Solucionar nuestros problemas para superar la depresión

solucionar nuestros problemas para superar la depresiónToda nuestra vida está atravesada por condiciones política. Las feministas del siglo XIX (mujeres brillantes) decían eso de:

lo privado es público

La frase es genial de por sí. Pero pensemos por un momento la retórica neoliberal, pensemos la cantidad de mentiras en las que nos intentan educar los periodistas de la tele:

Tú eres libre, y un ser único, que no tiene igual. Si eres libre tienes tu futuro en tu mano, tienes plena capacidad de obrar, de pactar con los demás, de elegir en qué quieres trabajar, a qué te quieres dedicar, cómo quieres que sea tu vida, y desde luego, tus asuntos son tuyos propios; y los de los asuntos que no son tuyos no te incumben. Por eso, tú respeta a los demás, sobre todo la propiedad de la burguesía; y la burguesía te respetará tu libre vida…

Todo esto recuerda un poco a la doctrina de “El Secreto”. Y no es casualidad. La frase “lo privado es público” quería decir lo que quería decir: que si se cultiva una sociedad patriarcal, las mujeres no podían ser libres por mucha voluntad que tuviesen de serlo, que si el estado defendía un sistema de producción en donde el rico oprimía al pobre, la mujer sería la más perjudicada, porque sería doblemente oprimida, por pobre y por mujer; que si no se ponían desde los medios estatales las mediadas necesarias, la mujer seguiría siendo discriminada por ser mujer debido al machismo que no se creó precisamente en la “libertad” del entorno del hogar, si no en un determinado contesto histórico marcado por la violencia, por el dominio de los ricos sobre los pobres, y sobre todo, por el engaño de los ricos a los pobres. Y el engaño de los ricos a los pobres está en hacerlos creer que ellos (los pobres) son libres porque el estado no interviene en su vida… Pero la economía política nos descubre el engaño: las clases privilegiadas extienden en primer lugar su red de telarañas pegajosas en donde todo el mundo queda atrapado en un sistema que es heredero directamente de los sistemas de negreros de la Edad Moderna; a la vez que desde los medios de comunicación que controla intenta manipular a la población para hacerla creer que ella, la población, es libre cuando realmente está atrapada en un sistema económico-social que depende irónicamente de su “camuflaje” para que siga indagando en su extremo parasitismo, en su extrema ineficacia, en su extrema injusticia y en su extrema estupidez.

¿Y qué tiene que ver esto con la depresión? Pues mucho, sobre todo cuando muchos psicólogos han empezado a echarles la culpa de la enfermedad de la depresión a sus pacientes: o “es que tienes que ver el lado bueno del mundo”; o “la solución está en ti, en tu alma” (en plan Dysney casi…); o “tienes que luchar contra tus sentimientos”; o “tienes que aprender a solucionar tus problemas por ti mismo”. O lo que es lo mismo: los psicólogos (algunos) están emulando a lo que hace la burguesía con la sociedad: le echan la culpa a la gente de sus problemas, como una forma de disimular que son ellos los que han causado los problemas. Por “ellos” me refiero a la burguesía… los psicólogos es evidente que no han causado los problemas del enfermo; pero con el cognitivismo de El Secreto no pueden ayudar al enfermo a curarse. Pues casi seguro que el enfermo tiene problemas y por eso tiene depresión… Por eso lo que debe de hacer el psicólogo con un enfermo de depresión es en primer lugar, averiguar cuales son esos problemas; y en segundo lugar, ayudar al enfermo a solucionar sus problemas.

Factores internos y externos en la depresión

Aun así es cierto que hay gente que no tiene problemas vitales importantes, y cae en depresión. A veces la bioquímica de nuestro cerebro nos la juega, y en ese caso puede ser muy interesante la terapia cognitiva, además de quizás el uso de medicamentos (yo los aborrezco porque no me fío de ellos ni de las farmacéuticas, desde el pensamiento científico más estricto). Pero la gente en la que un problema ha sido el causante de la depresión, debe de aprender a solucionar su problema, y no doctrinas baratas, sea el neoliberalismo, o el cognitivismo de “El Secreto”.

