Personalidad carismática

Personalidad carismáticaEl carisma es una de las grandes virtudes que más admiramos en los demás hombres y en nosotros mismos. Las personas carismáticas se definen por una serie de características: tienen una gran autoestima; confían mucho en sí mismos; son especialistas en algún área de actividad (puede ser una carrera profesional o una afición, así que si no tienes una carrera interesante… quizás tengas madera de roquero… elige tu afición y hasta que seas el mejor…); son muy morales, elegantes y respetan a todo el mundo (incluidos a aquellos que se supone que hay que reírse por que son “tontos”); por lo general desprecian la autoridad impuesta y tirana; pueden llegar a sacrificarse por alguna gran causa en la que creen firmemente; son elegantes al vestir; hablan lo justo, y siempre callan más que hablan…; siempre están con proyectos nuevos, al llegar a casa desde su trabajo, no se tiran delante de la tele y se traga lo que echen, siempre quieren hacer cosas nuevas; son elegantes en el trato con los demás, no se enfadan fácilmente; muestran sus sentimientos de forma comedida, salvo en contadas ocasiones en donde les puede la pasión…

Evaristo García

Soy Mariano Rodríguez, comisario de la dependencia número 3 de la Guardia Civil de la provincia de Ensilvia, en el centro del país. Me dispongo a relatar los acontecimientos ocurridos durante todo este fatídico día, Sábado 3 de Mayo de 2012.

Todo lo acontecido comenzó ayer noche en el cercano pueblo de Valeria, en donde un individuo de un metro ochenta y dos centímetros de altura, de unos 85 kilos de peso, de pelo negro y corto (peinado un tanto de punta), de unos 30 años como máximo, con pantalón de estilo “pirata” de color metalizado, camiseta entre metalizada y negra, y botas de estilo paramilitar, se negó a mostrar su identificación cuando fue requerido para ello por una patrulla de la Guardia civil. La patrulla constaba de dos motoristas y un coche todo terreno, en donde iban dos agentes. En total, cuatro agentes.

Los agentes pararon al susodicho sujeto cuando este andaba por las calles del citado pueblo. Su extraño aspecto llamó la atención de la patrulla, que realizaba funciones de vigilancia del tráfico, y fue requerido para que se identificase. Fue uno de los motoristas quien, ante la prisa con la que andaba el susodicho sujeto, unido a su extraño aspecto, se dirigió a él para aclarar su identidad. Los demás llegaron justo detrás del primer motorista. Al llegar a él, se procedió con el protocolo de rigor para estos casos, y el agente Juárez le pidió al susodicho individuo su identificación.

El individuo, siguió andando hacia delante con unos pasos muy largos y rápidos, como si no se hubiese inmutado de la presencia de los agentes de la Guardia Civil. Su forma de andar era un tanto militar, y parecía ausente del mundo fuera de sus pensamientos de caminante. Visto la actitud del individuo, los agentes procedieron a cortarle el paso a la vez que le recriminaban su falta de atención ante la llamada de las autoridad. Una vez que el individuo se tuvo que detener ante la presencia delante de él de los agentes, este dijo con una voz de un tono muy agudo

-Joder, lo que me faltaba, la autoridad buscando a su putita del día…

Frase textual, con lo que los agentes se pusieron en posición de alerta, ante el aspecto amenazador del individuo, uno de ellos sacó su pistola reglamentaria y apuntó desde una distancia de unos cinco metros al sospechoso, mientras el resto de agentes se alejaba y se ponía detrás del agente Juárez, que portaba la pistola. Después de esto, el sospechoso fue otra vez invitado a mostrar su documentación y dar su nombre, pero el sospechoso, una vez que había sido dejado libre el camino que llevaba originalmente, siguió andando adelante, con la misma extraña y un tanto militar forma de moverse, a la vez que decía

-En fin, agentes, tengo prisa, denles recuerdos de mi parte a sus madres, seguramente me echen de menos…

En este momento, el agente Juarez levantó la pistola y realizó un tiro al aire, momento en el que el sospechoso aprovechó para doblar la esquina que tenía a la izquierda y salir corriendo, iniciando en ese momento los agentes una persecución detrás del sospechoso, menos Juárez, que con el retroceso de la pistola se había roto la muñeca, y estaba tendido en el suelo gimiendo de dolor.

