Toma el timón de tu propia vida

Toma el timón de tu propia vida

revwarheart

Cuanto más maduramos más nos damos cuenta de los errores en nuestras convicciones. Nos educan para ser sumisos, para ser dirigibles, para ser “educados”… Pero esto es un error… ¿Por qué? ¿No es mejor que un “experto” dirija nuestros pasos? Así tomaremos mejor camino que si nos dejan elegir nuestros pasos por nosotros. 

Este error es viejo. Ya Platón lo cometió. Platón decía que era lógico que si vamos todos en un barco, lo más normal es que el barco sea tripulado por las personas más expertas. Así el barco irá mejor y a todos, tanto tripulantes como pasajeros, les irá mejor. El argumento del barco de Platón (del barco de Platón sí nos meverán…) es falso. ¿Sabéis por qué? A día de hoy los teóricos políticos saben que dejar todo el control de un país en manos de “expertos” es una mala decisión. ¿Por qué? Pues porque así los ciudadanos se vuelven pasotas, se vuelven sumisos, poco inteligentes, no piensan por sí mismos, no saben hacer nada por sí mismo. Como Platón no quería que los ciudadanos se turnasen a la hora de tripular el barco, al final los ciudadanos no aprendían nada de educación política. Y se volvían apáticos, pasotas, abúlicos… Y para más colmo, los supuestos “especialistas” en tripular barcos, no lo hacían tan bien y el barco siempre era mal llevado, entre otras cosas porque al no haber competencia, y al tripular el barco siempre la misma “casta”, muchas veces los mediocres terminaban pasando por “expertos”.

Esta lección es fundamental para tomar el control de nuestra propia vida. Si nos damos cuenta, en nuestra sociedad todos hacemos lo que se espera que hagamos. El relato máximo de esto quizás son los Telediarios de la televisión, en donde nos dicen qué tenemos que hacer, a qué partido tenemos que votar, en qué tenemos que creer… Si no hacemos caso, a lo mejor estos telediarios nos tachan de “terroristas” o algo peor, simplemente porque queremos pensar por nosotros mismos; simplemente porque queremos aprender el difícil arte de tomar las riendas de nuestra propia vida.

Y para tomar las riendas de nuestra propia vida, yo propongo hacer algo distinto a lo que hace todo el mundo. He hablado de los telediarios, y de cómo manipulan la información al servicio de unos pocos. Pues yo propongo que nosotros mismos seamos el redactor de nuestras propias noticias del día a día. ¿Qué os ha pasado hoy? ¿Qué cosas son de verdad importantes de las que han pasado hoy? ¿De verdad nos interesa que tal equipo haya ganado la liga? ¿De verdad nos interesa que el miembro de tal partido político haya dado un mitin? Yo creo que no… esas no son noticias de verdad importantes para nosotros. Las noticias verdaderamente importantes están más cerca (y más lejos) de nosotros. Más cerca, por que son cosas que nos pasan en nuestra vida, por que nos afectan de lleno, porque nos preocupan, o significan oportunidades…. Y más lejos, porque hay acontecimientos históricos muy lejanos, que afectan a toda la humanidad por igual: la política nacionalista-imperialista del siglo XIX; los avances científicos; los problemas de sobreexplotación del ecosistema… Esas son noticias lejanas pero cercanas. Y la chica con la que estamos saliendo, el fin de semana que pasaremos con nuestros amigos; los cursos que estamos estudiando… esas son noticias cercanas pero lejanas (lejanas porque si no es por cosas lejanas como que hace cuatro siglos naciese en un pueblucho inglés un tal Isaac Newton y dejase herederos, nadie hubiese podido hacer nada de esas cosas y demás).

No nos damos cuenta de la cantidad de elementos que configuran nuestra vida. Los ricos son personas por ejemplo, que han usado a la sociedad para prosperar, sus carreteras, su ciencia, los ricos quizás fueron atendidos en un hospital para clases medias cuando nacieron porque sus padres no tenían recursos para pagar un hospital privado… Y cuando los ricos se hacen ricos ¿Qué hacen? ¿Agradecen a la sociedad y al país en que nacieron que ellos, gracias a la sociedad, hayan podido llegar tan alto? Más bien es al contrario, y una vez ellos han trepado por la escalera, pretenden tirarla abajo, o directamente destruirla, para que nadie más pueda trepar hasta arriba, un modo a la manera del cuento de las judías mágicas. O peor: simplemente pretenden destruir a la clase media en la que ellos nacieron y que a ellos les dieron oportunidades de prosperar, para que así seamos pobres dependientes, y al final hacen cosas como pretender cerrar los hospitales públicos en donde ellos fueron atendidos cuando eran niños y pobres, para convertir la sanidad en un  negocio que les haga a ellos aún más ricos.

Yo aconsejo no hacer caso a las chanfainas de la televisión: esas noticias no nos interesan (salvo unas cuentas que sí son importantes). Yo aconsejo para tomar las riendas de nuestra propia vida, el ir haciendo nosotros mismos, día tras día, nuestro propio “periódico” (puede ser mental…) en donde nosotros vamos contando al modo de periodistas de nuestra propia vida, las cosas que de verdad son importantes para nosotros, tanto las cosas cercanas (amor, trabajo, familia, esperanzas… ), como las cosas lejanas (ciencia, medio ambiente, política participativa, justicias e injusticias mundiales…). No os creáis las monsergas de los “media”. Nosotros hacemos nuestro propio destino, tanto en lo cercano como en lo lejano. Tengamos el valor de aprender a fabricar nuestro propio destino. Para ello… esta idea de un “periódico” mental (o escrito, por lo que se parecería a un típico diario), puede ayudar.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Si necesito pedir consejo ¿a quién pido consejo? (4)
  • El nuevo año de un blog para aprender a vivir (4)
  • Hablar con nosotros mismos para superarnos (4)
  • Cómo expandir nuestras posibilidades vitales (4)
  • Mediados de septiembre: nuevo curso o vuelta al trabajo (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>