Seducir a todo el mundo

¿Se puede seducir a todo el mundo? ¿Seducir es más que ligar o sólo es ligar? ¿Qué es la seducción, son artimañas, son técnicas infalibles, es una forma de vida que consiste en llevar el atractivo de nuestra personalidad a su máxima expresión? Yo mismo he tenido una interesante evolución respecto a lo que yo creo que es la seducción:

1. Originalmente para mí “seducir” era eso que te producía el arte, un grupo de música que te gustaba, un buen videojuego.

2. Con el tiempo, empecé a creer que “seductor” era el hombre que, de forma natural, caía bien a todo el mundo, y por eso mismo ligaba mucho más que yo…

3. Y con un poco de tiempo más, yo pensé en aplicar el punto 1 al 2: o sea, yo creía que por saber mucho de arte, de literatura, por tener un buen gusto musical… ya eso te haría seductor de por sí.

4. Pero en un poco de tiempo más, hace apenas un par de años, descubrí el mundo de la seducción entendido en la línea de Mystery, del sargeo, del ligar en discos, o de simplemente sargear por la calle, o hacer amigos y amigas y luego “seducir” a tus amigas…

Seguramente muchos lectores de este artículo han tenido una evolución parecida respecto a lo que ellos entendían por seducción. En este artículo, intentamos aclarar un poco las preguntas que nos hemos empezado haciendo al principio e intentaremos seducir a todo el mundo.

Técnicas mágicas para ligar

Todos los cuatro conceptos de seducción por los que yo he transitado tienen sus puntos débiles y sus puntos fuertes. Ya sabemos que la industria de la seducción se interesa sobre todo por el punto 4. Es cuestión de vender que los cursos, libros… que se ofrecen a cambio de dinero, sirven en realidad para llegar a ser unos infalibles ligones. ¿Sirven estos productos para ser más seductor en el sentido de ligar más? Es evidente que si yo quiero llegar a ser un buen dramaturgo y actor, pues los libros que yo compre sobre teatro, sobre interpretación… me pueden venir muy bien para aprender, siempre y cuando yo trabaje este material y no pretenda encontrar fórmulas mágicas de “vudú” que me conviertan por arte de magia en un buen dramaturgo y actor. Los libros de seducción son muy interesantes, siempre y cuando se cumplan dos condiciones:

1. Sepamos que hacernos seductores es un trabajo diario que requiere tiempo y esfuerzo. Los libros nos servirán para orientarnos en este trabajo. No existen libros mágicos que te ayuden a ligar como por arte de magia. Todo el mundo que vende libros de ese tipo vende “aire”. Pero un buen libro te puede ayudar a transformarte y a convertirte en la mejor versión de ti mismo.

2. El material sea de calidad. Estoy hasta las narices de ver por ahí material de personas dudosamente seductoras y de dudosa preparación, que pretenden venderte un artículo largo como un “super e-book” por 50 euros a lo poco, personas de dudosa procedencia y dudosos procederes que se han interesado por el mundo de la seducción más que nada como un negocio, pero realmente se limitan a copiar lo de otros para intentarle sacar partido económico. Agraciadamente, más del 99,9% de estos “gurús”, fracasan en sus expectativas, y cuando ven que esto de la industria de la seducción por Internet es de todo menos un negocio rápido y fecundo, abandonan sus estúpidos proyectos, normalmente sin haber ganado un sólo euro (a mí me costo ganar mi primer euro en esta industria más de siete meses trabajando el día entero; además de años enteros de preparación previa).

Yo no creo que existen técnicas mágicas para ligar. Pero sí creo que con el material adecuado podemos hacer de nosotros la mejor versión de nosotros mismos. Y es que si ligamos con alguien es porque nosotros somos interesantes; y no porque nos hallamos aprendido unos trucos de pretidigistación y se los soltemos a los demás para hipnotizarlos y que nos vean como muy seductores. Si somos seductores y ligones es porque nuestra personalidad atrae. Y podemos pulir estas capacidad de atracción de nuestra personalidad, incluso de nuestro físico, con trabajo guiado por un buen material teórico.

Preguntas y respuestas sobre la seducción

Podemos para terminar el artículo intentar contestar a las preguntas que nos hemos empezado haciendo.