De todas formas, ya dije en otro artículo que la depresión no es reductible a sus problemas exógenos. Por ejemplo:

Si a mí hoy me echan del trabajo, me empieza a entrar ansiedad porque me veo en la calle con mi mujer y mis hijos,… Al final debido a esta situación de estrés (el estrés sigue siendo el gran aliado de la depresión) caigo en depresión. Y con el tiempo vuelvo a encontrar trabajo… ya estoy como antes en cuanto a cuestiones externas (factores exógenos), pero es posible que no por eso la depresión remita. Pude que yo, aunque ahora tenga trabajo, y pueda por tanto mantener a mi mujer e hijos, igual que antes (fue este el problema que me hizo caer en depresión), siga con la depresión a pesar de que el factor externo ha sido solucionado. En este caso el factor interno es fundamental: atacarlo con terapia cognitiva puede ser una buena solución, pero sólo una vez que ha remitido el problema externo. No tiene sentido intentar curar heridas sin sacar el cuchillo que nos la hizo antes.

Cómo solucionar nuestros problemas

Por eso mismo este artículo no es un artículo común de la categoría “depresión y felicidad”. Este es un artículo para todos, pues no puedo por menos de ver cómo muchos jóvenes hablando del futuro, empiezan a manifestar una sintomatología claramente de inicio de depresión: están como abúlicos, como desganados, como sin ilusión por el futuro, porque creen que no hay futuro, como de desconsuelo porque se sienten vendidos por un sistema político parasitario que los pisotea y los vende en el nombre de la democracia fingida.

En estas condiciones podemos recordar de nuevo el lema de las feministas

lo privado es público

La mayoría de la gente está plenamente dispuesta a ser menos egoísta; a cambio de una sociedad más democrática, más participativa, social y justa. Esto lo podemos ver en las estadísticas, cuando hasta un 60% de los españoles se manifiestan partidarios de abandonar el tener un vehículo propio por motivos patrióticos (por ejemplo, gastar menos gasolina para contaminar menos).

Esa es una buena forma de salir de todas las depresiones: la depresión es una enfermedad que se da más en personas de países como USA, y otros en donde la gente es individualista. En España, pese a al crisis, sigue habiendo unas tasas de felicidad aceptables debido al mayor reparto de la riqueza (en peligro por la brutal caída de la capacidad industrial del país a un 15%, cifra ridícula que es muy inferior al 35% recomendado por las autoridades de Seducción y Autoayuda punto Com

Y también nos quedan nuestros problemas particulares… Con una lista de los más comunes y de su forma de solucionarlo, termino. No sin antes mostrar mi acojone por las brutales cifras de visitantes al día que voy teniendo cuando aún este blog no ha llegado al su primer año de vida (el año de “travesía por el desierto”, que pasa todo blog novato de un Indie como yo…)

1. Tengo problemas de sociabilidad. Solución: vete a la discoteca a hablar con todo el mundo.

2. Tengo problemas de dinero. Solución: ponte a trabajar aunque sea de vendedor de enciclopedias. Eso no te hará rico, pero te dará dinero y una fuerza mental que ni te imaginas.

3. Tengo un sentido de que mi vida está vacía. Solución: llénala con una gran afición.

4. Tengo problemas con mi familia. Solución: soluciona esos problemas, y si no se puede, cambia de familia.

5. Tengo problemas con las mujeres. Solución: pásate por mis categorías, seducción, amor y psicología sexual. Aunque ya te advertimos que si lees nuestros artículos al respecto, como dicen en la película de “El Hobbit”

jamás volverás a ser el mismo

Y por supuesto, la ayuda de alguien para solucionar estos problemas particulares es siempre muy importante. Este blog puede ayudar también, no sólo a las personas con problemas; si no también a esos amigos especiales que quieren ayudar a un amigo con problemas, pero no tienen los conocimientos necesarios. No vale sólo con tener la voluntad de ayudar a alguien. Hacen falta conocimientos. Por eso, espero ver por la categoría “depresión y felicidad” no sólo a enfermos; si no más bien a gente que tenga un familiar o amigo enfermo de depresión, y busque aquí la forma de cómo ayudarle. De la depresión es muy difícil salir sin ayuda.

Qué la fuerza os acompañe

mucho mejor…

Qué os acompañen hombres y mujeres de poderosas fuerzas

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Principales causas de la depresión y sus remedios (8)
  • Salir de la depresión (6)
  • Sobre Alemania y sobre-vivir en Alemania (5)
  • Diario de un suicida (5)
  • Mi terapia contra la depresión (5)
  • Comments

    • DobleA dice:

      ¿Aquí te refieres de el libro El Secreto de M?

      • Erik360 Erik360 dice:

        No, jajajaja… me refiero al libro de Ronda Byrne, El Secreto, que no tiene mucho que ver… ¡que guay, he recuperado mi blog…! Jo, que susto, me he dado cuenta de lo que significa para mí este blog… No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>