Quiero ser más sociable

Muchas personas tienen problemas de sociabilidad. Se muestran rígidos e inseguros en sus interacciones sociales, sin ideas, o quizás, con miedo y angustia cuando van a interactuar con sus semejantes. A grandes rasgos, he descubierto que entre las personas que tienen problemas de sociabilidad hay dos grandes fuentes de conflicto:

1. Por un lado, las personas que no son sociables son personas tímidas, inseguras, con miedo a los demás,.

2. Por otro lado, la falta de educación social deja sin saber qué hacer a estas personas cuando tratan con los demás. No tienen “ideas”, no saben qué decir, qué hacer, cómo comportarse…

En mi libro “de Poco Sociable a Seductor en dos meses” traté sobre todo el apartado 2 que hemos descrito. Considero que el perder el miedo a los demás y el perder el miedo a la gente, es más fácil, y consiste sobre todo en exposición. Supongo que esto es un poco como el “arte” del toreo: es más fácil perderle el miedo al toro (aunque también es más costosos en el sentido de que hay que echarle agallas…) que saber cómo torear, las correctas técnicas de dar pasadas con el capote, la posición del cuerpo, hasta las palabras que le tememos que dirigir al toro para que se anime a embestir el capote… Es muy interesante entender bien que cuando somos poco sociables estos dos problemas se combinan entre sí para jodernos considerablemente la vida: por un lado, somos tímidos, somos inseguros, tenemos miedo a los demás; y luego, cuando al fin empezamos una interacción social con los demás, a lo mejor nos sale mal porque no sabemos cómo comportarnos, no sabemos qué decir; y eso hace que el punto 1, el miedo a los demás, aumente porque nos condicionamos negativamente para tener trato social debido a que no nos sale bien; y a su vez, esto repercute en que como no tenemos trato social, no mejoramos con práctica nuestras habilidades sociales. Total, que entre nuestro punto 1 y 2 nos hacen la puñeta considerablemente. Es un círculo vicioso que hace que podamos perder años de tener trato social y de tener diversión social. No nos debe de extrañar que halla mucha gente que teclee en Google eso de quiero ser más sociable… En este artículo, quiero ser más sociable.

Escala de sociabilidad

Lo cierto es que como saben los lectores, yo he pasado de ser tímido y fóbico social; a tener un buen trato con los demás, con las mujeres…. Peco de humilde: no sé si mantengo mi nivel porque con tanto paro estoy estresado: pero he llegado a ser leyenda social. Ser leyenda social es ese último peldaño al que subes en la pirámide de la sociabilidad, que puede tener más o menos estos peldaños, de más abajo a más alto:

1. No sales nunca de casa. Crees que el umbral de la entrada de tu casa es el fin del mundo.

2. Sales de casa, pero sólo para ir al instituto, para ir al trabajo… En estos sitios te agachas cuando estás en clase y esperas que pase el temporal.

3. Te envuelves en papel de aluminio para salir a la calle y usas un telescopio para delatar a posible gente a lo lejos y huir para que no te vean. Algo es algo, ya al menos nos atrevemos a salir de casa.

4. Sales de casa, vas a sitios, tienes amigos… pero todos saben que tú eres muy tímido y que por lo general te acobardas en casi cualquier situación social.

5. Sales de casa y tienes una vida social… pero cuando te presentan a una chica te pones a temblar y no sabes que hacer. Eres socialmente normal hasta que se te exigen que des algo más. Entonces te bloqueas.

6. Tienes un trato social correcto. no eres una leyenda ni el alma de la fiesta. Pero al menos tienes las suficientes habilidades sociales para pasar desapercibido. No destacas por nada malo pero tampoco por nada bueno.

7. Tienes amigos, eres simpático y más o menos no tienes problemas sociales. Puedes conocer a chicas y coquetear con ellas, pero a la hora de la verdad no sabes rematar la faena… te atascas con las mujeres.

8. No tienes problemas para tener novia (o novio). Sabes que aunque una te diga que no, pues podrás conocer a otra que te pueda decir que sí, porque tienes unas buenas habilidades sociales que usas para conocer gente.

9. Eres alguien socialmente popular, siempre caes bien a los demás, que te ven como todo un líder social nato. Las chicas te miran con ojitos, y siempre que sales te miras y coqueteas con alguna que otra chica con la que te cruzas.

