Seducción inteligente y seducción por acción

Parece que la humanidad se divide entre personas inteligentes, que se piensan mucho las cosas pero que luego son poco prácticos; y personas de acción, que no se comen tanto la cabeza y que a cambio son más prácticos y más directos. De alguna manera estos dos tipos de personas han tenido su correlación en las dos formas de seducción que proponemos en este artículo: la seducción inteligente correspondería a la seducción de esos hombres que se comen mucho los sesos; y la seducción por acción correspondería a esos hombres que son más prácticos y que no piensan tanto pero a cambio actúan más. Por tanto, si usamos la seducción inteligente para enamorar al sexo contrario, seremos delicados, buenos planificadores, buenos psicólogos naturales, tendremos la estrategia de usar nuestra inteligencia al fin último de enamorar a la otra persona. Pero si usamos la seducción por acción, no nos comeremos la cabeza tanto con estrategias, con psicología… y a cambio iremos más directos para intentar conquistar a ese chico o chica que nos gusta. ¿Cuál es mejor? ¿La seducción inteligente? ¿O la seducción por acción?

Gandalf y Aragorn ligando…

Lo cierto es que en la historia de la humanidad la inteligencia y la acción han colaborado muchas veces. Podemos ilustrar esta colaboración histórica entre inteligencia y acción; entre neurona y actividad, con la novela y película de El Señor de los Anillos. Casi todo el mundo ha visto la película o ha leído el libro, o tiene los calzoncillos oficiales… Y ya sabemos que esta saga se caracteriza por tener unos personajes muy carismáticos y muy distintos entre ellos. De entre estos personajes, hay dos que pueden ilustrar muy bien la diferencia entre el hombre inteligente y el hombre de acción: Gandalf y Aragorn, respectivamente.

Gandalf es el sabio, el genio, el mago, es el hombre que estudia, que analiza, que piensa, que investiga, que sabe… Es un viejo sabio que ha dedicado toda su existencia (ya tiene 30.000 añazos el hombre pero ahí está hecho todo un chaval…) a estudiar, a ser sabio… Y por supuesto, también a usar esa sabiduría que ha adquirido con el tiempo para el fin de luchar contra el mal y por la libertad de las criaturas de la Tierra Media.

Seducción inteligente y seducción por acción

En cambo, Aragorn es un hombre rudo, un hombre que no tiene demasiadas letras, que se ha educado en la dureza de la batalla, de la áspera naturaleza, del acero y del caballo. Es un guerrero y un líder de humanos, que ha aprendido que las cosas se solucionan actuando: dándole un mandoble a un orco; reclamando con voz autoritaria el trono de Góndor; azuzando a su caballo para que este cabalgue más rápido… Aragorn es un hombre de acción, que usa esa acción para salvaguardar la libertad de su reino y de todas las criaturas benignas que lo habitan.

Pero lo más interesante de estos dos personajes, Gandalf como hombre intelectual; y Aragorn como hombre de acción, es la colaboración recíproca que existe entre ellos: comúnmente Gandalf guía intelectualmente a Aragorn; y este pone en acción y en práctica los buenos consejos de Gandalf. Así, se obtiene un magnífico resultado: se consigue mezclar la inteligencia de Gandalf; con la puesta en práctica de Aragorn. Por lo que vemos que la mejor estrategia puede no ser o la inteligencia o la acción de por sí: si no una colaboración entre ambas.

La historia de colaboración que hemos ilustrado con los personajes de Gandalf y Aragorn, no es fantasía: se ha repetido muchas veces en la historia de la humanidad, a día de hoy se sigue repitiendo, y se habla del “poder en las sombras”, o sea, de esos hombres y mujeres que no suelen salir por la tele, y que suelen ser neurona pura y tienen como misión recomendar o aconsejar a los que sí suelen salir por la tele, presidentes, reyes, empresarios… De hecho, la historia de Gandalf y Aragorn es una transformación de la historia real que ocurrió en el imperio carolingio de Francia entre el emperador Carlomagno (Aragorn) y Turpin, uno de los obispos de la época (Gandalf), en donde incluso hay una historia de por medio de un anillo mágico.

En mi novela La Reina de los Hielos, también hay una especie de Gandalf y una especie de Aragorn, con los nombres de Irgandúm y de Dardo, que juegan también a ese juego de “yo pongo la cabeza y tu pones en práctica mis ideas“.

El pacto entre la inteligencia y la acción

Como vemos, quizás no es bueno pretender que una de las formas de seducción expuestas al principio del artículo, la seducción inteligente y la seducción por acción, sea propuesta como mejor que la otra. Hace falta de todo, y para poco nos servirá ser muy activo y muy decidido si nuestras acciones no resultan inteligentes; y por otro lado, para poco nos servirá ser muy inteligente si luego somos demasiado teóricos y nos quitan las tías esos chicos menos interesantes que nosotros pero que le ponen acción al asunto.

Quizás vivimos en una sociedad un poco bipolar, en donde las personas inteligentes no entran en acción; y las personas “de acción” no hacen cosas inteligentes.

Por esto mismo, para seducir, yo propongo un punto intermedio: ni demasiado teóricos ni demasiado prácticos. Más que eso, se trata de hacer planes mediante la inteligencia, y luego ponerlos en práctica mediante la acción.

En los propios blogs de Internet sobre seducción se puede ver un poco esa “bipolaridad” de la sociedad, y esa división extrema entre inteligencia y acción: en los blogs de los gurús de seducción más típicos, apenas te dicen nada más que tienes que entrar a las tías, hablar con ellas, tantear, y así ligártelas… No usan para nada la inteligencia. Y en los blogs más “alternativos”, te dicen mucha teoría, muchas ideas buenas, mucha poesía y mucho conocimiento… pero no se meten demasiado en la práctica. Yo en mi blog intento ser equilibrado, e intento hacer una mezcla entre seducción inteligente y seducción por acción. Por eso no es raro que en un mismo artículo pueda haber desde una anécdota mía con alguna chica; hasta alguna teoría psicológica que nos puede ayudar a ligar y a seducir (por supuesto, no puedo contar demasiado de mi vida porque me traería problemas ipso facto…). Así se mezcla en mi blog la seducción inteligente y la seducción por acción.

Para iniciar este camino a medio camino entre la seducción inteligente y la seducción por acción, aconsejamos nuestro e-book Los Pilares de la Seducción.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo usar la mente para conseguir cosas (7)
  • Las claves para encontrar el amor con Inteligencia y Acción (dos tíos muy brutos…) (5)
  • Cómo crear nuestra identidad social (4)
  • Las personalidades atractivas (4)
  • Cómo ser más decidido (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>