desagradables

Aprender a convivir y a tratar con las personas

Lo cierto es que la mayoría de la gente es muy desagradable a la hora de convivir con ellos… Yo recuerdo que la primera vez que yo me sentí a gusto en un sitio, fue cuando empecé con 18 años a ir a la Universidad, y para ello, claro, tuve que desplazarme desde mi posición donde Chapete perdió las botas a Salamanca capital… (más…)