Secretos para cautivar a tu pareja

¿Son los hombres más ligones los mejores hombres y los más disputados por las mujeres? Yo no puedo contestar a esa pregunta porque necesitaría realizar una investigación estadística… Pero sí sé que hay hombres que con las chicas en la disco son muy decididos, muy valientes, muy ligones Y luego hay otros chicos más tímidos que ligan menos en la disco y por ahí…Secretos para cautivar a tu pareja pero que a la hora de la verdad pueden ser mejores partidos porque aunque no tengan tanta confianza cuando están de fiesta, a la hora de la verdad son más profundos y seductores. Y es precisamente en el día a día, en la convivencia en pareja, cuando estos hombres demuestran lo seductores que son. Esta también es una importante lección que aprender sobre seducción: las personas que tienen muy buenas armas ofensivas pero que no las sacan de su funda, no serán buenos guerreros; y las persona que aunque no tengan tan buenas armas ofensivas, las usen y las saquen de sus lugares de descanso, aunque con peores armas serán buenos guerreros porque aunque tengan malas armas ellos las lucen, las exhiben y las usan. Pero una vez que ya tenemos pareja, que tenemos novia, que convivimos en pareja; o simplemente somos novios y no convivimos… todo nuestro yo, todas nuestras armas de seducción y todos nuestros fallos como hombres o como mujeres, saldrán a relucir y saldrán a la superficie. No se conoce a alguien en una conversación en medio de la discoteca en una noche de fiesta… A las personas se nos conoce en el día a día, en la convivencia, en el trato con nosotros… Por eso es importante aprender a cautivar, a nuestra novia, a nuestra pareja, aprender a cautivarla y a seducirla en el día a día… Es ahí de verdad donde se decide si somos seductores o al final no somos tan seductores como se creyó la que ahora es nuestra pareja, o nuestra novia, o nuestra mujer… En este artículo, secretos para cautivar a tu pareja.

Distintos tipos de parejas

A grandes rasgos hay dos tipos de parejas:

-Las parejas que no viven juntos, que son novios pero sólo se ven de vez en cuando, salen, tienen citas, quedan para seguir conociéndose, para divertirse, para ir a una cena o a una fiesta…; pero cuando termina todo eso, cada uno vuelve a su casa, duerme solo, vive solo, no comparte el grueso del día a día con su pareja…

-Las parejas que ya viven juntas, que son novios y conviven en una misma casa, sea solos, o con los padres de alguno, o con otros compañeros de piso… O sean ya matrimonio, están casados y quizás tienen hijos… Dentro de este segundo tipo de parejas hay a su vez otra fuerte distinción que ya hemos adelantado: las parejas que tienen hijos y las que no.

Comúnmente suele haber una transición desde el tipo 1 al tipo 2. Esta transición y esta evolución en la pareja ha sido muchas veces parodiada, ridiculizada, analizada… Esas parodias de la tele que nos muestran distintas parejas en distintos grados de evolución nos ilustran. En ellas sale por ejemplo una pareja que acaba de casarse y todos son mimos, cariño, amor… Y a su lado, ponen a otra pareja que a lo mejor llevan 50 años de matrimonio y todo son desprecios, mofas, odio… Esta transición y evolución en la pareja no tiene por qué ser así. Pero es cierto que el amor y el odio a veces están muy cerca, y que es normal que a alguien que amemos lo podamos llegar a odiar, incluso podemos llegar a amar y odiar a alguien a la vez… tal es la complejidad de la mente humana. Pero para que la magia de la pareja, y para aprender a cautivar a la pareja todos los días del año, exponemos unos secretos fundamentales, que sirven tanto para parejas que viven juntas como para parejas que viven en hogares distintos.

Cinco secretos para seducir y cautivar a tu pareja

1. Aprende a conversar. La buena conversación es algo escasamente habitual. Hay gente que habla mucho y no se calla; otra no habla nada; otra gente habla de temas que no interesan a nadie; otra gente habla mal, no respeta turnos de palabra, se adueña de la conversación; otra gente es agresiva en su conversación… La conversación es un arte, y como el mejor arte que no aburre, esta debe de ser variada, culta y vulgar a la vez, entretenida, recíproca… y esto último quiere decir que tenemos que hacer referencia en nuestro conversar al mundo cultural de la otra persona, a sus gustos, a sus intereses, a su forma de hacer y de decir las cosas…

2. Aprende a disfrutar de la compañía en silencio. Pero si nos tirásemos todo el día hablando con nuestra pareja, no lograríamos más que aburrirla… salvo que fuésemos unos conversadores que hablan como escribía Víctor Hugo… pero como eso no suele ser así, es mejor aprender a moderar un poco la cantidad de conversación en la pareja. Es más: hasta el mismismo Víctor Hugo tiene pares en sus novelas en donde no dice nada… porque esa es una forma de crear tensión e interés, más allá del sentido y del significado, para luego, romper esta tensión y este silencio, literario o no, con el ímpetu del inicio de otra conversación, más larga, más corta, de un tema o de otro…

3. El bueno humor se pega. Exactamente igual que el mal humor se pega. Imaginémonos lo que tiene que ser convivir con una pareja oscura, quejona, amargada, siempre quejándose de todo… Tampoco es cuestión de que nuestra pareja esté siempre de coña, que no se tome nada en serio, que no sepa tomarse la vida con sinceridad… Un estado de ánimo normal, equilibrado, simpático pero sincero a la vez… es el ideal para pasar al menos una parte de ese tiempo que estamos con nuestra pareja. Por supuesto que también tenemos que ser divertidos a veces, románticos a veces, cañeros y fiesteros a veces… hay que saber alterar entre los distintos estados de ánimo que puede haber en una pareja. Pero siempre desde ese estado neutral de buen rollo, de buena honda…

4. La rutina desgasta la relación… salvo que aprovechemos los fines de semana, los días de fiesta, las tardes después de trabajar… para salir por ahí, para ir juntos al cine, para ir a tomar unas cervezas en plan “colegas”…, para salir de fiesta solos nosotros dos por ahí, para ir de excursiones, a acampadas, para salir con amigos comunes, para tomar algo o simplemente tener una afición de ocio común. Estas actividades de ocio que se realizan en pareja, rompen con la monotonía de la rutina y ayuda a mantener la magia. También podemos hacer cosas nosotros solos sin nuestra pareja, como una forma de retrasar aún más el desgaste de la relación.

5. Y como acabamos de adelantar, es interesante que cada miembro de la pareja mantenga también su espacio común, su tiempo para él solo, sus aficiones particulares, su contacto con su familia… Una pareja debe de ser la unión de dos colegas que se atraen sexualmente… No debe de consistir en una mujer que intenta ejercer de “madre” de su novio o marido, con constantes cuidados, atenciones, reprimendas…; ni en un hombre que intenta ejercer de padre de su mujer, con constantes intentos de mandar, de tiranizar, con agresiones verbales, con advertencias, con órdenes… Precisamente para preservar esta igualdad relativa de cada miembro de la pareja, es muy importante que cada uno tenga su espacio y tiempo a parte del otro, para que así ni uno se crea que es la madre del otro; ni otro se crea que es el padre del uno…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cinco secretos para hacer feliz a tu pareja en la convivencia (8)
  • La vida en pareja (7)
  • Cosas que hacer con nuestra pareja (6)
  • Ideas románticas para impresionar a tu pareja (6)
  • Principales problemas en una relación de pareja (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>