Necesidades cubiertas para ser felices

Muchas personas van al médico porque tienen depresión. Estos de normal insisten en que las pastillas te curarán, las pastilla te darán todo eso que la vida no te ha dado, las pastillas acabarán al final con tus dolores… Desde luego yo les doy completamente la razón: un buen puñado de pastillas seguidas de un buen trago de wiski, te quita los males, los sufrimientos, y las penas durante toda la eternidad… Con esta ideología de las pastillas de los cojones se pretende encubrir que muchas personas no tienen las necesidades fundamentales para ser felices cubiertas. Verdaderamente muchos hemos pensado en alguna época de nuestra vida en buscar la felicidad en las pastillas, pero quizás pretendimos hacer eso de las campañas de la tele en donde te animan a alejarte de las drogas… Joder, a veces para ver un mundo de mierda con mejor color hace falta algún que otro chute… Si quieres que no me drogue no contribuyas tú a crear un mundo de mierda. Todos queremos ser felices, y desde luego yo no creo en la felicidad sintética. Por supuesto que todos sabemos lo que te hacen sentir las drogas… pero siempre es mucho mejor buscar la felicidad en nuestra esencia natural, en nuestros placeres diarios, en nuestra calidad de vida… Una calidad de vida adecuada es un poco el equivalente a una felicidad asegurada. La puñetera sociedad te lanza siempre mensajes contradictorios: por un lado te dice que no te drogues, que eso es muy malo, que disfrutes de los placeres de la vida, hay miles de cosas: videojuegos, mujeres, fiesta, salir, cine, acampadas, irse de pinchos, el trabajo, las aficiones…

“Y ¿teniendo todo eso eres tan tonto que te tienes que drogar encima…?”.

Te dicen. Pero eso sí, esto lo dice la sociedad por un lado. Cuando dejas de tener todo eso por el motivo que sea, entonces el discurso cambia: vas al médico y este te intenta convencer de que no es para tanto no tener trabajo, no tener libertad, no tener compañía, no poder tener aficiones, no poder tener novia, no poder tener sexo… Eso todo da igual: el secreto de la felicidad ahora es que te drogues, es que te metas de todo para así no darte cuenta de que tu vida es una mierda y de que careces de todas esas cosas que te podrían hacer tan feliz. En este artículo, necesidades cubiertas para ser felices.

Las necesidades de la felicidad

Con todo el respeto, a mí Maslow me la pela. Yo ya sé que hay una serie de necesidades materiales, de afecto… que son necesarias para ser felices. Si no tenemos estas necesidades cubiertas entonces podemos hacer lo que queramos, drogarnos, hacernos budistas, practicar el “pensamiento positivo”… Nada conseguirá hacernos felices. Estas necesidades tienen de alguna manera un orden: para nada podemos querer tener sexo si no estamos bien alimentados, por ejemplo. A grandes rasgos hay tres niveles de necesidades distintos, que van de más básico a menos básico:

-Necesidades fisiológicas

-Necesidades sociales

-Necesidades espirituales

Si tenemos únicamente cubiertas las necesidades fisiológicas, no podemos ser felices, pero al menos nos podemos mantener vivos. Si tenemos cubiertas las necesidades sociales, entonces ya podemos empezar a ser felices en cierta medida. Y si tenemos además cubiertas las necesidades espirituales, entonces podemos llegar a ser todo lo felices que puede llegar a ser un hombre. Vallamos por partes como Jack el Destripador. Empezamos haciendo las listas de estas necesidades que se incluyen en cada uno de los tres grandes tipos de necesidades.

Lista de necesidades para la felicidad

A. Necesidades fisiológicas

1. Comer, beber agua, guarnecernos del excesivo frío, del excesivo calor, de la humedad del ambiente, de las inclemencias del tiempo, del peligro de que nos coma los huevos un tigre dientes de sable…

B. Necesidades sociales

1. Necesidad de sentirse perteneciente a una familia, de tener compañía y de no estar sólo todo el rato.

2. Necesidad de sentirse apreciado por los miembros de la familia y respetado.

3. Necesidad de tener amigos, de tener compañía para divertirnos…

4. Necesidad de sentirnos útiles, de tener una actividad, un que hace diario en el que usemos el tiempo.

5. Necesidad de tener una ciudad o pueblo al que pertenecemos y con el que nos identificamos, celebramos nuestra pertenencia en las fiestas patronales, en las ferias… como una forma de recordar que pertenecemos a ese pequeño trocito del mundo.

C. Necesidades espirituales

1. Necesidad de encontrar el amor, de encontrar nuestra alma gemela con la que poder pasar muchos años de nuestra vida.

2. Necesidad de tener sexo, de mantener relaciones sexuales o bien en solitario; o bien con otras personas. (esta necesidad pertenece en parte también a las necesidades fisiológicas fundamentales).

3. Necesidad de vivir la fiesta, de sentir el éxtasis de la euforia en grupo, de romper con todo en esos días especiales.

4. Necesidad de sentirnos propietarios de cosas materiales, de comprar cosas nuevas…

5. Necesidad de ser expertos en algún área de conocimiento concreto, medicina, física, literatura, historia…

6. Necesidad de sentirnos autorrealizados mediante una misión vital, sea esta de tipo altruista, o simplemente de tipo profesional.

7. Necesidad de entender el mundo, de entender la historia, de entender la ciencia, y así, entender el sentido de la vida y entender por qué estamos aquí.

8. Necesidad de entender la experiencia estética, como una de las más altas expresiones de la espiritualidad humana y del sentido de su existencia.

9. Necesidad de entender a Dios, que es el conjunto de todo lo que existe que es captable mediante la búsqueda de la verdad a través tanto del conocimiento racional; como de la experiencia artística, filosófica mística…

Conclusión sobre necesidades cubiertas para ser felices

En fin, que el que no tenga estas necesidades cubiertas al menos hasta el punto 5 (incluido) de las necesidades sociales, lo lleva claro para ser feliz… Por lo general, si no tienes al menos en parte cubiertas las necesidades sociales, no se puede ser feliz. Teniendo sólo cubiertas las necesidades fisiológicas, somos infelices, pero nos mantenemos vivos; y el summum de la felicidad se da cuando ya al fin, tenemos al menos en parte cubiertas las necesidades espirituales, que son las que de verdad elevan nuestra felicidad hasta el nivel de los cielos.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cinco consejos para tener un ánimo elevado (vídeo) (4)
  • Cosas que nos hacen subir el ánimo (4)
  • La familia como clave de la felicidad (3)
  • Personas paranoicas versus personas sociales (3)
  • Cómo recuperar la felicidad perdida (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>