Teorías sobre la timidez

La timidez fastidia considerablemente mucho la vida de los que la sufren. Las personas tímidas pierden todo tipo de oportunidades vitales debido a su evitación de situaciones sociales. Y es que las grandes oportunidades de nuestra vida son amigos, son trabajos, son experiencias, son amores, son diversiones… que se dan sobre todo en el mundo interpersonal y en el mundo social. Si la timidez hace que nosotros evitemos este mundo social (por miedo, por vergüenza, por incapacidad de integrarse…) es evidente que vamos a perder todas estas oportunidades. Hay personas que no son muy guapas, que no son muy listas, que no son muy ricas… pero ligan, tienen amigos, tienen buenos trabajos… ¿por qué? Por que al carecer de timidez, ellos no tienen barreras que les impida alcanzar estas oportunidades. En cambio, los tímidos quizás a veces sean guapos, quizás a veces sean listos, quizás sean buenas personas… pero muchas veces fracasan en su vida personal y profesional, porque su timidez es una barrera que está ahí y que no deja salir todas las posibilidades del tímido. En este artículo, damos unas teorías sobre la timidez. O sea, damos unas explicaciones teóricas que deberían de explicar por qué surge la timidez y por qué nos fastidia tanto la vida.

Cuatro teorías distintas sobre la timidez

1. La timidez como consecuencia de traumas pasados. A veces el haber sido víctima de agresiones, de abusos, de insultos, de desprecios… en nuestra vida pasada (sobre todo en la niñez y principio de la adolescencia)

Teorías sobre la timidez

GaborfromHungary

, puede desencadenar en las personas cierto miedo y cierta fobia ante otras personas y ante situaciones sociales. Digamos que una persona que la picó una araña cuando era pequeña y se puso muy enferma, es posible que cuando sea mayor le tenga un gran pánico a las arañas (le pasó a Tolkien, y esa experiencia le inspiró a su araña Ungoliant). De la misma forma, una persona que sufra algún trauma social de niño, puede experimentar cierta fobia ante los demás y ante situaciones sociales por el mero instinto que tenemos  muchos seres vivos de huir de situaciones que nos recuerdan a momentos de apuro del pasado. Ni que decir tiene que esta “fobia” a las personas tiene cura, hay que ir aprendiendo, hay que ir viendo que la gente no muerde… por muy mala experiencia que tuviésemos con alguna persona concreta cuando éramos niños.

2. La timidez como exceso de sensibilidad. Aún recuerdo que una vez, cuando yo era pequeño, me mandaron a comprar el pan a una de las panaderías del pueblo. Yo llegué con mi cara ancha y con mi carácter decidido, tan contento a comprar el pan… Los dependientes de la tienda al ver llegar a un niño de unos años, con su cara ancha, con su pelo rubio, con su semblante valiente… tan dispuesto para comprar el pan… no pudieron por menos de sonreír y de ser incapaces de contener unas risas indisimuladas ante esta pintoresca estampa que se les presentaba delante. Yo recuerdo, que aún siendo un niño, me lo tomé fatal y me pareció que se reían de mí… Pensé en que jamás volvería a aquella panadería (y así hice y no he vuelto hasta el día de hoy, y sigue abierta…). Con el tiempo me di cuenta que no se reían de mí, quizás mi sensibilidad de poeta me causó una mala jugada. ¿De qué se reían entonces? Pues simplemente les hizo gracia esa situación, no se reían de mí, simplemente era una imagen muy pintoresca y divertida… Hoy en día he aprendido mucho, e interpreto aquellas risas hacia mí de niño más como algo positivo que negativo, pero mi sensibilidad poco domada por aquellos tiempos (tendría yo seis o siete años) me causó un error de cognición. Este tipo de tímidos sensibles tienen que aprender a ver las cosas como son, y no ver todo el rato que el mundo no los quiere, que el mundo se ríe de ellos… esto le pasa a personas sensibles, pero es mentira: simplemente es un error de cognición contra el que se puede luchar.

3. La timidez como falta de habilidades sociales. ¿No sentisteis absoluto pánico las primeras veces que montasteis en bici sin tener los patines laterales puestos? ¿Verdad que aún sentís aquél miedo? Incluso las primeras veces que nademos, las primeras veces que conducimos, las primeras veces que nos declaremos a una chica, las primeras veces que fuimos a una manifestación en España (los mossos y la policía española tienen ya fama internacional por su soberbio manejo de la porra…). El miedo de la inexperiencia es parte de nuestra condición humana. De igual forma, si nosotros no tenemos unas mínimas habilidades sociales, que hemos creado con práctica, con trabajo, con interacciones entre otras personas, con análisis y con imitación… es normal que tengamos absoluto pánico (que se transforma en timidez) en situaciones sociales que no dominamos. ¿Cómo se soluciona esto? Pues aprendiendo, y aprender con miedo es difícil. Por esto mismo muchos tímidos se quedan años encerrados en su concha protectora, pasa el tiempo, pierden oportunidades, pierden novias, amigos, diversión… y no se han atrevido a continuar con su aprendizaje, porque a todos nos daba miedo las primeras veces que montemos en bici sin patines… hay que superar este miedo, y aprender definitivamente habilidades sociales, para lo que recomiendo mi e-book Los Pilares de la seducción.

4. La timidez como barrera de mentes extraordinarias. Hay estudios que relacionan la inteligencia con la timidez, y se ve claro que las personas más inteligentes tienden a ser más tímidas. ¿Por qué es esto? ¿Por que nuestro cerebro al reconfigurarse de forma inteligente también se “reconfigura” de forma tímida debido a que la sensibilidad, el análisis, la capacidad de adaptación, nos hace más sensibles a la vez que más inteligentes? Puede ser, pero hay otra teoría: las personas inteligentes serían imparables si no fuese por la timidez, así que la evolución le habría puesto como muro a las personas inteligentes, un poquito de timidez para que de este modo queden “frenados” como una forma de que no acaparen demasiado de una sociedad en la que ellos podrían llegar muy alto debido a sus grandes mentes y sus grandes capacidades. De cualquier forma, lo que sí es cierto es que la timidez se va “quemando” como una vela cuanto más la usas. Así que si la timidez nos frena demasiado, no tenemos más que apretar los dientes, echarle valor, y hacer todas esas cosas que hace todo el mundo y no hacemos nosotros porque tenemos timidez. Sí, nos costará más que a los demás. Pero si es cierto esta teoría, a su vez nos saldrán mejor. Y con el tiempo, la timidez se irá quemando y ya no nos costará nada, y habremos saltado esa barrera que tanto nos frena a la hora de conseguir cosas de la sociedad (novia, trabajo, amigos, diversión, ambiciones…).

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo aprender habilidades sociales (7)
  • Cómo quedar con una chica (6)
  • Cinco símbolos que te ayudarán a mejorar tu vida social (6)
  • Intentarlo y fracasar para aprender sociabilidad (6)
  • Como pasé de tímido a sociable (6)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>