Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (primera parte del 1 al 5)

A día de hoy se ha disparado el número de personas que permanecen sin pareja pero que desearían tener pareja. El alto índice de rupturas precipita esta situación que contrasta con la situación que había en otros tiempos, en donde la gente se emparejaba muy joven y permanecía así durante toda su vida (al menos hasta que alguien de los dos enviudaba). En España el índice de divorcios es de los más altos del mundo, con porcentajes que superan el 60%. Sería interesante buscar las causas de esto, quizás tenga que ver con nuestra sociedad hedonista y egoísta, en donde se premia el tener por encima del ser. Pero analizar esto no es el objetivo de este artículo… En este artículo simplemente pretendo recopilar los diez grandes errores que cometí yo cuando he estado buscando pareja. Intento no mezclar demasiado mi vida personal con este blog que crece en visitas. Así que intentaré no ser demasiado personal en este artículo (dentro de lo que cabe) además de no decir cual es mi situación amorosa-sentimental (al menos de momento…).

Cinco grandes errores que he cometido en mi búsqueda de pareja

1. Despreciar a determinadas mujeres sin conocerlas del todo. Ya saben los lectores que yo soy un gran defensor de las mujeres… pero a la hora de emparejarme, he sido a veces tan puñeteramente escrupuloso, que he rechazado demasiado rápido a mujeres que se interesaron por mí pero a las que yo no vi como lo suficientemente “perfectas” para mí. Esto me costó el mayor disgusto sentimental de mi vida, desde entonces sé que hay que esperar un tiempo para saber si alguien nos gusta de verdad o no. Sí, es cierto que las primeras impresiones son importantes (dentro de la primera hora de conocernos); pero una vez que esas primeras impresiones son salvadas, se trata de conocerse más en profundidad para saber cuanto nos gustamos. Es como la música que aunque a lo mejor una canción te guste mucho al principio, a lo mejor en poco tiempo esa canción no te gusta nada. Aunque sí es difícil que algo que no nos gustó al principio nada, con el tiempo nos termine gustando.

Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja 1-5

Penywise

2. Pretender ligar en discotecas. Pues sí, yo sé perfectamente que hay gente que liga en discotecas y que encuentra novia en discotecas… Pero yo, por mi forma de ser, culto, poeta, artista,… no encontraré demasiadas mujeres en “mi honda” en las discotecas. El sábado pasado salí de nuevo (después de mucho tiempo) a una típico disco en donde ponen música electrónica, reggaeton… y cosas por el estilo, y me dio por mirar a todas las chicas que había en el local… Ahora interpreto mejor que nunca las caras de la gente, y yo vi en esas caras a personas muy distintas a mí. Al final me di cuenta que en toda la discoteca (sin contar a mis amigas con las que estaba, y que quedan aparte) sólo me gustaban dos chicas, que casualmente eran las camareras. Y esto me pasa mucho: comúnmente sólo me gustan las camareras de las discos… (no todas ni mucho menos). ¿Por qué? Sospecho que como las camareras están allí por obligación y no por diversión, pueden ser personas muy distintas a las que van por diversión a las discotecas. Quizás personas como yo, que las gusta la literatura, las artes, salir a tomar cervezas y a divertirse por la ciudad… pero no salir a discos oscuras en donde ponen música que no te dice nada y donde la gente va a divertirse emborrachándose y poco más… (a mí me encanta salir por ahí, pero las discos… no las trago ahora mismo en esta época de mi vida, sólo voy por que van mis amigos). Si de verdad queremos encontrar gente compatible con nosotros, nada mejor que ir a sitios en donde podamos encontrar gente parecida a nosotros (normalmente las camareras están demasiado ocupadas como para dejarse ligar por nosotros…).

