Los amigos interesados y la verdadera amistad

Desde luego en mi periplo por el estudio de la sociabilidad, la amistad, los amigos… ha ocupado un importante espacio de reflexión personal. Cuando somos niños, en el colegio, en el instituto… e incluso en la universidad, casi todos tenemos amigos. Según pasa el tiempo, es común que los amigos vallan desapareciendo. ¿Por qué pasa esto? De alguna manera cuando somos niños y por ejemplo, entramos en el colegio para pasar ahí 8 o 10 años, es normal que terminemos haciéndonos amigos especiales entre esos compañeros con los que encajábamos especialmente bien. Digamos que el colegio, el instituto… es como una cárcel de la que no podemos escapar, y al no poder escapar pues las relaciones con otras personas se estrechan. Pero con el tiempo, cuando vamos teniendo más libertad, de alguna manera es más difícil hacer amigos fijos, y a veces parece que vamos por temporadas con unos, y por temporadas con otros, y que como hay tanta “libertad” simplemente interesarás como “amigo” a alguien durante un tiempo, hasta que a este “amigo” le salga algo mejor, una oferta mejor… ¿De verdad la amistad es tan interesada? En este artículo, los amigos interesados y la verdadera amistad.

El egoísmo y la amistad

Casi todo el mundo coincide en considerar a la amistad como uno de los valores supremos. Con los amigos nos divertimos, nos apoyamos en ellos en los malos momentos, nos consuelan, nos animan, nos dejan contarlos los problemas y nos hacen sentir esa sensación tan agradable de estar socializados y de pertenecer a la sociedad. Pero también es verdad que la amistad es un ámbito de la vida humana que siempre está constantemente salpicado de celos, de riñas, de abandonos, de interés… La lealtad no suele abundar demasiado a día de hoy, en la época en donde nos terminaron convenciendo de que cuanto más mamones y más egoístas éramos más prosperaríamos individualmente…Los amigos interesados y la verdadera amistad Pero esa ilusión se desmoronó con la burbuja inmobiliaria y vimos que el mamoneo a largo plazo perjudicaba a la sociedad como un todo y hasta los egoístas ciudadanos tuvieron que empezar a ver que si miraban sólo por ellos mismos en realidad al final hasta ellos mismos saldrían perjudicados.

Con este panorama, no es extraño que en nuestra sociedad a veces abunde unos amigos “de quita y pon”. En el grupo de amigos que tengo yo (o los grupos), estoy cansado de que intenten entrar gente que va a lo que va, o sea, que no le interesa para nada la amistad, que no quieren saber nada de ti si eres del mismo sexo, que va al grupo a ver si hay una chica mona para ligársela… pero que su concepción de la amistad es puramente esa: eres amigo mío sólo hasta que me presentes a tu amiga y me la ligue. Luego ya no eres mi amigo. ¿De verdad son los humanos tan egoístas?

Pues tendríamos que entrar en estudios sociológicos y estadísticos. Estos estudios nos dicen más o menos cómo es la moralidad individual de los ciudadanos. A grandes rasgos, según estos estudios, hay un 4% de hombres y de mujeres que son algo así como el diablo disimulado en cuerpos de humanos, o sea, hombres y mujeres de gran maldad que no son capaces apenas de disimular su maldad. Quizás estos coincidan con el perfil clásico del psicópata y de la persona inmoral por naturaleza (he estado viendo antes un vídeo de los 7 mayores genocidas de la historia, como Leopoldo II de Bélgica, y ellos encajarían en este perfil, personas sin escrúpulos y sin conciencia ninguna). Y por el lado de arriba, los estudios dicen que el 20% de la gente es justo al revés: son ángeles travestidos de humanos, de una actuación moral  impecable, siempre buenas personas, siempre responsables, siempre compasivos y siempre pensando también en los demás. Esto es una buena noticia: hay más gente que es completamente buena que gente que es completamente mala (20% frente a 4%). Pero ¿y donde está el resto de la gente, el 76% que queda? Pues en un nivel más intermedio suponemos.

Según parece, la mayoría de la gente se suele dejar arrastra por las circunstancias. Si el 4% de la gente totalmente mala es siempre mala; y el 20% de la gente totalmente buena es siempre buena; pues el 76% de la gente restante se dejan llevar por las circunstancias. Precisamente este hecho explica por qué hay a día de hoy una concepción tan egoísta e interesada de la amistad: la sociedad nos ha inculcado eso, prospera tú, jode al de al lado para prosperar más, y cuanto más hagas eso mejor te irá a ti aunque sea a costa de perjudicar al de al lado. Esto explica por qué en ciertas tribus africanas hay una concepción casi sacral de la amistad y de los amigos; y por qué en nuestra egoísta sociedad española la amistad más que nada es un fin instrumental para conseguir otra cosa, sea una chica, un día divertido… o lo que sea, pero cuando tenemos lo que queríamos, ya olvidamos a la amistad porque nos han enseñado eso, a ser interesados y pensar sólo en nosotros, y ya decimos que la mayoría de la gente se deja arrastrar por las circunstancias.

Cómo tener buenos amigos

Lo positivo de esto es que podemos intentar invertir un poco la tendencia del egoísmo, en la amistad y en la sociedad en general. Nos dejamos arrastrar por las circunstancias negativas, pero lo positivo es que también nos podemos dejar arrastrar por las circunstancias positivas. Es cuestión de empezar a generar nosotros mismos una inercia positiva, de buena amistad, de buenos amigos, de lealtad, de no interés y de no uso instrumental de tus amigos… Así iremos creando poco a poco nuestro peculiar grupo de amigos que a su vez se irán dejando arrastrar por estas circunstancias positivas. Al fin y al cabo, los egoístas siempre se perjudican a ellos mismos por encima de a cualquier otro. Esa es una lección que estamos aprendiendo en la sociedad española a base de tasas de paro brutales. Esperemos que al menos no olvidemos esa lección, que las hormigas llevan en su sangre y que nosotros debemos de llevar en nuestra cultura: beneficia y se justo con los demás y te beneficiarás y habrá justicia contigo. Y además, tendremos ese gran tesoro que es un buen grupo de amigos que te hará la vida más feliz y más plena.

Para saber los secretos de la amistad y de la sociabilidad, aconsejamos nuestro e-book De Poco Sociable a Seductor en dos meses. 

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo quedar con una chica (5)
  • Relaciones en la red (5)
  • Las relaciones con los amigos (5)
  • El nuevo año de un blog para aprender a vivir (5)
  • Cómo acabar con la timidez (5)
  • Comments

    • Johana dice:

      Me encantaron esas reflexiones

      • Juan Ángel dice:

        Sin ir mas lejos esta tarde he perdido el amigo de toda la vida por su puro egoísmo, siempre disfrutamos de una gran amistad y por eso siento perderlo, pero por otro lado siento un cierto alivio.

        • Ana Belén dice:

          Yo acabo de hacer lo mismo hoy. Me siento como tú, dividida: triste y aliviada. La vida es tan paradoja que solo podemos decidir cómo vivir sin saber cómo…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>