El pueblo de Valeria es un auténtico laberinto de calles estrechas y de casas que son auténticos laberintos, por lo que la persecución no fue fácil. Con todo, los agentes fueron detrás de él, el coche patrulla y una de las motos lo persiguieron de cerca, pero consiguió meterse en un estrecho callejón, saltó la tapia de una casa, con lo que parece que se había esfumado en el laberinto de las casas y callejones de Valeria…

Pero a los pocos segundos, se oyó el sonido de la moto de Juárez arrancando. Estas son motos de tipo Trial, con una cilindrada de cerca de 1000 cm2, preparadas para todos los tipos de terreno, absolutas máquinas todo terreno. Los agentes se dirigieron a donde estaba Juarez y su abandonada supuestamente moto, a ver que pasaba. Se encontraron al sospechoso subido en la moto. Ahora portaba unas anchas gafas de esas típicas que suelen usar los sargentos americanos para cubrir sus ojos de las miradas acusadoras de la tropa a la que machaca…

Antes de que pudiésemos llegar, aceleró el bestial motor de la máquina y salí derrapando con un estampido que parecía el impacto de una bomba. En esta situación, decidieron los agentes que el sospechoso fuese perseguido por el agente Matías, el conductor de la otra moto trial, mientras que los agentes del coche patrulla se dirigirían a la comisaría a pedir refuerzos. Hubiese sido una completa pérdida de recursos que también el coche patrulla lo hubiese perseguido, si tenemos en cuenta que esas motos llegan a alcanzar velocidades hasta de 500 kilómetros por hora, y el coche no podría ir más allá de 300.

El agente Matías siguió al sospechoso de cerca. El sospechoso pilotaba la moto con una posición de brazos característica sobre le manillar, con una chulería con la que podría haber echo escuela. Y en todo esto, según los agentes, el rostro del sospechoso pareció ni siquiera inmutarse, siempre con el mismo semblante serio, siempre con la misma mirada de aparente tranquilidad y confianza.

A partir de aquí, empezó una persecución a más de 300 kilómetros por hora, a veces superando los 400. A estas velocidades, cualquier mínimo bache en la carretera, puede terminar con el conductor de la moto tirado por los suelos, en caso de impacto contra otro vehículo, la muerte es casi segura e instantánea.

Pocos minutos después de empezar esta persecución, uno de los helicópteros de la Guardia Civil de la provincia se posicionó sobre el agente Matías que perseguía al sospechoso. Los policías americanos dicen de alguien que huye de la policía que lo persigue con un helicóptero eso de “corre todo lo que quieras, el helicóptero te seguirá hasta el mismísimo infierno”.

Cuando el sospechoso se dio cuenta de la presencia del helicóptero, hizo lo impensable: clavó los frenos de la moto hasta que esta empezó a patinar a cerca de 400 kilómetros por hora, hecho que hizo que el agente Matías perdiese el control de su moto al intentar evitar el impacto con la moto pilotada por el sospechoso. El sospechoso estuvo a punto de caerse también, pero al final salió ileso de su temeridad, y a continuación sacó la moto trial de la carretera, y empezó a correr con esa bestia todo terreno a través del campo que tenía enfrente, en dirección perpendicular a la carretera. Se había librado de Matías, pero parecía que el helicóptero no se lo quitaría de encima…

El sospechoso corrió durante cerca de 20 minutos… momento en que los pilotos del helicóptero se empezaron a inquietar: el sospechosos había conducido a posta hasta un espeso y enorme bosque de pinos, en donde se metió pilotando una moto de 1000 cm2 a cerca de 200 kilómetros por hora… El helicóptero no puede  saber hacia donde se dirige el sospechoso en unas condiciones tan adversas… Con lo que después de dar unas vueltas por el pinar y sus aledaño, tuvo que abandonar su misión ante la cercana necesidad de repostaje del mismo.

Todos los acontecimientos se han terminado por precipitar esta mañana, cuando el sospechoso era buscado activamente por las fuerzas de seguridad de medio país. El sospechoso, entre la incredulidad generalizada, se ha presentado en la sede central de la Guardia civil, situada en la capital del país, a entrado ante la incrédula mirada de los agentes y personas de los alrededores en las oficinas de la comisaría central, mientras andaba con esa chulería que ya había mostrado, mostrando ese semblante en su cara como si la cosa no fuese con él…. Los agentes saben como actuar cuando un sospechoso quiere escapar de la comisaría, pero no saben qué hacer cuando el ciudadano más activamente buscado de España, se presenta voluntariamente en la comisaría central, y pretende entrar en ella en lugar de querer escapar, por lo que ningún agente se ha siquiera movido, todos estaban como atontados… Se ha dirigido ante uno de los funcionarios, que portaba traje y corbata en lugar de uniforme, dando la casualidad de que era el Director General de la Guardia Civi,l le ha mostrado su muñecas, y le ha dicho

-Ahora sí, pueden detenerme ya si quieren. Ahora ya si, les mostraré mi identificación. Ahora ya sí diré mi nombre. Soy Evaristo García. No olviden mi nombre, exactamente igual que yo no olvido que la Guardia Civil mató a gente inocente por robar una gallina para comer. Ustedes están al servicio no de las gallinas, pero si de otros pájaros. No me extraña que se enfadasen tanto cuando aquellos que nos acunaban mataron a aquél antecesor de ustedes….

 

En fin, hasta aquí el artículo sobe la personalidad carismática

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Seducir con nuestra forma de ser (4)
  • Arquetipos de hombres seductores (4)
  • Prototipos de hombres y mujeres seductores (vídeo) (3)
  • Introvertidos y extrovertidos seductores (3)
  • Personalidades de hombres y mujeres (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>