Los sueños de nuestra vida

Podría contar la historia de mi vida… pero nadie se lo iba a creer…

Fui un niño nervioso e inquieto. Soñaba mientras miraba al cielo en las noches estrelladas de mi infancia.

La policía siempre creyó que era “muy listo”; pero los profesores no coincidían “un burro que no se sabe la lección”.

Con veinte años abrí el primer libro que leí.

Con veintidós los políticos salían corriendo cuando intentaba discutir con ellos de estructura económica..

Con veinticuatro la policía salía corriendo detrás de mí cada vez que intentaba acercarme a un político…

NO IMPORTA COMO EMPIEZAN LAS COSAS. LO IMPORTANTE ES CUAN SEXYS SON… Y CÓMO TERMINAN

Y así, siempre fui in chico nervioso. Por eso practicaba deporte. Me relajaba. El sexo también me relajaba… pero era más caro…

Irónicamente, cuando ya se han cumplido todas las pesadillas de mi vida; ahora sólo quedan pendientes que se cumplan mis sueños. Ya no tengo miedo a las pesadillas… ahora sólo tengo miedo a que no se cumplan mis sueños. Mi alma es un mar de impulsos. Solo quiero vivir para ser salvaje. Mi mundo se deshizo como una figura de hielo en mis manos, en un maldito día de sol.

Ya hace tiempo que dejé de odiar al Sol. Ahora sólo quiero que vengan tempestades, para que podamos todo volver a fabricar figuras de hielo.

En este artículo, los sueños de nuestra vida.

El poder de los sueños

Las cosas ha veces no empiezan bien en nuestra vida… Muchas personas de todo el mundo han tenido que pasar por años, décadas enteras en donde cualquier atisbo de algo que se pudiese llamar “cumplir un sueño” pudiese parecer mera alucinación. Comúnmente las personas que dominan, que tienen el poder político, les importa muy poco que los de “abajo” vivan mal, y que gracias a su nefasta gestión, la gente se quede bien jodida… pero el poder a las sombras siempre ha estado ahí. Es por él por el que hemos mejorado nuestra situación. Ayer veía a los antitaurinos de la infame ciudad de Tordesillas protestar contra ese famoso festejo del toro lanceado. Parecía que eran pocos… y que la gente los despreciaba… la gente del pueblo los miraba con unos ojos como diciendo “si pudiese os haría aniquilar a todos…” Pero el poder en las sombras ha transformado el mundo, ha mejorado la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo, ha conseguirlo deshacer decisiones políticas de alto calado… Las personas que no han odiado la luz del Sol no saben lo que es el verdadero poder. Pero a ellos le deben su libertad, sus posesiones, sus buenos puestos de trabajo… Los políticos, empresarios,… de toda la vida, han mandado, sí, pero su mandato ha sido comúnmente modificado por el poder en las sombras.

Y este poder en la sombras es lo que nos permite ahora a millones de hombres en todo el mundo, aspirar a cumplir nuestros sueños

Los sueños de nuestra vida como fuente de motivación

A veces la vida nos azota con malas épocas, con malos trances por los que tenemos que pasar, con auténticas pesadillas echas realidad… Por eso, creo que es conveniente que las personas que están pasando por uno de estos malos trances; o simplemente las personas que quieren ser aún más felices, tengan ahí siempre una especie de talismán que les de fuerzas en esos malos momentos, una especie de memoria de cristal en la que guarden el secreto de su fortaleza o de su felicidad: los sueños que aún nos quedan por cumplir.

Para terminar el artículo, ponemos una lista con una serie de sueños muy comunes entre la gente. En los malos momentos, conviene echarle un vistazo a la lista… para que recordemos cual es el sentido del dolor: que se acabe el dolor, y que empiece la búsqueda de los sueños perdidos.