3. Precipitarme. Pues esto es un defecto congénito que tenemos todos los machos, supongo que es eso de “culo veo culo quiero”… Pues sí, los hombres estamos más “programados” para dejarnos guiar por un físico bonito de una mujer. Y cuando vemos a una mujer bonita pensamos “es el amor de mi vida”. Pero no… porque aunque esa chica tenga un físico bonito, a lo mejor es muy distinta a nosotros en cuanto a carácter, y no es compatible con nosotros por carácter. En cambio, las mujeres no se dejan arrastra tanto por un físico, para enamorarlas a ellas nos tenemos que dejar conocer por ellas, que conozcan nuestro carácter, nuestra forma de ser, nuestra forma de vivir… Lo he visto mil veces: ellas conocen un tío físicamente agradable, y ellas no se inmutan demasiado por ese tío; pero cuando lo conocen de carácter, ellas, que parecían que no mostraban mucho interés por este chico de físico agradable, pues cambian completamente y cambian su medio indiferencia medio desprecio hacia el chico; por una acritud de interés y de esas típicas miraditas furtivas de deseo. Pues eso, que yo como buen tío pensaba “jo qué buena está esta, será el amor de mi vida”… Pero al madurar me di cuenta que el amor de nuestra vida es un alma bella y no un cuerpo bello.

4. Quedarme parado después de una decepción amorosa. Pues a veces cuando estamos a punto de empezar con una chica, y al final no pasa nada, pues uno se queda dolorido, se queda melancólico, se queda meditabundo… y puede pasar así muchos meses. Para evitar que nos pase esto, nada mejor que pensar que aunque hayamos perdido una oportunidad  muy buena con una chica, si nos movemos, si vamos a sitios, si conocemos a chicas… podemos tener otras oportunidades que pueden ser incluso mejor que esta oportunidad perdida. Moverse, moverse y moverse, conocer mujeres, hacer amigos y amigas, conocer gente, ir a sitios, abrirse a los demás… y moverse, y así surgirán nuevos amores en nuestra vida.

5. Hacerme el chulo o el romántico. Esto está un poco relacionado con el punto 3, y con el precipitarse. Digamos que yo ha veces puedo ser el tío más chulo y bravucón del mundo; y a veces también puedo ser romántico, detallista, sensible… Pero eso solo son pequeños momentos. El resto del tiempo soy yo mismo, una persona ‘má o meno’ normal, que tiene su forma de ser, que se comporta de forma neutra… Pero claro, yo al principio, cuando no sabía nada de mujeres ni se seducción, pues me hacía caso de los “gurús” y al conocer a una tía buena, pues iba de chulo, de makarrilla… O peor: iba de romántico, de hombre sensible… En ambos casos las asustaba… ¿Por qué? Pues por que las chicas esperan que un hombre al que acaban de conocer se comporte como una persona normal, y no como Schwarzenegger en Terminator 2 o peor: como Bertín Osborne al conocer a una mujer… romanticón, tontorrón, acaramelado… Esas no son formas de comportarse con una chica a la que encima acabas de conocer… total que al final las asustaba… y luego me podía costar convencerlas de que yo no soy un completo gilipollas, si no que simplemente le hacía caso a unos tíos de Internet que se llamaban “gurús de la seducción” y que por eso yo quedaba como un completo capullo… ¿De qué forma hay que comportarse para gustar a una chica (o chico)? Pues para seducir no hace falta ser un superhombre, ni un romántico, ni la redención de una humanidad futura que ha sido esclavizada por las máquinas… Es más sencillo que eso: se trata de ser normales, de comportarnos como lo hacemos en el día a día, y de que a la chica le guste nuestra forma de ser. Simplemente, sin más. Luego, con el tiempo, cuando la chica nos conozca, ella decidirá si le gustamos; y cuando nosotros conozcamos a la chica, entonces sí, con conocimiento de causa podremos saber si la forma de ser neutra y normal de la chica nos gusta. No hace falta máscaras, las máscaras caen. O peor: te dejan en ridículo al usarlas.

continuará en el artículo Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (segunda parte del 6 al 10)

 

Para saberlo todo sobre cómo ligar y sobre cómo buscar pareja, aconsejamos nuestro e-book Los Pilares de la Seducción

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • 10 errores típicos que cometemos los hombres con las mujeres (9)
  • Cómo gustar a una mujer (7)
  • Cómo encontrar pareja (7)
  • Qué tiene que tener un hombre para resultar atractivo ante una mujer (7)
  • El cortejo y el emparejamiento (7)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>