Los 10 puntos clave que te ayudarán a cultivar tu inteligencia emocional

Se habla mucho últimamente de inteligencia emocional. Antes sólo se distinguía entre personas inteligentes y personas no inteligentes, pero varias obras de psicólogos influyentes han terminado haciendo saltar a los titulares de la actualidad la importancia que tiene los distintos tipos de inteligencia. Y es que una persona puede ser un auténtico genio en las matemáticas, pero comportarse como un cretino en el día a día. Es interesante el caso de Albert Einstein, que junto a sus textos en donde explica de forma apoteósica el complejo y bello funcionamiento del universo y de la materia, están sus cartas sobre lo que piensa de las mujeres. Más que Albert Einstein, un hubiese pensado que estas cartas las ha escrito un cretino absoluto. Sinceramente admiro a Einstein, pero si a mi me dice a la cara la mitad de las cosas espantosas que dijo sobre las mujeres, creo que lo hubiese tumbado de un puñetazo.

Diez puntos claves para desarrollar tu inteligencia emocional.

cultivar la inteligencia emocional

1. Lee un libro. No me refiero a que leas un libro y ya está. Me refiero a que cuando te pregunten: “¿Qué libro te estás leyendo actualmente?” siempre tengas un título distinto que decir. Dedícale una o dos horas al día a leer, lee lo que te guste, tanto ficción como no ficción. Sólo por el mero hecho de leer frecuentemente, se te pegará el lenguaje del autor que estés leyendo, y hablarás como todo un catedrático de literatura. El resultado es inmediato, pero cuanto más tiempo pases con ese libro junto a la mesilla de noche, más notarás los beneficios de la medicina del alma.

2. Piensa todos los días, dedícale un tiempo distinto a pensar sobre esos problemas que sabes que tienes que solucionar. Piensa tu vida, sobre tus relaciones con los demás, sobre política, sobre arte,… Aprende a dedicarle todos los días media hora a pensar. Es conveniente tener una rutina para pensar, por ejemplo, yo antes pensaba en la cama, justo antes de dormirme… Puedes pensar donde más cómodo estés, por ejemplo, en ese cómodo sillón de ese apartado salón de tu casa, mientras te relajas fumándote un puro y tomándote un café.

3. Aficiónate a un arte. No me refiero en calidad de contemplador de arte. Me refiero como creador: aprende a escribir novela; aprende a pintar con acuarela los paisajes de tu pueblo de verano; aprende a componer melodías con el ordenador; aprende a tocar la guitarra y hacer de ti todo un cantautor; aprende a decorar casas hasta llegar a dejar alucinados a los visitantes de tu casa-obra de arte; aprende a hacer esculturas abstractas, en donde dejarás impreso el significado de tu alma,… Con que elijas una de las cosas que he mencionado, es suficiente. Es cuestión de aprender a hacer una de estas cosas, y luego cultivar tu alma con esta nueva afición. Tardarás en aprender a hacer estas cosas que he mencionado un par de meses de media, y luego es cuestión de hacer de ti todo un artista…

4. Aprende a relacionarte con los demás. Por ahí hay artículos sobre sociabilidad. Debes de aprender a demostrar el trato de todo un gentleman cuando te relaciones con los demás. La mayoría de la gente son unos insensibles cuando se relacionan con los demás, si aprendes a respetar las distintas sensibilidades en tus relaciones sociales del día a día, habrás tocado de lleno el corazón de la inteligencia emocional.

5. Hazte excursionista. El contacto con la naturaleza desarrolla nuestra sensibilidad ante la belleza. Planea una excursión al campo: elige un día, propónselo a unos conocidos que te quieran acompañar; elegir juntos el itinerario; pactarlo todo de antemano: tal día iremos a la montaña palentina. Saldremos a tal hora de casa con los coches y llegaremos a Villaberzas a tal hora. A partir de ahí, seguiremos el itinerario que hemos marcado en el mapa. Atravesaremos este bosque, luego esta gran altiplanicie y bajaremos por entre los bosques y campiñas de la ribera baja, para terminar a las dos de la tarde en el mesón “la rueda” de Villaberzas… Planea todo, empápate de esa sensibilidad, de esa antelación del placer que te espera en el contacto con la naturaleza.

