Solo fracasa quien se rinde

Lo cierto es que el título de este artículo puede resultar contradictorio. ¿Cómo puedo yo decir que sólo fracasa quien se rinde, cuando yo mismo he renunciado a seguir con mi “carrera” como escritor? Realmente es bueno aguantar, continuar el camino, explorar el sendero largo trecho… y persistir en el andar hastas llegar a nuestro destino. Pero, ¿y si me doy cuenta de que yo había empezado un camino equivocado? ¿No es de sabios rectificar? Yo no me he equivocado exactamente por empezar mi camino como escritor. Realmente el paro no me dejaba ninguna elección… así que cumplí un gran sueño de mi vida. Si yo no hubiese andado un tiempo en esa dirección, no me habría percatado de que ser escritor es un oficio un tanto inestable, y conozco a grandes escritores que tienen varios libros publicados, y sólo ganan con ellos 100 euros al año. Yo podría haber seguido vendiendo mis libros de autoayuda… pero no me veo dentro de 10 años dando consejos a los adolescentes para ligar (porque no nos engañemos, esa temática a alimentado este blog, pero nunca fue mi idea esa: mi dea fue un blog que usase el arte, la ciencia, la literatura… para ser lo más “seductores” posibles).

Solo fracasa quien se rinde

A día de hoy soy un escritor veinte veces peor de lo que era hace tres años… ¿Por qué? Pues porque centro todos mis esfuerzos intelectuales en la informática. Escribiendo un buen artículo, un buen capítulo de un libro, se cansa el cerebro. Y luego no puedo usar ese cerebro para la informática. Como lo que me va a dar de comer es la informática, pues tengo que reservar lo mejor de mis neuronas para la programación… Escribir agota el cerebro. Ese es el verdadero motivo de que mi blog ande con poco movimiento desde hace 3 años. La informática consume todas mis energías intelectuales. Me encanta, y está suponiendo mi renacimiento como persona. A día de hoy soy un poco más escéptico con el mundo de lo que era hace 3 años… que aún podría pecar de idealista. La realidad es dura, la falsa moral abunda, y yo flipo cada día con las malas artes humanas.

Sí, vale. Todo el mundo ha oído hablar de los condones. Y todo el mundo sabe que es el mejor método que existe para evitar enfermedades de transmisión sexual (hasta aquí, todo correcto). Lo terrible, es que la gente no sabe que el condón es un método muy malo como anticonceptivo. Existe una escala de la eficacia de los métodos anticonceptivos. Y en esa escala, se muestran las parejas que se quedan embarazadas (se quedan embarazadas las mujeres, pero quiero ser políticamente correcto en esto…) al año, usando ese método. Por ejemplo, un método con valor 0,20, indica que hay un 20% de posibilidades de quedarse embarazados en el año. Los métodos más seguros son el diu (pero se puede mover), y sobre todo, la píldora y otros similares (con tasas de 0,05 o inferiores). Si a la hora de practicar sexo, las parejas no usan método anticonceptivo, las posibilidades de quedarse embarazados son de casi el 90% al año. Usar el método de la “marcha atrás”, nos deja unas posibilidades anuales de quedarse embarazados de un 22%. Y usar el condon… nos deja unas posibilidades de entre 15% y el 18%!!! Eso quiere decir, que estadísitcamente, una pareja se va a quedar embarazada con el condón cada 6 años más o menos. O sea, que pueden llegar incluso a tener 6 o 7 hijos perfectamente a lo largo de su vida reproductora, si usan el condón como método anticonceptivo. Entonces, ¿por qué narices veo campañas de famosas marcas de condones a favor de evitar “los embarazos no deseados”? Para mí la humanidad la empiezo a ver bastante hija de p… no tiene otra explicación, que por querer ganar dinero juegen así con el futuro de la gente (ya habrá tiempo para tener hijos, pero un hijo a destiempo es una buena faena a tiempo)=. Por lo que realmente, el condón sólo sirve como método anticonceptivo seguro, “mezclándolo” con otro método, como pueda ser el “coitus interruptus” (pero nunca hay que usar el coitus interruptus o marcha atrás sólo sin nada más, pues además de un método malo por sí solo como anticonceptivo, puede dar lugar a la propagación de graves enfermedades de transmisión sexual). Aunque por supuesto siempre será mejor mezclarlo con la píldora o el diu, pero esos métodos no suelen estar al alcance de los más jóvenes, y la mezcla entre condón y “marcha atrás”, bien echo, tiene unas estadísticas de éxito (calculadas por mi de forma teórica y matemática) bastante aceptables (aunque inferiores a la píldora y similares, por tanto, sigue habiendo riesgo de embarazo no deseado).

