Qué tiene que tener un hombre para resultar atractivo ante una mujer

Bueno, yo empecé este blog en una época que no tenía mucho que hacer, ahora he vuelto a estudiar y yo soy mu bruto, de los que se encierran a estudiar un año, no sale en todo el año y al cabo del año se ha sacao varios cursos a la vez y se va por ahí a despendolarse un rato durante otro año que me lo tiro de fiesta… No soy tan bruto y supongo que  exagero pero yo cuando quiero puedo ser mu bruto… Tengo que aprender a moderarme y a combinar más las distintas facetas de la vida… pero es que cuando se me mete una cosa en la cabeza… Pero yo he madurado mucho y sólo contando desde que empecé este blog… Vamos a hablar de qué tiene que tener un hombre para resultar atractivo ante una mujer. El artículo también pretende ser para mujeres, así que veremos también alguna pequeña diferencia entre el atractivo de un hombre y el atractivo de una mujer. 

Diferencias entre el atractivo de los sexos

Hay ciertas diferencias entre el atractivo de los hombres y de las mujeres. Las mujeres y los hombres atraen de forma un poco distinta al sexo contrario. Por ejemplo, las mujeres no se dejan impresionar tanto por un físico bonito como los hombres, aunque por supuesto a ellas también les gustan guapos y el físico también importa para ellas… pero no se dejan arrastrar tanto por estas pequeñas impresiones.

Digamos que ellas cuando ven a un tío guapo dicen “bua, otro tío guaperas que seguro que no tiene nada en la cabeza…”. Y ellos cuando ven a una tía guapa dicen “jo, qué buena está esta tía, pa mí…”. En cambio, ellas van sintiéndose más atraídas hacia un hombre según conversan con él, según ven que tienen cosas en común, según ven que es un hombre maduro, educado pero quizás algo travieso, con intereses variados, con buenas perspectivas, divertido… Eso las enamora a ellas hasta tal punto que no es raro que ellas incluso decidan empezar con hombres mucho mayores que ellas en edad si estos hombres las seducen por su forma de ser. Lo de Sean Penn y la hermosa Charlize Theron no nada raro y es habitual.

Que tiene que tener un hombre para resultar atractivo ante una mujer

veggiegretz

Ellos en cambio se dejan arrastrar más por lo físico, sobre todo cuando más inmaduros son, más valoran el físico por encima de la forma de ser. Pero con el tiempo esto puede cambiar… y si estos hombres maduran, aprenderán que hay dos grandes tipos de belleza: la de cuerpo y la de alma. Las paradojas de este universo hacen que a veces estos dos tipos de belleza vallan cada uno “a su bola”, y una persona puede ser muy guapa de físico y muy “fea” de carácter; o muy fea de físico y muy “guapa” de carácter.

Cosas atractivas

Pero ¿qué es entonces lo que resulta atractivo de un hombre ante una mujer? Digamos que pueden ser muchas cosas, yo he aprendido mucho de esto, con algunas de las lecciones que yo he ido aprendiendo a base de madurar, y de probar, de experimentar, de confundirme... terminamos el artículo.

Cinco cosas que te hacen atractivo

1. Tiempo. ¿Qué quiere decir esto de “tiempo? ¿Quiere decir que los hombres con relojes caros resultan atractivos…? No, claro, lo de tiempo significa que el atractivo lleva su tiempo, que el resultar atractivo a alguien no es una cuestión de un “visto y no visto”; que hay que dejar a las chicas que nos conozcan, que hay que seducirlas mirando más al largo plazo y no pretender gustar nada más nos vea la chica. Eso no funciona así y los hombres que se precipitan suelen recibir rechazos de infarto. El atractivo de un hombre se muestra en el tiempo, que nadie se deprima si no gusta a alguien nada más lo ha conocido… ¡hace falta algo de tiempo para saber si nosotros gustamos a alguien y si alguien nos gusta a nosotros! El precipitarse suele ser un fallo de hombres inmaduros.

2. Espacio. No, este no es un artículo de física… ¿Qué entiendo por espacio? ¿Acaso gustan los hombres astronautas…? No, más que eso, me refiero a algo muy obvio: tienden a gustarnos más las personas con las que compartimos nuestro espacio vital. O sea, las personas conocidas, sólo por el hecho de ser conocidas, nos tienden a gustar más que las personas descocidas. Por eso, si quieres gustar a una chica o a un chico… comparte tiempo con ella o con él, encontraros a menudo, que te coja cariño… Si alguien pretende gustar por tener muchos músculos es  que no sabe nada de la atracción…

3. Intereses. Es evidente que si tenemos algún interés llamativo, del tipo de que nos guste la ciencia, la literatura, los museos… (pero ojo con pasarse de friki…), siempre tenemos mucho ganado ante una mujer. Se ha demostrado que todos tendemos a mentir en el número de libros que leemos cuando estamos hablando con alguien atractivo, como una forma de querer aumentar nuestro caché. Tomar de las manos un libro como “La reina de los Hielos“, y querer sonsacarle todos sus secretos, es una labor intelectual de primer nivel que demuestra ante el sexo contrario que somos valiosos y que tenemos méritos intelectuales (tampoco hace falta ser un lumbreras ni un virtuoso, los nerd tampoco suelen gustar mucho que digamos…).

4. Mercado. No, no gustan los hombres que son tenderos, ni me he vuelto loco y me he pasado a un artículo de economía… pero es que el amor y las relaciones también es una cuestión de saber venderse. ¿Cómo nadie nos va a “comprar” si nos tiramos el día yendo de casa al trabajo; y del trabajo a casa, y al final resulta que somos un hombre de 54 años virgen que lo más interesante que hace a la semana es la partida de parchís que juega con su madre todos los sábados? Tenemos que saber vendernos, tenemos que salir, que conocer chicas, que ir a sitios… Está demostrado que se vende mejor un mal producto con un buen marketing; que un buen producto que apenas es conocido para el consumidor. No vale con que seamos atractivos: tenemos que saber vendernos ante las mujeres. No hace falta ser un virtuoso, ni ser “perfecto”, el hombre más atractivo que pueda existir en el mundo ha cometido todo tipo de “cagadas” como la idea de perder la virginidad con una emeretriz; o llegar al día de su graduación medio borracho, con la corbata puesta en la cabeza, con una cebolla atada al cinturón y con una gallina de las manos cogida por las alas… Nadie es perfecto y no se trata de no cagarla de vez en cuando (nos pasa a todos); se trata de ser buena persona, de tener algo en la cabeza, de ser agradable, de tener… (no, yo no soy ese hombre descrito, yo siempre trato muy bien a mis gallinas…).

5. Una buena sociabilidad. Esto es la clave. Tratar con mujeres sólo es parte de tratar con gente, una parte pequeña al fin y al cabo, así que ¿cómo vamos a ser buenos con las mujeres si no caemos bien ni a nuestro vecino del quinto…? Tenemos que practicar la sociabilidad simplemente por que es divertido ser sociable. Luego, se trata de aprender a ser buenos con mujeres, en el trato con ellas… e ir cogiendo experiencia social, ir hablando con todo el mundo, encontrar las cosas que gustan de nosotros, fomentarlas; encontrar las cosas que no gustan de nosotros, para así evitarlas… Para hacer todo esto, recomendamos nuestro e-book Los Pilares de la Seducción.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Consejos para enamorar (8)
  • Cómo nos gustan las mujeres a los hombres (8)
  • Rasgos atractivos de hombres y mujeres (8)
  • 10 errores típicos que cometemos los hombres con las mujeres (7)
  • Modelos de hombres y mujeres atractivos (7)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>