Reseña de El tiempo entre costuras de María Dueñas

He terminado al fin esta novela que se ha hecho muy famosa en los últimos tiempos. La clave de su éxito parece que ha sido el “boca a boca” sobre todo a través de Internet. De hecho, creo que la novela se publicó en una editorial pequeña, con lo que las previsiones iniciales no eran nada halagüeñas. Pero a día de hoy la novela ha vendido más de un millón de copias, y su fama sigue creciendo. Lo cierto es que hace unos meses me he puesto a mi mismo como objetivo leer algunas obras literarias de ficción, pues llevaba años enteros sin leer nada de ficción debido a la falta de tiempo, y este es un buen momento para ponerme al día en cuanto a la lectura de los éxitos de los últimos años en el género de ficción.Reseña de El tiempo entre costuras Y dentro de la literatura española me han llamado la atención el éxito de dos obras: El tiempo entre costuras; y La sombra del viento. El éxito de estas obras, unido a la legión de fans que se han creado a su alrededor, unido cómo no a los dos sugerentes títulos (lo que me hace recordar lo importante que es elegir bien el título para una novela), han sido los factores que han llamado mi atención. Lo primero que uno piensa al enfrentarse a un texto novelesco escrito por españoles es ¿son novelas ambientadas en la Guerra Civil? Y lo cierto es que la Guerra Civil Española sale en las dos novelas… pero no es la protagonista. No es para menos que se le de tanta importancia a aquél macabro suceso que arrasó España durante tres años. Sus consecuencias aún son latentes hasta la actualidad. Pero eso no debe de ser un impedimento para que nuevos temas, nuevas situaciones, nuevas épocas y nuevas mentalidades lleguen al fin a la novela española. Ya critiqué en un artículo el excesivo “realismo” de la literatura española, que es asfixiante, pues por “realismo” se suele entender un remanido costumbrismo en donde el autor se limita a retratar época concretas como las vería una persona espiritualmente pobre. Y ese es un error que yo no perdono a una novela: el estar escrita por almas pequeñas que creen que la realidad coincide con las percepciones empíricas de una retina poco dada a ver el lado espiritual del mundo. ¿Es este el caso de El tiempo entre costuras? En este artículo hacemos la reseña de El tiempo entre costuras.

Argumento

La novela El tiempo entre costuras nos cuenta la historia de Sira Quiroga, una madrileña hija de una modesta modista (valla lío…) que trabaja en un próspero taller de costura. Sira es introducida por su madre en el taller de la jefa como aprendiz. Sira es una chica joven, inquieta y al principio de la novela, algo ingenua. Prepara su matrimonio con su prometido, que tras conseguir aprobar al fin una oposición de funcionario, ayuda a Sira para intentar que esta misma saque una cómoda plaza para servir en la administración publica. La Guerra Civil y la ingenuidad de Sira pondrán el punto de partida a una historia que se complica. Varios escenarios ponen el fondo de esta historia de espías, de amantes, de mujeres que sueñan tanto despiertas como dormidas, como la ciudad de Madrid, el norte de Marruecos, Lisboa,…

Opinión de El tiempo entre costuras

La novela está muy bien escrita, se nota el oficio de su autora, una profesora (o catedrática, no recuerdo bien) de universidad, creo que de filología inglesa. La profesionalidad de la autora salta a la vista desde la primera línea hasta la última. El estilo está muy cuidado, la narración no decae en ningún momento, los personajes están bien explorados y construidos, y el contexto histórico está perfectamente recreado, con la crítica de turno a las ideas fascistas que incendiaron España en aquella época (y que volverían a hacer incendiar a España en este si pudiesen). Con todo lo dicho, se nota que el texto está escrito por una filóloga profesional, no es una novela que pueda escribir un cualquiera, con un ritmo perfecto, con una buena ambientación, con mensaje de fondo,…

¿Una novela para mujeres?

Bueno… esto es complicado. Tanto en fondo como en forma la novela El tiempo entre costuras me ha recordado a esa novela que tanto le gustaba a mi madre de “Amar en tiempos revueltos”, pero por supuesto con mucha mayor calidad literaria (las novelas de la tele tienen una calidad muy pobre y son para paladares poco exigentes). Pero lo cierto es que a mi me ha gustado… al fin y al cabo “Cuéntame como pasó”, la famosa serie de TVE es una “novela” que me encanta, pues en este caso, sí es una novela televisiva de gran calidad. Vamos, que cuando una “novela” (a saber en qué sentido estoy usando esa palabra…) es buena, no tiene por qué gustar sólo a mujeres, exactamente igual que cuando una obra de “género” (fantasía, terror, ci-fi) es buena, no tiene por qué gustar sólo a frikis (recuérdese el éxito de las adaptaciones de El Señor de los Anillos y de El Hobbit actualmente). Pero sí es cierto que creo que El tiempo entre costuras gustará más a mujeres que a hombres…

Conclusión sobre El tiempo entre costuras

Y empezaba este artículo preguntándome eso de si El tiempo entre costuras peca de ese asfixiante costumbrismo tan promiscuo en la literatura española… De alguna manera, es siempre preocupante la incapacidad de gran parte de la sociedad para creer en algo espiritualmente elevado. No ha duda de que detrás de El tiempo entre costuras hay cierto trasfondo que intenta sostener todo el sentido trascendente de la novela: mujeres guerreras que se revelan para intentar redimir su ingenuidad inicial; guerra por interés y por estupidez que destruye a países enteros haciéndose enfrentar en ellas hasta hermanos; hombres que usan a mujeres como “adornos” hasta que estas dejan de ser jóvenes y bonitas; o simplemente las abandonan cuando les surge un plan mejor; soñadores que se enfrentan a un mundo pragmático estrellándose así con la agresividad de la sociedad hacia cualquier tipo de idea elevada, al modo en que Don Quijote se estrellaba contra los enormes molinos de viento,…

Agraciadamente El tiempo entre costuras es capaz de creer en estas cosas elevadas y en otras. No se queda en un mísero costumbrismo que intenta hacer pasar el pragmatismo por “algo real”. La ambientación también es muy de destacar, sobre todo ese ambiente colonial que la autora consigue crear en la parte de la novela que trascurre en el antiguo protectorado español al norte de África, con su estilo único, con su elegancia, con su falsedad y su hipocresía de hombres y mujeres que por fuera tienen muy “buen tipo”; pero por dentro son recomidos por la envidia y por el egoísmo.

Valoración: una muy buena novela, que gustará también a hombres; pero más a mujeres pues se sentirán muy identificadas con la luchadora Sira y todas sus increíbles peripecias. Quizás los hombres aprendan mucho también de esta novela: aprendan cómo se lucha por salir delante y solucionar los problemas según una mujer, normalmente mucho mejores guerras de la vida que los quejicas, débiles y traidores congéneres masculinos

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Reseña de El Hobbit, un viaje inesperado (la película) (5)
  • Reseña de El Señor de los Anillos (4)
  • La literatura española (4)
  • El maltrato a las mujeres y la violencia de género (4)
  • Mi primera novela (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>