Mis inquietudes literarias

Creo que muchos necesitamos expresarnos, necesitamos escribir, necesitamos que los demás sientan como nosotros sentimos. La palabra es el cauce típico para hacer llegar a los demás nuestro universo interior; y con la palabra artística nuestras sensaciones llegan de nuestro alma a la de los demás de una forma inmejorable y privilegiada. Por eso me gusta escribir… aunque me gusta hacer de casi todo menos vivir en una vida y en un lugar que no me pertenece… El interés por la literatura se va extendiendo en nuestra sociedad. A ello también han contribuido productos de ocio masivos como el cine o incluso los videojuegos. Yo recuerdo que cuando empecé a leer, empecé con El Señor de los Anillos porque era algo así como una especie de Biblia de los videojuegos de rol…

El retorno de la palabra

Si nos damos cuenta, el siglo XX que hemos dejado atrás ha sido un siglo eminentemente audiovisual. La invención del cine, de la tele, de la música como fenómeno de masas, ha contribuido fuertemente a esta concepción del siglo XX, en donde la palabra a quedado arrinconada. Sí, hay algo de texto en el cine y demás, pero parece que lo que contaba de verdad eran las escenas de acción, los efectos especiales y cosas por el estilo.mis inquietudes literarias La palabra se devalúa. Y se devalúa, porque los hombres del siglo XIX habían dejado a la palabra muy alta. Los textos de todos los tipos del siglo XIX son seguramente los más importantes de toda la historia de la humanidad, son los verdadero textos sagrados de nuestra civilización, junto con los antiguos textos de los antiguos griegos. El siglo XIX ha sido el siglo más grande que ha dado la humanidad: lleno de ciencia, de literatura, de arte, de pasión, de esperanza, de genialidad… También de guerras, aunque en esto el siglo XX lo gana con creces.

Pero resulta que la palabra está retornando, estamos volviendo un poco al siglo XIX. Esto es debido a un fenómeno conocido por todos… Miremos que estamos haciendo ahora… escribiendo y leyendo, mirando código y produciéndolo… Internet es una especie de reto lanzado hacia la cultura puramente audiovisual. La gran cantidad de información escrita que hay por Internet, hace que todos nosotros hallamos vuelto a dirigir los ojos a la palabra. El propio código en que se codifica por ejemplo, este blog (php y demás), es puramente un código escrito, un lenguaje especial, basado sobre todo en el inglés, pero un lenguaje al fin y al cabo. Parece que el código retorna en esta primera parte del siglo XXI, desplazando un tanto a la antes arrogante cultura audiovisual. Esto traerá consecuencias políticas de un hondo calado. Ya no es tan fácil manipularnos por medio de la televisión, puramente conservadora y audiovisual sobre todo hasta hace unos años. Y es que las ideas se transmiten sobre todo por escrito, la imagen y el sonido pueden hacer pasar a las ideas completamente desapercibidas. No tenemos más que ver cómo, por ejemplo, en la genial adaptación de El Señor de los Anillos a los cines, se ha intentado disimular la fortísima carga ecológica que contiene la obra de Tolkien. En el fondo, El Señor de los Anillos es una obra de un Heideggeriano de pro, llamado John Tolkien.

Mis novelas

En fin, a lo que iba, me encanta la palabra, es lo único que de verdad te hace pensar, te soluciona los problemas, te ayuda a tratar con los demás, te ayuda a ligar… Y por eso me encanta la novela. He estado pensando mi primer proyecto literario desde aquella noche del sábado de aquél mes de noviembre del año que acabamos de pasar, en donde, tras escuchar en el Tum Tum la canción de Extremoduro de Jesucristo García, se me ocurrió una novela con un personaje llamado, cómo no, Evaristo… inspirado en la famosa canción de Extremoduro citada. Desde entonces he pensado mucho en ella, pero no he empezado a escribir. Evaristo es una novela muy exigente, y prefiero esperar aún un poco…

La novela gira entera alrededor del propio personaje de Evaristo: la historia de un sacerdote que renegó de su fe, a la vez que ciertos fenómenos paranormales empezaron a cruzarse en su vida. Siete años después de su misteriosa desaparición, un periodista se ha propuesto recabar la información necesaria para descubrir qué pasó con Evaristo… en una época en donde el conflicto político está a punto de terminar en una guerra civil entre dos visiones opuestas del mundo… Y entre todo esto, Evaristo sigue por ahí, luchando guerras internas y externas, que le llevarán a enfrentarse con demonios ancestrales, con sus propios fantasmas internos, con los estragos del enamoramiento de mujeres imposibles, y con buena parte de la sociedad política que defiende causas y mensajes basados en los mandamientos de dioses atávicos y crueles. Pero no está solo, cuenta con la ayuda de Dios…

Lo cierto es que el propio personaje de Evaristo me apasiona… con su moto trial corriendo a 300 kilómetros por hora para escapar de la policía que pretende reeducarlo… Pero aun así, he preferido dejar este proyecto para más adelante… y empezar uno aparentemente más sencillo: he cambiado a Evaristo por Alexa, una niña huérfana de padres, que se verá envuelta en un conflicto que rebasa los límites de su imaginación. Cuando un mundo está a punto de deshacerse en mil pedazos, la honda expansiva de los terremotos que despedazan ese mundo llega hasta los mundos cercanos. Y aunque el mundo de Alexa no es directamente el mundo que se está empezando a descomponer, su situación entre dos tierras, entre el mundo real y el mundo del otro lado del jardín, hace que quede irremediablemente atrapada en un conflicto cósmico de incierta resolución. Creo que llamaré a esta novela “El despertar de los Gigantes”. De momento me parece un proyecto más asequible que “Los hijos de las mujeres valientes” la novela que narra el drama de Evaristo. Ambos títulos me parecen muy descriptivos, en verdad, grandes gigantes que vivieron en otra época se están  despertando… sus intenciones son de incierta moral, pero sus pasos sobre el mundo harán temblar toda la tierra. Uno de esos gigantes destaca por encima de todos, pero es completamente temible y malvado. Otros gigantes quizás también se tengan que despertar para poder confrontar a los hijos que engendraron los abismos. Un duelo de titanes nos espera. Desde luego, qué mayor espectáculo en el universo que ver despertarse, o ver caer a los gigantes…

En fin, espero que pronto empiece con la novela de Alexa… que por cierto, tiene un gato… No creo que consiga ganar un solo duro con esto, pero al menos me entretengo mientras sigo mirando si hay alguna remota probabilidad de trabajar en lo que sea y en donde sea… Vivir del dinero ajeno es una sensación muy desagradable… Ya decían las feministas del siglo XIX que “el pan de la dependencia sabe amargo”. Cuanta razón tenían mis amadas mujeres… Juntos cosecharemos un nuevo campo, un campo que resplandecerá al final de la primavera con un color de oro como nunca vimos antes. Ese será nuestro pan, un pan que quitará todos los tipos de hambre que pueden pasar los hombres que fueron hechos los miserables… No volvamos a consentir que nadie se coma nuestro pan; no volvamos a consentir que nadie pisotee nuestra espiga…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Reseña de El Hobbit, un viaje inesperado (la película) (5)
  • Cómo valorar una novela u otra obra narrativa y literaria (5)
  • Cómo tener una vida espiritual plena (5)
  • Cómo escribir fantasía épica (5)
  • Salir de la depresión (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>