Modelos de hombres y mujeres atractivos

Modelos de hombres y mujeres atractivosLos modelos siempre son una guía de comportamiento social. En nuestra sociedad estamos bombardeados por supuestos modelos de comportamiento, de belleza de éxito… Estos modelos son muy cuestionables, por no decir que contraproducentes: desde futbolistas de dudosa moralidad; cantantes de dudoso talento; hombres y mujeres supuestamente guapos de dudosas capacidades mentales… Los modelos nos bombardean desde los medios de comunicación. Pero se está cuestionando la validez actual de estos modelos. Esta existencia de modelos decadentes es muy importante, porque todos aprendemos de los demás. El cine clásico en gran parte popularizó la acción de fumar, si era tan molón el fumar y quedaba uno tan elegante… ¿Cómo no iba yo a empezar a fumar? Los modelos nos moldean, nadie es una tabla rasa, estamos mediados por modelos, por normas de comportamiento, por prototipos de belleza. Esto afecta a lo que consideramos atractivo o no. Comúnmente yo no veo atractivas a esas mujeres que dicen desde la tele que nos deben de resultar muy atractivas a los hombres… son mujeres de esas que han aprendido a ascender en su trabajo con unos labios carnosos y un bote de vaselina; u hombres que cuyo mérito para ser modelo es que tuvieron un romance con la hija de una famosa tonadillera… Estos modelos pueden gustar en España mucho a nuestras madres: pero no son ya válidos para la actual juventud española, que pide a gritos unos modelos menos superficiales y más ajustados a lo que de verdad resulta atractivo a pie de calle. Por todo esto nos preguntamos ¿qué hombres y mujeres resultan atractivos a pie de calle? ¿Cuales son los prototipos de hombres y mujeres que gustan de verdad, sin manipulación de los medios de comunicación? En este artículo, modelos de hombres y mujeres atractivos.

La necesidad de los modelos para formar nuestra personalidad

Todos necesitamos modelos porque todos aprendemos a crecer y a madurar en modelos. Nadie puede ser él mismo, si uno de nosotros nos hubiésemos perdido de pequeño en un bosque, y hubiésemos convivido entre lobos (fue un caso real que sucedió en Francia), cuando nos encontrasen, con 14 o 15 años, hubiésemos mostrado ante los demás un comportamiento muy similar a un lobo o a un perro, aunque nosotros fuésemos morfológicamente humanos, y ya nada ni nadie nos hubiese podido devolver completamente una forma de actuar humana, porque la infancia es una época fundamental para la adquisición de modelos.

Ese ejemplo del niño de los lobos puede ilustrar muy bien la importancia que es adquirir modelos adecuados y positivos. A la hora de adquirir modelos de atractivo ante el sexo contrario, también es muy importante hacer buenas elecciones de personas en las que inspirarnos. Por eso, para rematar este artículo vamos a proponer un modelo de atractivo sacado del mundo real para hombres; y un modelo de atractivo sacado del mundo real para mujeres, sin manipulación, simplemente son prototipos de hombres y mujeres atractivos sacados de nuestro día a día. Y son prototipos de hombres y mujeres que suelen gustar a casi todo el mundo. No se trata de imitar a nadie al pie de la letra: pero sí en observar primero estos modelos; y luego ver cómo podemos incorporar esos rasgos tan atractivos de los mismos a nuestra personalidad.

Modelo de hombre atractivo: el bombero

Lo primero de todo: no todos los bomberos tienen por qué resultar atractivos, la cosa es más complicada que eso. Pero el tópico que tenemos en nuestra cabeza de bombero, sí puede resultar muy atractivo a todas las mujeres. El hombre bombero es varonil, arrojado, valiente, comprometido, fuerte, protector… Todos esos rasgos de carácter le resulta a la mujer ampliamente atractivos. Es un hombre con arrojo, que tiene ideales y que está dispuesto a defender lo que quiere. Además, es sacrificado, y usa sus cualidades físicas de hombre para proteger a las personas. Seduce tanto con su físico varonil, con su uniforme varonil, su cuerpo fuerte, en forma, siempre dispuesto para la acción; como con su carácter varonil, activo, decidido, comprometido…, Seduce física y mentalmente. Pero la seducción del prototipo de bombero tiene una especie de contradicción dentro de su propio ser:

-Por un lado, el bombero es duro, varonil, fuerte, decidido, incluso algo temerario y sin miedo. Es muy macho, muy cañero, tiene una mueca de seguridad en sí mismo que le da un fuerte aspecto de duro.

-Pero por otro lado, el bombero es cuidadoso, es paternal, es delicado, es comprensivo, es sentimental, es bueno entendiendo las emociones de los demás, es compasivo y lucha por los demás incluso a riesgo de perder su propia vida.