6. Cultiva tu relación de pareja. Estremece a tu pareja con sorpresas, como una rosa en ese día que sabes que es especial para ella; cuídate tú físicamente, lo mejor que puede tener tu pareja es un hombre-mujer que esté bueno-a… Ve a esa tienda de vestidos que sabes que es carísima con tu pareja, haz que se pruebe ese vestido que sabes que le apasiona. Y luego di: “demasiado caro…” Os vais a casa los dos juntos, con la pena de tu chica de no haber podido adquirir ese vestido… pero cuando llega a casa… ese mismo vestido le está esperando extendido sobre la cama de matrimonio… Nunca verás unos ojos de mujer como esos…

7. Aprende a comprender a los demás en vez de a criticarlos. La gente verdaderamente sensible, critica lo justo, más que nada se limita a comprender, a entender por qué los demás hacen lo que hacen, incluso cuando los demás hacen cosas de dudosa moralidad, como cogerte el coche sin permiso y estrellarlo contra un pino… Esto no está reñido con poder criticar después, pero primero comprende a la gente, ponte en su lugar.

8. Hazte hindú o budista… Esto suena un poco bestia, pero ninguna sabiduría humana a adquirido tal sensibilidad hacia la vida o hacia la muerte como estas dos hermanas sabidurías. Por ahí tengo algún artículo al respecto. El cristianismo es una buena opción también… pero sólo el cristianismo renacentista, que ama todo, que lo entiende todo, que no cree en el demonio pues todo tiene que devenir de lo puro… El cristianismo renacentista se parece mucho al hinduismo.

9. Organiza tu vida, organízate a ti mismo, cuida tu cuerpo y tu alma. Una persona de vida desordenada es una persona muy predispuesta a ser emocionalmente un imbécil. Ten tu vida en ese lugar que puedas decidir: ahora vivo como quiero vivir. Organiza tu mente, haz deporte, cuídate, cultiva tu físico, pero nada de hacerse “culturista” esto es caro en tiempo y en dinero, y no es necesario para gustar a las mujeres… de hecho, es contraproducente. Pero sí cuida tu cuerpo con algún deporte regular. El deporte también desarrolla la inteligencia emocional, pero sólo si lo practicas tú y no lo ves por la tele…

10. Reconoce tus emociones. Aprende a enumerar las distintas emociones que eres capaz de experimentar. Cuando las experimentes, dale un nombre y piensa qué se siente. Prueba nuevas experiencias que te gana sentir todo el elenco de emociones, como saltar en puenting o hacerte comercial a puerta fría… Prueba todo (sin hacer locuras, que no son típicas precisamente de personas sentimentalmente maduras…) siente todo, respeta a la gente, no tengas ideologías criminales, como ser independetista o algo así. Aprende a sentir todo, la fría mañana, el paso de las estaciones, la diferencia de sentimientos que hay por ejemplo entre ir al trabajo por la mañana y venir del trabajo por la tarde. Habla de estas sensaciones con los demás, verás como cada vez eres más sensible, por tanto, más valioso y con más posibilidades de tener éxito en la vida. Este es el punto cúlmen del curso (pues sí, en 3 minutos se puede leer todo un curso… pero luego tienes que ponerte a practicarlo)

Cuando hallas pasado haciendo un tiempo todo esto, verás que diferencia. Habrás hecho de ti el hombre-mujer más sensible que puedes ser, y eso es uno de los principios del éxito social y económico.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cinco cosas que dificultan ligar (4)
  • ¿Ligan más las personas inteligentes? (3)
  • Cómo ser escritor y la Teoría de la Evolución (3)
  • Las claves para encontrar el amor con Inteligencia y Acción (dos tíos muy brutos…) (3)
  • Tres verdades y mentiras sobre nuestra psicología (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>