1. ¿Se puede seducir a todo el mundo? Todos sabemos que las personas con un carácter más atractivo no sólo seducen al sexo contrario: también seducen a amigos, a compañeros, a sus familiares… De echo yo antes de ver en el mundo de la seducción entendido en el sentido de nuestro punto 4, como un arte para ligar con mujeres, lo vi como un arte para hacer amigos y para ser popular ante estos. Cuando nuestra personalidad es atrayente sin dudas seducimos a todo el mundo. Pero eso sí: yo calculo que sólo podría hacerme amigo del 10% de la población; y también calculo que le podría llegar a interesar como novio al 90% de las mujeres (humilde que es uno…). ¿Por qué esta diferencia? ¿Es que soy seductor con las mujeres pero no a la hora de hacer amigos? Nada más lejos. Es como cuando vemos un buen coche por la calle: si sólo lo puedes ver, pues a lo mejor sólo le interesa echarle un vistazo a un 10% de la gente que pasa por delante; pero si te pudieses quedar con él pues a lo mejor entonces el 90% de la gente se muestra interesado en él. Digamos que la gente es muy egoísta y sobre todo les interesarás (a ellas) para quedarse contigo mediante una relación de noviazgo; pero no para “echarte un vistazo” mediante una relación de amistad.

2. ¿Seducir es más que ligar o sólo ligar? Aclarado el punto anterior, este queda aclarado en parte: a la mayoría de la gente no le interesarás por muy seductor que seas. Socialmente la sociedad es bastante inepta, insensible, interesada… Pero aún así, el hacernos seductores, en el sentido de tener una personalidad atrayente ante los demás, tiene innumerables beneficios, entre ellos destacan:

-Es más fácil encontrar trabajo porque la gente que causa buena impresión en una entrevista, porque son simpáticos pero equilibrados; inteligentes pero trabajadores… siempre se suelen llevar el puesto de trabajo (aunque con cuidado de no querer pasarnos de simpáticos o de inteligentes…).

-Es más fácil tener un estatus alto dentro de tu familia. Le guste a quien le guste, no todos los hijos de unos mismos padres tienen el mismo estatus en la familia: siempre el más simpático, el más agradable, el más “tranquilo” pero divertido, el más carismático… se lleva siempre la mayor parte del cariño y de los “favores” de los padres. Es ley de vida, es la evolución darwiniana: tener muchos hijos para quedarse con los mejores. Sobreviven los que mejor se adaptan (no los más fuertes), y en el entorno humano las personas más seductoras a día de hoy son las que mejor se adaptan.

-Es más fácil tener amigos. A pesar de lo dicho, las personas seductoras siempre tendrán más y mejores amigos. Digamos que a pesar del egoísmo de la sociedad, se suele producir un “proceso de filtro” con el que en tu vida social se van quedando esas personas más leales e interesantes a tu lado como amigos. Las personas insociables comúnmente buscan en el tener pareja una forma de suplir el que no pueden tener amigos. Pero así siempre obtendrán peores parejas, además de que sus vidas serán menos plenas que si tuviesen también amigos.

-Es más fácil encontrar pareja. Y es que seducir como vemos, es más que ligar. Pero también sirve para ligar. Ser muy seductor te llevará a tener trato con más gente (te sientes más confiado y empiezas interacciones sociales en cualquier sitio), y así haces más amigos, conoces más chicas que se impresionarán por tu forma de ser y…

3. ¿Qué es la seducción, son artimañas, son técnicas infalibles, es una forma de vida que consiste en llevar el atractivo de nuestra personalidad a su máxima expresión? La seducción entendida como teoría, como arte, como un género literario que practicamos en este blog, es una forma de usar la teoría para intentar llevar mediante ella a nuestra personalidad a su máxima potencia. No creo en la seducción como artimañas, pero sí como técnicas que nos permitan llevar nuestra personalidad a su máxima potencia, poniéndolas en práctica, interiorizándolas, pensándolas… No hay nada infalible, pero si somos seductores tendremos muchas más oportunidades vitales que si no lo somos. Y la seducción, sí, puede ser entendida como forma de vida, si la entendemos como el arte de intentar llevar nuestro yo a su máxima potencia, mediante el trabajo de distintos aspectos de nuestra vida; mediante el cuidado de nuestro físico; mediante teoría que nos ayudará a convertirnos en grandes psicólogos naturales; mediante técnicas con las que puliremos nuestra forma de tratar con los demás…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Grandes preguntas y respuestas sobre la seducción (5)
  • Cinco cosas que dificultan ligar (4)
  • De Poco Sociable a Seductor y los Pilares de la Seducción (4)
  • Páginas webs para ligar por Intermet (4)
  • Hombres y mujeres extrovertidos versus introvertidos (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>