Por qué atraen ciertas características del sexo contrario

A veces, tanto a hombres como a mujeres, nos gustan y nos atraen ciertas características de sexo contrario, sin poder muy bien explicar por qué. La teoría evolucionista se ha propuesto como el marco teórico desde el que se podrían explicar muchas de estas cosas que nos resultan atractivas del sexo contrario. De esta forma, se le da a estas características que gustan de hombres y mujeres una explicación de tipo funcionalista-evolucionista: o sea, algo nos gusta del sexo contrario porque en el pasado ese “algo” o ese rasgo sirvió a la humanidad para sobrevivir y para seguir evolucionando y adaptándose al ambiente. Desde este marco teórico, en este artículo vamos a intentar dar una lista de cosas que nos atraen del sexo contrario, y a cada una de estas cosas le daremos una explicación funcionalista-evolucionista para poder entender por qué gustan esas cosas del sexo contrario y para podernos entender a nosotros mismos como hombres y mujeres.

Cinco cosas que gustan y su explicación evolucionista de por qué gustan estas cosas del sexo contrario

1. Hombres con buenos cuerpos y mujeres con curvas. De todos es sabido que el cuerpo es un arma de atracción ante el sexo contrario. Es evidente que en tiempos prehistóricos los hombres que tenían un buen cuerpo, atlético, fuerte, ágil… tenían la ventaja de que podían usar su privilegiado físico para cazar, o para explorar nuevos y fecundos territorios, o para luchar con alguna bestia que atacase el campamento, o para luchar contra otros hombres, o para trasladar mercancía entre dos sitios separados por muchos kilómetros de distancia… Y las mujeres con cuerpos con curvas, voluptuosos, con buenos cuerpos de mujer, podían ser vistas como mujeres bien nutridas, bien formadas, fértiles, y por tanto, muy aptas para poder engendrar descendencia y para poder parir crías sanas y bien formadas.

Por qué atraen ciertas características del sexo contrario

kconnors

2. Hombres sentimentales pero con carácter a la vez. A veces las mujeres parecen contradecirse: las que tienen un novio que es muy blando, muy parado, muy cobarde…. se quejan de que su novio es poco valiente y las gustaría que su novio tuviese más carácter; pero otras mujeres a veces parecen quejarse justo de lo contrario, y entonces se quejan de que su novio es muy agresivo, de que las quiere dominar, de que se pelea con todos y de que es poco sentimental y poco sensible. Pero esta contradicción sólo es aparente, pues a las mujeres las gustan los hombres que son a la vez sentimentales, dulces, delicados, comprensivos… por un lado; y por otro los hombres que son fuertes, que tienen iniciativa, carácter, que saben defenderse, que saben ser valiente cuando la situación lo requiere… ¿Por qué les gustan a las mujeres los hombres así? Pues por un lado, a ellas les gustan los hombres sentimentales porque así ellas serán comprendidas por el hombre y no serán atacadas con el típico exceso de violencia masculina. Pero por otro, las gustan los hombres con carácter porque en el entorno social de la humanidad, la tensión ambiental a veces es muy alta debido a la agresividad de los hombres y de alguna mujer, y ellas quieren un hombre que tenga el suficiente carácter para defenderla a ella y a sus crías de esta agresividad ambiental.

3. Hombres con iniciativa, líderes, decididos… Pues los hombres, en tiempos prehistóricos, tenía que ir a explorar el territorio, a cazar, a buscar rastros de presas, tenían que construir refugios para pasar la borrascosa noche de tormenta que se avecinaba, tenían que conseguir pieles para combatir el frío, tenían que conseguir alimento para las crías y para sus mujeres… De esto dependía la supervivencia. Y conseguir todo esto requería de hombres con iniciativa, que eran capaces de ir a la acción, que eran capaces de tener carácter para buscar estas cosas, que eran capaces de ser líderes para guiar a todo el grupo… Puede que a día de hoy todo el mundo tenga garantizado la comida y una conexión a Internet ADSL para descargare porno a toda velocidad, pero el atractivo de estos hombres con confianza y decididos se sigue manteniendo de forma irracional, aunque estas características de hombres sigan siendo muy útiles a día de hoy, en nuestra sociedad de mercado y competitiva en donde el que se queda sentado pierde la oportunidad.

4. Mujeres de gran inteligencia emocional. Pues si los hombres de tiempos pasados tenían mucha actividad fuera del hogar, cazando, explorando… Pues las mujeres tenían sobre todo mucha actividad dentro del hogar. Así, ellas se solían quedar en los campamentos cuidando a las crías, a los niños, a los ancianos, a los impedidos… (está demostrado que en tiempos prehistóricos se cuiaba a las personas que tenían minusvalías y que no se valían por sí mismos). Si el hombre se iba por ahí a cazar mamuts, pues las mujeres se quedaban en el hogar, charlando con otras mujeres y hombres, interactuando con la gente, teniendo complicados vínculos con el resto de personas del círculo social… De este modo, si los hombres nos hicimos especialistas en ser unos cazadores de mamuts de primera; las mujeres se hicieron especialistas en inteligencia social, en inteligencia emocional, en trato con otras personas… De este modo, a día de hoy, los hombres suelen ser muy buenos a la hora de manejar máquinas, de orientarse, de realizar trabajos manuales…; y las mujeres suelen ser muy buenas a la hora de tratar con otras personas, de hacer de psicólogos naturales, de entender y de comprender y ayudar a otras personas… Todo esto es resultado de nuestra diferente historia evolutiva de hombres y mujeres. Por esto mismo nos encantan las mujeres con gran inteligencia emocional, comprensivas, luchadoras, cariñosas… porque esas habilidades en otros tiempos hicieron que las mujeres cuidasen eficientemente a las personas bajo su custodia, y de este modo la especie humana consiguió supervivir.

5. Hombres y mujeres con una inteligencia viva, despierta… Es evidente que la inteligencia bien entendida es un arma de supervivencia, de solución de problemas de solución de conflictos, de adaptación al ambiente… fundamental para la supervivienda de la especie. La inteligencia bien entendida (y para mí la inteligencia está bien entendida si alcanza su equilibrio entre la teoría y la práctica) nos ayuda  prosperar, a ser mejores como compañía, a solucionar problemas, a ganarnos el sustento… Desde esta perspectiva, no es raro que a veces nos dejemos fascinar por mentes especiales y poderosas, pues sabemos que los dueños de esas mentes tienen un montón de recursos en su interior para enfrentar las adversidades que se nos puedan poner por delante. Hemos empezando nuestra lista de cinco con el cuerpo, y la cerramos con la mente. La materia versus el espíritu. Ambas ontológicamente distintas, pero ambas condenadas a entenderse pues se necesitan la una a la otra para que la humanidad pueda seguir prosperando… y pueda seguir seduciendo al sexo contrario.

Para saberlo todo sobre la seducción y sobre cómo gustar al sexo contrario, aconsejamos nuestro e-book Los Pilares de la Seducción.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cinco cosas que dificultan ligar (8)
  • Los tipos de personas que más gustan (7)
  • Distintas formas de gustar (7)
  • ¿Es verdad que todos los hombres son iguales? (7)
  • Rasgos atractivos de hombres y mujeres (7)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>