Vemos que esta contradicción entre por un lado ser muy duro; y por otro lado ser muy sentimental, parecer difícil de asimilar. Pero los hombres más atractivos tienen esa contradicción dentro de su propio ser. Por eso las mujeres se quejan tanto si un hombre es muy duro pero poco emocional; como si un hombre es muy emocional pero luego es tan blando que parece un poco mariquita… Las mujeres quieren ambas virtudes: que sean duros a la vez que sean emocionales y delicados. El prototipo de bombero, que es arriesgado y varonil a la vez que delicado y comprensivo, nos muestra muy bien cómo esa contradicción es sólo aparente, y se pueden dar estos factores en un mismo hombre, que bien combinados, harán parecer a este hombre muy atractivo ante el 90% de las mujeres.

Modelo de mujer atractiva: la enfermera

Otra vez decimos lo mismo que antes, no todas las enfermeras tiene por qué resultar atractivas, la cosa es más complicada… Pero sí es atractivo cierto tópico que tenemos todos los hombres en la cabeza sobre las enfermeras. Esas mujeres con esas sexys batas blancas, con esa dulzura al caminar, dulzura que contrasta con su decisión, con esa capacidad maternal, de cuidarte, de preocuparse por ti de corazón, con esa gran actividad, que hace que parezcan incansables y que siempre estén haciendo cosas para cuidar a sus pacientes…

La enfermera tiene dentro de sí muchas de las virtudes más apreciadas de las mujeres: son maternales, son generosas, son delicadas, son comprensivas, nos cuidan, y nos sentimos queridos e incluso amados cuando esas mujeres con su gran actividad van de aquí para allí trayendo cosas que nos hacen sentir mejor, e interesándose por nuestro bienestar. Y además, son por supuesto, como grandes mujeres, grandes psicólogas naturales, nos comprenden, no nos juzgan, nos acogen en su regazo sentimental y nos hacen sentir queridos y arropados por un alma maternal que se interesa por nosotros incluso a costa de su propio bienestar.

La enfermera atrae tanto por su físico femenino, delicado, dulce; como por su carácter también muy femenino, muy sentimental y comprensivo, maternal, dulce… Pero igual que en el caso del prototipo de hombre seductor, el bombero, en el corazón mismo del atractivo de la enfermera hay una contradicción fundamental:

-Por un lado, la enfermera es dulce, es maternal, es delicada, es psicológica, es compasiva, se preocupa por nosotros con gran emoción, y nos arropa en el regazo de sus finos sentimientos femeninos.

-Pero por otro lado, la enfermera es activa, es decidida, es trabajadora, se mueve con rapidez pero sin renunciar a sus femeninos movimientos. Un hombre se puede enamorar de una mujer que se mueve ágilmente pero siempre con movimientos femeninos.

Vemos ahora bien esta contradicción entre por un lado ser muy femenina, muy cuidadosa y maternal; y por otro lado, ser muy activa, muy trabajadora y con iniciativa. Esta contradicción es similar que la que se daba en el prototipo de hombre seductor, el bombero. Pero aún así, esta contradicción se nos aparenta como menos fuerte y brusca que la del hombre. Digamos que entre la varonilidad y la sensibilidad del bombero hay más distancia que entre la feminidad y la actividad de la mujer. Eso es parte de la esencia de hombres y de mujeres atractivos: ellos siempre parece que se muestran como más contradictorios y por eso mismo más radicales, oscilando entre extremos más alejados; y ellas se muestran como más unitarias con extremos menos alejados.

Conclusión sobre modelos de hombres y mujeres atractivos

Tener modelos es fundamental para una correcta evolución de nuestras características masculinas o femeninas. Al rechazar desde nuestro proyecto y desde nuestro blog a muchos de los actuales modelos de comportamiento o de belleza no nos queda más remedio que buscar esos otros modelos en otro lado. Y es precisamente la calle, la realidad, ese sitio de donde hemos sacado nuestros modelos de hombres y mujeres atractivos. Así no cometeremos el crimen de engañar a la gente haciéndola creer que personas en realidad muy poco atractivas son atractivas, como se nos intenta convencer todo el rato desde los medios de comunicación estándar. Las personas que gustan de verdad están en la calle y en el día a día, y no en las pasarelas de modelos, o presentando los deportes de cierta cadena, o casándose con el hijo de un torero, o haciendo una nueva campaña de publicidad de cierto perfume…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo nos gustan las mujeres a los hombres (9)
  • Rasgos atractivos de hombres y mujeres (8)
  • Distintas clases de hombres atractivos (7)
  • Qué tiene que tener un hombre para resultar atractivo ante una mujer (7)
  • Cómo enamorar a un hombre (7)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>