Los sueños premonitorios

Los sueños premonitorios son aquellos en los que soñamos con algo que va a ocurrir. Me ha dado por leer lo que he escrito y parece el inicio de una redacción de un niño de 3 años… A veces el SEO te hace escribir como un niño, pero la sencilla escritura de los niños a mí me fascina, su sentido ambiguo, indeterminado, rompiendo todas las reglas semánticas establecidas… ¿Existen los sueños premonitorios? No quiero crear en mi blog un apartado de fenómenos paranormales, no tengo intenciones de hacerle la competencia a Íker Jiménez. Es la luz lo que ha cambiado al mundo, no la oscuridad. Todos los sueños premonitorios del mundo no valen ni la mitad que un sólo gran avance científico. Que alguien se lo diga a Íker Jiménez. Pero aún así, las personas que han tenido sueños premonitorios se preguntan qué significa eso, se preguntan por el por qué de los mismos. Los sueños suelen tener un significado establecido, los sueños siguen unas reglas, reglas desde las que se pueden interpretar los sueños. Sigmund Freud en su Interpretación de los Sueños, puso las bases para la comprensión y la captación del significado de lo que vemos en nuestra mente cuando estamos dormidos. La interpretación de los sueños de Freud es completamente racional, pues sugiere para interpretar los sueños una técnica que el propio Freud sacó (plagió en gran parte) de antiguos libros de los romanos para la interpretación de las obras literarias. ¿Existen los sueños premonitorios? En este artículo, los sueños premonitorios.

La interpretación de los sueños

A todas las personas que han tenido un sueño premonitorio en su vida será difícil convencerlas de que no existen los sueños premonitorios. Evidentemente, la única forma de saber si un sueño es premonitorio o no, es esperar a que se cumpla lo que hemos soñado. A veces tenemos sueños de una especial intensidad, de una especial viveza, o que simplemente nos tocan de lleno en algún aspecto crucial de nuestra vida, soñamos con cosas, con cosas que queremos o que tememos.

Como hemos dicho, los sueños suelen tener su interpretación, podemos repasar brevemente la técnica de interpretación de los sueños:

1. Soñamos con cosas que significan cosas. Si por ejemplo yo estoy en una cena con Bill Gates, eso puede significar que yo tengo unas grandes ansias de alcanzar el éxito económico. Por eso lo de cenar con Bill Gates, ser él es nuestro objetivo.

2. A veces la imagen de un sueño se aleja de su significado. Por ejemplo, yo cuando tenía depresión, casi todas noches soñaba que era perseguido por bestias espantosas. En este caso, el significado se alejaba de la imagen del sueño: no había posibilidad de que me persiguiesen bestias espantosas (yo no las veía, sólo las intuía) en mi vida; eso más  bien significaba mis ganas de escapar del dolor y de la depresión.

3. En los sueños aparecen caras de personas conocidas… Comúnmente, nosotros soñamos con gente que tiene algo que nosotros queremos. Y además, a veces se fusionan caras. Por ejemplo, yo una vez tuve un sueño con un vecino mío. Cuando me desperté y analicé el sueño, me di cuenta que la cara de este vecino realmente estaba fusionada con la cara de (¡) Platón. ¿Por qué? Ambas caras se parecían, y resulta que mi vecino nos había hecho un mal en aquellos tiempos… Platón también nos hizo un mal: inventó el. Por eso yo en mi sueño fusioné dos caras de personas que tenía algo en común: nos habían hecho un mal.

4. A veces soñamos con lugares que significan cosas. Por ejemplo, si nos sentimos mal podemos soñar con cementerios, con muertos, con ríos de sangre; y si nos sentimos bien podemos soñar con paisajes alegres, con bosques hermosos, con casas acogedoras. El paisaje de los sueños significa algo en función de sus características.

5. Comúnmente soñamos con cosas que anhelamos, pero cosas muy esenciales, como seguridad, tener un hogar, tener una familia, tener amigos… A veces también soñamos con cosas que queremos que no son tan esenciales, como con tener un coche o hacer ese viaje que tanto ansiamos.

Pero, ¿soñamos con cosas que van a pasar o que están pasando?

Los sueños premonitorios como reliquias del pasado

La teoría de los sueños premonitorios defiende que hay personas que debido a su especial sensibilidad psicológica sueñan con cosas que o bien están pasando o bien han pasado. Hay incluso casos de personas que soñaron con accidentes de tren; y ellos veían ese sueño de forma tan real que incluso intentaron advertir a las autoridades competentes para que parasen tal línea de tren. Al final, efectivamente se produjo un accidente de tren en el que hubo decenas de muertos. La persona que intentó avisar de la catástrofe al verla en su sueño premonitorio fue incluso detenida, pues las autoridades creían que, al estar al tanto del accidente, creían que esa persona podría haber tenido algo que ver.