10. Eres tan ligón que ya hasta tienes fama de ello: tus amigas te consideran un Don Juan; y tus amigos te consideran el modelo a imitar con las mujeres, y en general, con los demás. Eres leyenda social.

Sí, yo he pasado del punto 1 al punto 10.

Cinco consejos para ser más sociable

No ha sido fácil. Han sido años de trabajo. Por lo general ha sido un proceso de ganar confianza en mi mismo; a la vez que me cultivaba, aprendía cosas de sociabilidad (que yo sacaba del arte y de la filosofía); las pensaba, imaginaba, practicaba en solitario mi forma de ser y mi conversación… Luego salí a la calle y llegó la prueba de fuego. Me fui encontrando mejor, tras un susto terrible que tuve, en el que yo creía que a pesar de que había pasado tanto tiempo, nada había cambiado y seguía siendo un friki insociable sobre todo con las mujeres..: pero fue una falsa alarma, y al final, con un poco de “ensayo” en la calle, pude constatar el subidón que había pegado mi sociabilidad. ¿Qué hice? ¿Cuales fueron los puntos claves? Si yo le pudiese mandar una carta a mi yo insociable de hace años… le podría decir algo así, eso sí, resumido en unos cómodos puntos:

1. Por todos los medios, intenta acertarle con una patada justo en todas las pelotas. No es muy difícil, simplemente calibra bien la patada que le vas a dar, mírale a la entrepierna, mírale a los ojos, luego mírate tu pie y tu pierna; calcula la distancia, e intenta darle justo en todas las pelotas con la mayor fuerza que puedas… Ya sabes de quien hablo: de ese primer h de p que le dio por decir que hablabas poco, que eras raro,… cuando sólo eras un poco tímido. Por su culpa tú te lo creíste. Cuando era todo mentira. No dudes en seguir este mismo procedimiento con cualquier otra persona que te pretenda convencer de que eres “raro”.

2. Imitando se aprende. Mira cómo se comporta ese amigo tuyo tan popular que tienes a tu lado. Mira cómo se comporta en interacciones sociales, lo que hace, cómo saluda, cómo habla y de que habla… Luego tú lo puedes imitar… Esta imitación no te saldrá bien, y eso forma parte del plan: después, entre lo que has aprendido imitando a tu amigo; y tu propia forma de hacer las cosas, saldrá una tercera forma de hacer las cosas que ahora sí te aportará muchos beneficios sociales.

3. Practica la conversación. La conversación es la clave de la sociabilidad. Practica contigo mismo, cuando estés en tu habitación solo. Finge que por ejemplo has conocido a una chica, finge todo, tus movimientos, tus palabras, tu saludo, tu despedida… ¿Verdad que es más fácil aprender a volar con emuladores, que quitan el riesgo mientras te dan horas de práctica? Pues aprende a usar esta técnica de “emulación de sociabilidad”. Practica todos los días una hora y verás qué diferencia cuando cojas un avión de verdad…

4. No seas sexualmente reprimido. Mucho me temo que la represión sexual suele terminar en represión social. Las personas más tímidas reprimen más su sexualidad, y eso sólo hace que la timidez aumente… Siéntete orgulloso de tus instintos sexuales. Muestra a los demás que estás más salido que el palo de una escoba; no dudes en insinuar a tus amigas que te la ponen como el Peñón de Gibraltar… Poquito a poco y sobre todo, con gracia, con sentido del humor…

5. Y sobre todo: practica tu sociabilidad, prueba, visualiza. Si no te sale, prueba algo nuevo hasta que encuentres tu peculiar forma de ser social y de ser sociable. Por supuesto que nada de quedarse en casa: hay que ir a todos los sitios: a la verbena, al bar, a la discoteca, di siempre sí cuando tus amigos te propongan salir; o mejor: propón tú quedar. Por supuesto que la vergüenza y la fobia social estarán ahí… y te dificultarán esta tarea. Pero con el tiempo ser irá y descubrirás que ahora eres mucho más sociable que antes. Aprende a disfrutar de estas interacciones sociales. Al principio te costará, pero con el tiempo tendrás en ellas una fuente de placer inagotable: el placer de la sociabilidad y del ser sociable.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (segunda parte del 6 al 10) (6)
  • Donde se liga más (6)
  • Intentarlo y fracasar para aprender sociabilidad (6)
  • Cómo quedar con una chica (6)
  • Cinco símbolos que te ayudarán a mejorar tu vida social (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>