1. Visitar ese país que tanto admiras. Ir a pasar aunque solos sea unos días a ese país que siempre has visto por la tele, del cual has leído mil cosas… suele ser una experiencia única y fascinante. A veces sentimos tanto amor por ese país, que queremos hasta pasar una temporada viviendo allí…

2. Encontrar el amor. A veces es fácil encontrar mujeres u hombres; pero es difícil encontrar el amor. Nadie encuentra el amor quedándose en casa. Para encontrarlo, debemos de saber que normalmente terminamos enamorándonos de gente que está en “nuestro rollo”, con nuestros intereses, gustos aficiones…los sueños de nuestra vida Busca allí donde puedas encontrar gente de tu rollo. Y por lo demás: el amor es una experiencia única que dura incluso años. Que la satisfacción de un sueño dure años… eso si que es todo un gran sueño de nuestra vida.

3. Dedicarte a esa profesión que siempre has deseado. Y es que, ha veces es lo más fácil seguir con nuestro trabajo de toda la vida; o abandonar tus sueños y empezar a trabajar en la construcción… Luego cuando estemos en el paro, diremos: “mira ese, qué surte tiene, dedicándose a ser ingeniero, o policía, o guardabosques… y yo aquí, mirando cómo trabaja en un trabajo genial…”. Dejemos de envidiar la “suerte” de los demás, y hagámonos nosotros nuestra propia suerte, luchemos por lo que queremos ser.

4. Superar ese problema de salud mental que tanto tiempo llevamos arrastrando. Un porcentaje alto de la población de occidente tiene algún trastorno mental grave. La mayoría de las veces es depresión, pero hay mil fobias incapacitantes, mil manías, mil neurosis, millones de personas con timidez, que les fastidia la vida y que les impide vivir… y cumplir sus sueños, empezando por el sueño de terminar con nuestros propios demonios mentales. Los problemas de salud física ha veces incapacitan; pero está demostrado que un grave problema de salud física incapacita menos al individuo para ser feliz que un pequeño problema de salud mental.

5. Encontrar nuestro lugar en el mundo, nuestra ciudad donde vivir, nuestros amigos, nuestra familia, nuestro hogar, nuestro trabajo… Eso ha veces es difícil, especialmente en esta época de “crisis” (economía chapucera no es crisis, es estupidez), en donde muchos se quedan atrapados en lugares en donde no querrían estar. Desde luego, estar en un sitio en donde no estamos a gusto, en donde no nos sentimos felices, en donde no podemos decir eso de “este es mi hogar, yo siento que este es mi hogar”, es el camino más directo hacia la infelicidad. Por eso…

Conclusión sobre los sueños de nuestra vida

Soñamos con lugares en donde somos felices, lugares en donde, al salir a la puerta de nuestra hermosa casa, nos encontramos con un montón de amigos, nos encontramos con que paseamos por calles repletas de flores y con un espléndido Sol sobre nosotros. Y nos encontramos que nos dirigimos a una cita con una chica que podemos decir que la amamos… aunque no sabemos por cuanto tiempo. Pero ese día somos felices; y tenemos una vida propia y un lugar en el mundo. Especialmente este último, el mayor de nuestros sueños: encontrar nuestro lugar en el mundo. A veces ese lugar se empieza a desvelar en la pura ficción, en un sueño, en una fantasía onírica… Y luego, un día, tras un despertar cualquiera, tras una mañana cualquiera, abrimos una puerta cualquiera, y al otro lado, vemos con la mayor incredulidad posible, que justo al otro lado de esa puerta que acabamos de abrir… está ese lugar, ahora real, de carne y hueso, con el que soñemos, con el que tuvimos fantasías oníricas…

Una vez que hemos hecho el trabajo de pelear por nuestros sueños, si aún no han llegado, la clave para que llegue es esperar un poco, con paciencia (sí, ya se que es difícil…)

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Hablar con nosotros mismos para superarnos (5)
  • La cultura del aprender (4)
  • Dolor y guerra (4)
  • Cómo alcanzar nuestros sueños (3)
  • Cinco cosas que nos harán más felices nuestra vida (vídeo) (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>