Relaciones en la red

Estoy leyendo una curiosa tira cómica de el jueves. En ella se parodian los principales motivos por los que la gente busca relaciones a través de la red. Internet puede ser a la vez una bendición y una maldición. Una bendición si lo sabes utilizar bien; pero será una maldición si no aprendes a usar las posibilidades de ampliar y mejorar tus relaciones sociales de todo tipo (familiares, amigos, negocios, amores). En este artículo te mostramos cómo usar Internet para fomentar en la buena dirección tus relaciones sociales, para que la red no sirva como una trampa en donde caemos atrapados sin remedio. En este artículo todo sobra las relaciones en la red.

Buscar pareja en Internet

relaciones en la redLas viñetas que digo que estoy leyendo parodian los motivos por los que la gente prefiere buscar pareja por Internet antes que ir a pubs a interactuar con gente. Hay una chica que dice que ella liga por Internet porque el ordenador es su vida, con él trabaja y hace todo; Otro chaval, el friki insociable que lleva puesta una bolsa de papel en la cabeza, dice que él liga por Internet porque es insociable, y no le queda otro remedio; Hay otro muy penoso, que es un reo condenado aún a tres años de prisión; Otro que tiene pareja y quiere echar una “canita al aire”; otro, que me resulta muy familiar, que dice que él liga por Internet porque es de pueblo y en su pueblo todos son familia…; hay una chica que le gusta ligar por Internet porque así puede reírse de lo feos que son algunos hombres que la hacen “solicitudes”; y el último, dice que liga por Internet porque así expande su mundo, pero entre comillas, eso lo traducen como que “no hay dios que te aguante”.

En fin, todo estos chicos y chicas están usando Internet de forma muy poco eficiente. Se puede usar Internet para mejora nuestra vida social, pero no se puede mejorar nuestra vida social si le damos preeminencia a Internet sobre las relaciones sociales reales en el mundo real, en la calle… A continuación, ponemos las recomendaciones básicas que harán que Internet no haga las veces de una red en donde quedamos atrapados, infelices y esclavizados de por vida. Síguelas, piénsalas, actúa con respecto a ellas… y verás que diferencia.

Recomendaciones para el uso de Internet

1. Haz amigos por Internet, liga si quieres… pero no te obsesiones con personas concretas. Yo ahora mismo intento conocer nueva gente… y para ello me he hecho una cuenta en twitter, y mando 200 solicitudes de seguimiento… Si uno no me hace caso, pues paso al siguiente. Lo mismo en las páginas de ligue, actúa industrialmente, si una chica o chico no te hace caso, peor para él, en Internet hay millones de personas interesantes. En el ámbito de los negocios por Internet, lo mismo, actúa de forma un tanto en cadena: manda un montón de solicitudes… y no des importancia más que aquellas en donde consigues lo que quieres.

2. Lo anterior es una buena forma de evitarse disgustos, como me pasó a mí hace tiempo con alguna que otra chica que me intentaba ciberligar… Pero es muy importante que sepas que tu vida real no está en Internet. Tu vida es la que tienes cuando apagas el ordenador. Sabiendo esto, tienes que actuar en consecuencia. Si te insultan por Internet, si no te aceptan una petición de amistad, o de negocio incluso… eso da igual, la vida de verdad empieza cuando apagamos el ordenador. No le des importancia a la gente que conoces por Internet hasta que no entren en tu vida de verdad. Tenemos que acostumbrarnos a vivir como ciudadanos de dos mundos: el real y el virtual. Hay un hilo que conduce del virtual al real, hilo que seguimos ese día en donde quedamos para tomar un café con alguien que hemos conocido por Internet. Pero Internet no es un mundo real, aunque se pueda convertir en un mundo real parte del mismo.

3. Tienes que poner horas concretas y día concretos en donde te dedicas a hacer por ejemplo, nuevas amistades, o incluso negocios por Internet. Que tus hábitos de uso de Internet se ajusten a este plan establecido, por ejemplo, chatear con amigos una vez a la semana, de tal hora a tal hora… o intentar ligar por Internet dos veces a la semana, de tal hora a tal hora… El resto del tiempo corresponde a tu vida de verdad… ¡No mezcles demasiado ambas vidas! Eso sólo te traerá problemas. Tu mundo de verdad es cual es… y nada más. No establezcas muchos contactos con las persona de tu vida real a través de Internet, chatear de vez en cuando, de vez en cuando escribir algo en su perfil… Pero nada más. Yo aprendí a relacionarme con los demás a través del chat y de los e-mails… pero eran conversaciones poco frecuentes y e-mails poco frecuentes… Creo que las palabras y la información en general es un poco como el oro: cuanto más ahí, menos valen. Aprende a decir mucho con pocas palabras, y esto vale tanto para Internet, como para la vida real.

4. Aprende que tu vida real es la que cuenta. Deja de estar en Internet chateando, bajándote cosas que luego no usas, o intentando ligar… Es hora de volver a las calles, a los bares, a las conversaciones de horas con amigos… Internet puede ser una buena forma de incentivar nuestras relaciones sociales, pero la complejidad de las vidas que se terminan formando así, es tal, que podemos llegar a liarnos considerablemente… para ello, nada mejor que recordar que nuestra vida real es la que tenemos cuando apagamos el ordenador…

5. Como hemos dicho, tenemos dos vida: la real y la cibernética. Las personas verdaderamente felices viven en la vida real. Las personas que hemos nombrado que salen en la viñeta de el jueves que he comentado… no son felices. Pero Internet puede ayudarnos a tener relaciones sociales más felices, si lo usamos como decimos: con el único objetivo de fomentar y ampliar las relaciones sociales de nuestro mundo real, por ejemplo, buscando nuevos amigos que tengan un mismo interés que nosotros (videojuegos, metal, deportes…). Pero una vez que hemos encontrado a estas nuevas relaciones, o incluso nuevas oportunidades de negocio… eso hora de llebar todo eso a nuestra vida real, no creernos que el cibermundo es un mundo real, es un mundo falso, pero tiene un hilito que si tiramos de él, podamos llevar a nuestra vida real cosas que antes sólo estaban en el mundo virtual.

Por tanto, siempre nuestra verdadera vida, la que nos hace feliz, está en el mundo real. Tienes que aprender a darle menos importancia a las cosas del mundo virtual, salvo a aquellas que al fin terminen por pertenecer a tu mundo real. Creo que queda claro, es hora de apagar el ordenador… y si lo encendemos es simplemente por algo bueno que podamos introducir en nuestra vida… para cuando apaguemos el ordenador tener una vida aún más real, más social, con más amor… De este modo, Internet puede ser usado, o para joderte la vida absolutamente, o para hacerte más feliz la vida, tu vida, la vida que vives en el mundo real. Es cuestión de pericia que logres lo segundo…

Bueno, termino este difícil de entender artículo, pero garantizo que esto que escribo, es fruto de mis propias experiencias, mis propias investigaciones, mis propios disgustos, y lo que he aprendido en todo esto de Internet. Por eso mismo, esto que escribo es oro en los ojos del quien lo sepa ver.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo aprender habilidades sociales (6)
  • Grandes preguntas y respuestas sobre la seducción (6)
  • Cómo hacer amigos (6)
  • Relaciones virtuales versus relaciones reales (6)
  • Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (segunda parte del 6 al 10) (6)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>