En definitiva, que con este mar de hijos de p*** que pueblan el mundo desde el primer mes de enero, creo que mi estrategia de pasarme al lado de las máquinas es muy acertada. Ser escritor está dentro de mis genes. Necesito escribir, necesito la ciencia, necesito la filosofía. Eso lo llevo en la sangre. También necesito las máquinas. También lo llevo en la sangre. Después de un largo camino, me queda poco para ser informático. Ha sido un camino, no duro, si no lo siguiente. Y ha sido un camion acertado.

Aguantar es vencer

Nunca fue más cierto.

Adoro a cada uno de mis lectores, que me comprenden. Detesto a las personas que se indignan por decir verdades de perogrullo, por no autoengañarme sobre la naturaleza del mundo. Pero si un médico se autoengaña y engaña al paciente, cuando este segundo tiene un cáncer, ¿cómo va a curar el médico al paciente, si no hace un diagnóstico certero y contundente? ¿Diciéndole que lo que tiene es un demonio y que este se cura con un conjuro mágico? Pues no: el médico podrá curar al paciente, empezando por un diagnóstico, que por duro que sea, sea acertado. Así podrá aplicar soluciones que funcionen, y no soluciones imventadas.

Recuerdo siempre mi novela, La Reina de los Hielos. Quizás por lo que he contado, mi primera y última novela. Es una novela de personas que no se rinden. Y realizan hazañas formidables. Hay de todo: aventura, amor, dragones, caballeros, princesas perdidas… No hay sexo… por lo que es un libro apto para mayores de 14 años.

Yo mismo, como Dante, siempre creí que para ganarse el cielo, hay que pasar por el infierno. Me gustaría que hubiese fórmulas mágicas, tipo:

“Cuando quieres algo con todas tus fuerzas, todo el universo conspira para que lo consigas”.

Pero mucho me temo que es más bien así:

“Cuando quieres algo con todas tus fuerzas, todo el universo conspira para que te den por culo”. (Versión Schopenhauer del famoso adagio, de manos de la Sociedad de Filosfía Aplicada, que la podéis encontrar en Facebook)

Que quiere decir, que si quieres algo, lucha por ello. Por que nadie te lo va a llevar a casa, y no te va a salir gratis. Pero merecerá la pena, tanto la lucha como la victoria. Ya lo decía el viejo refrán (estoy refranero hoy…)

A Dios rogando y con el mazo dando

como queriendo decir que para poco sirve que quieras una cosa si no vas a usar las herramientas necesarias para conseguirla.

Un saludo a todos los lectores.

PD: Gracias al final del año escolar, que me ha permitido respirar de nuevo y escribir este artículo.

PD2: Tengo un problemilla con los spamers rusos… Espero que en breve tiempo, los comentarios vuelvan a activarse y a ser lo que fueron. Mis disculpas a los que han echo comentarios, y se han perdido por culpa de la Gran Rusia… (país que me encanta, menos sus spamers y hackers…).

PD3: Los tuitteros son la hostia. Ellos solos casi consiguen hacer famoso mi blog… Así que a retuitear!

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Autoestima y egoísmo (2)
  • Cómo solucionar nuestros problemas (2)
  • Acabar con el excesivo super-ego para reforzar la autoestima (2)
  • Diez consejos para sentirse bien (2)
  • Si necesito pedir consejo ¿a quién pido consejo? (2)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>