unas 4 visitas a mi perfil (90% de las chicas que contactaba me miraban el perfil), y alguna que otra me contestaba (un porcentaje menor que ese 90%). En total, esto, entre mandar los mensajes y esperar a ver si me contestaban, me tiraba una media hora al día

Yo hace unos meses hice eso mismo, entonces sólo con Badoo, que lo trabajé por una semana. ¿Qué saqué de aquella semana en Badoo? Pues hice dos amigas, las cuales estuve a punto de conocer a las dos (una me lo pidió ella a mí incluso) pero no pude conocer a ninguna… ¿por qué? pues porque una de ellas lo dijo claro: soy un hombre… (!!!!!) como diciendo que por eso ella no se fiaba de mí. La otra más o menos la pasó lo mismo… Me he dado cuenta que tendremos que ser perseverantes para sacar al fin la cita. De media, creo que de cada dos amigas que hacemos (o sea, esas chicas con las que conectamos más), podremos sacarla la cita a ciegas con una de ellas. Por tanto, en una semana de “trabajo” de la forma descrita, podemos hacer dos amigas; y llegar a conocer a una de ellas. Pero por supuesto, eso no significa que cuando conozcamos a la chica nos gustemos y surjan corazones alrededor nuestro y nos enamoremos el uno del otro perdidamente… A lo mejor pasa eso; pero a lo mejor pasa lo que me pasó a mí cuando quedé con esa víbora que por poco me muerde…

El resultado de estos diez días de Meeti-Badoo (los convino, hay más chicas en Badoo pero también más competencia masculina), ha sido parecido: 40 visitas de chicas a mi perfil (casi todas atraídas por mis mensajes de chat, pues yo he sido activo), unas decenas de respuestas, y en definitiva, tres amigas con las que he conectado más. ¿Qué ha pasado con estas tres amigas? Aún no lo sé. Una de ellas no tiene mucho interés en seguir con Badoo, pero es posible que la termine conociendo, es preciosa y mi preferida, nos decimos algo el uno al otro, tiene 25 años y está bien buena… La otra tiene cuarenta años… y por eso creo que ninguno de los dos, ni yo ni ella, tenemos mucho interés el uno en el otro. Y la otra, fue lo más rápido: hablemos una tarde, y al final ella dijo que prefiere los hombres mayores que yo, yo no quise presionarla así que nos despedidos, pero pudimos haber quedado en esa misma tarde, aunque ella efectivamente temía a los hombres muy jóvenes porque los veía como inmaduros y decía que había tenido ya malas experiencias.

Conclusión sobre ligar por Internet versus ligar en el mundo real

Como podemos ver, se puede conocer chicas por Internet. Ellas son las que deciden en esos sitios de ligue si te contestan; y luego si siguen hablando contigo; y al final, si permiten que las conozcas. Pero el hombre debe de llevar la iniciativa en esos sitios mediante los mensajes de chat. Lo cierto es que lo de conocer gente por Internet en sitios de ligue, puede ser un buen complemento… pero yo prefiero conocer a gente en cursos, mediante amigos comunes, mediante el “sargeo diario”, o simplemente dando rienda suelta a nuestro instinto de socializar y hablar con chicas, hacernos amigos de ellas allí donde nos las encontremos, quedar como amigos, y poco a poco a veces va surgiendo algo más que la amistad. Es cierto que yo no puedo condenar el sistema de ligar por Internet porque yo le he dedicado a ello un total de dos semanas contadas… y he podido conocer hasta 10 chicas (sin contar con las que conocí antes cuando mi primera inscripción en Meetic) por lo que no es suficiente para saber el resultado real de esos sitios. Pero ya hemos advertido de dificultades, como que las chicas a veces temen el momento de la cita a ciegas (o a lo mejor es que yo tengo cara de malo…), cosas que no nos pasarán si hacemos amigas en el mundo real y luego simplemente nos ligamos a nuestras amigas. Son dos sistemas distintos.

Un reto para que vosotros mismos decidáis si es mejor ligar por Internet o si es mejor ligar en el mundo real

 

Yo os propongo un reto para que decidáis por vosotros mismos cual os conviene, o si os conviene usar los dos sistemas para ligar y combinarnos ente sí:

1. Haz durante diez días lo mismo que he hecho yo, hazte cuenta en Badoo (o similares, no sé qué redes sociales de ligue gratuitas o de pago hay en Latinoamérica), y dedícale media hora al día a “trabajar” e intentar contactar con chicas con las que luego puedas tener una cita a ciegas.

2. Durante diez días, por un espacio de una media hora o una hora al día, ve a sitios, a conferencias, a cursos gratuitos de tu ciudad, sal al parque a tomar un helado, apúntate a actividades en tu ciudad (Internet puede usarse como guía para ello), y “chatea” con chicas  en directo, entabla conversaciones con ellas,  intenta meterlas en tu mundo…

A ver qué sistema os resulta mejor de los dos…. o si os conviene combinar ambos sistemas.

Para aprender a ligar y enamorar a esas chicas que se cruzan por nuestra vida, aconsejamos nuestro e-book De Poco Sociable a Seductor en dos meses. 

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo quedar con una chica (10)
  • Páginas webs para ligar por Intermet (8)
  • Relaciones virtuales versus relaciones reales (8)
  • Dos grandes formas de entender la seducción (7)
  • Cómo ligar con el Facebook y con las redes sociales (7)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>