Seducir al amor

seducir al amorLlevo 4 días sin conexión a Internet. Escribo artículos… pero no los puedo colgar…

No me puedo quitar de la cabeza el libro de Mario Luna “sexcode”. Creo que ese tío vive en otro mundo, uno propio. De alguna manera alimenta la ilusión de que un hombre verdaderamente seductor es el que se ha acostado con muchas mujeres. Y claro, en su manual para tener sexo rápido, nos incita a eso. Fóllatelas a todas. Lo cierto es que el mundo del sargeo, prácticamente un desierto en España, arrasado entre otras cosas por la industria de la seducción, puede dejarte en situación de acostarte con bastante más mujeres que una persona que no sargea… Pero incluso así, por lo general esas mujeres se lían contigo porque piensan que va a surgir una relación de ahí, o al menos que puede surgir una relación de ahí. Curiosamente, la mayoría de hombres que se acuestan con bastantes mujeres, lo hacen porque no eligen mucho: simplemente, empiezan una relación con una mujer, y se dan cuenta al poco tiempo de que no son compatibles; terminan la relación, y a volver a empezar con otra mujer que tampoco le llena. Lo cierto es que creo que es conveniente terminar con los calenturientos mitos que fomentan Mario Luna y otros. He estado pensando en los hombres de mi edad que conozco, y prácticamente todos están con novia desde hace mucho tiempo. Los que no tienen novia, no es precisamente porque eso les prive de poder sargear y estar con muchas tías distintas: son por lo general pobres diablos que no podrán aspirar a tener una mujer sin pagar en toda su vida… Entonces, ¿El mundo estará ciego hasta que no hagamos caso a Mario Luna y demás calientapichas y empecemos a cambiar las relaciones amorosas por sexo rápido y sin compromiso…? Lo cierto es que las mujeres no parece que estén por la labor. Cuando se le pregunta a un hombre con cuantas mujeres le gustaría acostarse a lo largo de su vida si lo pudiese elegir de antemano, contesta que con 40; pero cuando se le hace la misma pregunta a una mujer, contesta que 1 o 2 hombres… Desde estos datos vemos que el mundo de Mario Luna es alucinatorio… pero como y dije en otro artículo de debajo, es una alucinación que le sale rentable. De alguna manera, en este artículo pretendo recuperar la idea de relaciones reales entre hombres y mujeres, y destronar un tanto los mitos de hombres que se acuestan con el sargeo con decenas de mujeres. Creo que con tanto lavado de cerebro por parte de la secta de seducción científica, es hora de recordar a los lectores las verdaderas relaciones que suelen establecer los hombres y las mujeres. En este artículo, aprendemos a seducir al amor, y a seducir con el amor.

Follárselo todo

Calculo que un 30% de la información que da Mario Luna en el “sexcode” es errónea. Por ejemplo, cultiva el mito de que los hombres están programados genéticamente para inseminar al mayor número de mujeres posibles. Los hombres querrían acostarse con muchas mujeres porque así sus genes y su descendencia alcanzarían  cotas más altas. El individualismo extremo de nuestra sociedad nos lleva a aceptar errores como este como ciertos. Pero la realidad es que si realmente un puñado de hombres engendrasen a la casi totalidad de las mujeres, el acerbo genético de la humanidad sufriría mucho, pues se empobrecería, e irónicamente, el que un puñado de hombres se hallan follado a todo queriendo establecer la dictadura absoluta de sus degenerados genes… terminaría conduciendo a la aniquilación de la humanidad, incluyendo los genes de estos folladores masivos, debido a un empobrecimiento de los genes de la raza humana. Aun así, es cierto que la guerra sexual que establecen los hombres por engendrar a las mujeres existe… pero no hace falta engendrar a mil, como se dice que hizo algún rey moro hace siglos. Por lo general, los hombres que triunfan en la guerra sexual, tendrán unas 7 u 8 novias a lo largo de su vida, quizás alguna más; y los que no triunfan, no tendrán a ninguna. Pero de ahí a querer que para que la evolución nos tenga en cuenta tener que pasaron el día pensando en follarnos a todo lo que se mueve… La naturaleza fomenta que los hombres más valiosos se reproduzcan más; a la vez que le pone freno a una excesiva inseminación de estos valiosos hombres, con metidos como el “estar hasta las narices de echar polvos” o “estoy harto de tanto coño…” En definitiva, no queramos ser tan egoístas: hay mujeres abundantes para todos…

Sí es cierto que algún majarajá se hartó con tanto harén… pero eso ya es vicio, no evolución. A todos nos gusta el vicio, pero de alguna manera a veces se nos vuelve en nuestra contra, y terminamos hartos de tanta carne. La reciente noticia de un hombre africano que ha muerto siendo forzados sexualmente por sus 5 o 6 mujeres, es un buen ejemplo de que el vicio a veces sale caro… Aun así, este hombre a cumplido el viejo sueño de todo hombre poco entrado en las relaciones sexuales con mujeres: morir a base de polvos…

Los hombres y las mujeres de nuestra vida

Lo cierto es que esa perspectiva del sargeo de Mystery se termina convirtiendo en pesada… Quizás es mejor estar con pocas mujeres, pero que nos llenen bastante más. Se trata de construir poco y bien; o construir mucho y mal. Es hora de recordar qué es un noviazgo, cómo empieza, cómo se desarrolla… de alguna manera, la institución del noviazgo parece la más natural en cuanto a las relaciones entre los hombres y mujeres se refiere.

Una relación se sabe cuando va a empezar, pero de alguna manera, no se sabe cuanto va a durar… Es común por eso que los ligones más jóvenes parezca que vallan de flor en flor: no le están haciendo caso a Mystery, simplemente su falta de experiencia le lleva a empezar relaciones con todo lo que se le pone por delante… Pero esto le termina cansando, y quieren aunque le parezca mentira a Mario Luna, quedarse con una chica que de verdad le llene, en vez de ir por ahí dando palos de ciego y empezando relaciones que solo le aportan sexo, que en no mucho tiempo, se termina convirtiendo en soporífero sexo….

De alguna manera, cuando empezamos una relación con alguien, un chico o una chica, sentimos que nos llena, que de alguna manera es un alma afín al nuestra. Ese es el principal motivo de que empecemos una relación con alguien, y no el que sea una TB 10 o TB 9 (la escala TB nos indicas según los sargeadores “profesionales” lo buena que está una tía, siendo según Mario Luna, una TB 1 tú abuela; una TB 10 una supermodelo, y una TB 5 una tía con la que sólo te lo montarías en una morbosa fantasía…) Aunque también es cierto que, una vez que esa persona especial nos llena espiritualmente, es el físico también es un buen aliciente para empezar una relación con alguien. No somos ciegos, y eso pesa…

En fin, que para mi ser verdaderamente seductor no es acostarse con muchas chicas; si no ser capaz de cautivar el corazón de pocas. Quizás no sólo una, respecto al número de mujeres de nuestra vida… fluctúa, y depender un tanto del azar: no son los hombres más ligones y seductores los que empezarán relaciones con muchas mujeres, si no los que más mala suerte tienen a la hora de que aparezcan en su vida las mujeres que son verdaderamente dignas de ser amadas.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • ¿Es verdad que todos los hombres son iguales? (5)
  • Cómo empezar una relación amorosa (5)
  • ¿Rollos de una noche o relación seria? (4)
  • Secretos para cautivar a tu pareja (4)
  • Cinco cosas que dificultan ligar (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>