Hay quien cree que estas capacidades extrasensoriales serían un resquicio de la época en donde éramos más animales que personas y actuábamos más por instinto que por la razón. Entre estos “instintos” existiría una capacidad casi mágica de predecir acontecimientos de forma irracional, como una manera de adelantarnos a las circunstancias para evitar el peligro o conseguir una oportunidad (conocida es la fascinante capacidad de los perros de predecir terremotos y otras catástrofes. En el tsunami que acaeció hace más de cinco años en el sureste asiático, todos sabemos que murieron decenas de miles de personas. Pero no sabemos que apenas murieron animales en el mismo: habían huido tierra adentro al intuir la catástrofe). De cualquier manera no debemos de olvidar que en nuestros tiempos, es la razón la que más nos puede ayudar a sobrevivir, a conseguir oportunidades, a conseguir el éxito… Si realmente tenemos la capacidad (algunos) de seguir usando nuestros sueños como fuente de información, eso podría ser una oportunidad para estos Nostradamus que son capaces de adelantarse a lo que va a pasar con el consiguiente beneficio, debido a que la información es poder.

Dos sueños premonitorios de personajes históricos

Ha habido sueños muy famosos, sueños premonitorios de personas en los que sucedieron cosas que luego pasaron. Los hay a cientos… pero terminamos el artículo con dos grandes sueños premonitorios, que son especialmente famosos por haberle sucedido a personajes históricos que han marcado profundamente los siglos XIX y XX respectivamente. Un sueño le ocurrió a la madre de Napoleón Bonaparte; y el otro le ocurrió a la reencarnación de Satán sobre la tierra: Adolf Hitler.

El sueño de Hitler

Empezamos por lo peor, más que nada por que me gusta terminar con lo mejor. Cuando Hitler era poco más que un niño, luchó en las terribles trincheras de la Primera Guerra Mundial. En una noche mientras dormía escondido en una de estas trincheras junto a todos sus compañeros de batallón, Hitler soñó, y soñó que estaba en el campo, que estaba sólo. De repente empezó a notar algo, algo que tenía en su boca. Poco a poco, por su boca empezó a caer una sustancia que emanaba desde el interior de la misma. Cuando se quiso dar cuenta, la sustancia llenaba por completo su boca. Lo que llenaba su boca era bazofia, podredumbre, basura… Hitler se despertó en ese momento, y tenía las tripas tan removidas por el escatológico sueño que sintió, ya  despierto, la urgente necesidad de vomitar. Así que salió de la trinchera y se fue a vomitar lejos, a donde no le oirían sus compañeros que descansaban. Justo cuando Hitler estaba ya lejos de la trinchera, un obús calló sobre la misma y mató a todos sus compañeros, sólo Hitler se salvó porque había ido a vomitar.

El sueño de la madre de Napoleón

La madre de Napoleón tuvo un sueño, un sueño que nunca antes se pudo decir lo mismo con igual acierto: fue mucho más que un sueño. Entonces la madre de Napoleón era una hermosa y joven muchacha, que aún no se había casado y que aún no había tenido hijos. Y soñó… soñó que andaba por su tranquilo pueblo, en sus quehaceres diarios… pero de repente, de repente, a lo lejos, empezó a ver humo, y en no mucho tiempo vio llamas. En no mucho tiempo más, todo lo que tenía alrededor estaba ardiendo. Y en no mucho tiempo más, pudo ver a Francia entera ardiendo, entre las llamas. Vio ciudades consumidas por el fuego; vio a Francia entera arrasada entre los estertores de la masa ígnea que lo consumía todo; vio ciudades devastadas; vio a hombres matándose entre sí; vio al país galo consumiéndose en una vorágine de fuego, de odio, de guerra… Cuando se despertó aún estaba asustada por todo lo que había visto. Justo antes de despertarse había odio una voz que le dijo algo así como:

“tú tendrás un hijo que parará el fuego que consumirá a Francia”.

Y la profecía se cumplió: Napoleón se hizo con el control de Francia con apenas 29 años, paró la guerra civil que desangraba y hacía arder a toda una nación; puso orden interno, se proclamó emperador, creó leyes modernas, reformó la administración, el territorio, la economía, creó en definitiva uno de los primeros estados modernos del mundo acabando con la antigua dictadura feudal a dos manos (nobleza e iglesia), y entonces el fuego de Francia dejó de consumir a Francia: a cambio, sería el resto de Europa la que echaría a arder en el fuego de la codicia de las ambiciones de Napoleón.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • El significado de los sueños como destino de nuestra vida (4)
  • La vida y sus cosas buenas y sus cosas malas (3)
  • Datos interesantes sobre la mente humana (3)
  • Cosas que nos hacen sentir bien (2)
  • Tres verdades y mentiras sobre nuestra psicología (2)
  • Comments

    • ANONIMO dice:

      CUANDO YO ERA CHIQUITA YO SOÑE TODO LO Q’ HIBA A PASAR CADA DIA Q’ PASA YO DIGO Q’ TODO ESTO YA LO VIVI NO SE DECIRTE MAÑANA PASA TAL COSA X Q’ NO LO SE PERO SI TODO ESTO YA LO VIVI Y LO UNICO Q’ SI SE Q’ VA A VENIR MI AMOR PERO NO SE CUANDO Y X ESO ESTOY ANSIOSA NERVIOSA ESPERANDOLO A MI AMOR

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>