Tres historias de amor

Hay quien dice que el universo es una inmensa historia de amor entre el cosmos y el caos, o sea: entre la facultad de la materia de organizarse en un ente estático y harmónico; y la capacidad de esa misma materia de desmoronarse sobre sí misma y dar lugar a nuevas formas que serían imposible si no hubiese caos. El cambio puede ser tan doloroso como necesario. No siempre el cambio es doloroso, pero otras veces sí. La mujer que pare y que se transforma en mamá siente perfectamente en sus entrañas ese dolor que genera el cambio. Otras veces el cambio es más armónico y a primera vista, más agradable. Las parejas que se casan y se juntan en una vida común, pueden sentir esa forma de cambio más agradable y no dolorosa. Pero el dolor no significa que el cambio sea malo; igual que el placer en el cambio, no significa que el cambio sea bueno. A lo mejor la mujer que parío con dolor la espera una vida próspera junto a una familia maravillosa; y la pareja que se casó con alegría la espera un infierno de pobreza, de malos tratos, de desesperación y de desgracias una detrás de otra. Sea como sea, el amor es eminentemente cambio, y suele ser agradable… pero doloroso también. El amor es una rosa muy bonita pero con la que te sueles pinchar y hacerte daño. El amor es cosmos y caos a la vez. El amor es lo que nos hace vivir y ser felices sobre el cielo azul; pero también es lo que nos arrasa con su cruel precintarnos hacia los infiernos en grises y turbulentos atardeceres. El amor es lo mejor y lo peor del mundo a la vez. Es lo mejor del mundo porque cuando empezamos una relación y estamos muy enamorados, sentimos que el apoteosis de las sensaciones más sublimes que existen invaden nuestras entrañas hasta hacernos llegar al éxtasis; pero es lo pero del mundo porque cuando se produce una quiebra en nuestra vida sentimental, comúnmente nos vemos arrasados por impetuosos tormentos mentales devenidos de la ruptura de nuestra dependencia emocional con esa otra parte que casi estaba cosida a nosotros. Se dice que una ruptura se tarda en superar 1 año por cada 3 de relación. Hay personas que nunca superaron la pérdida de su amor, como le pasó al personaje de mi novela La Reina de los Hielos, Erlandiros Armarot, que prácticamente enloqueció cuando perdió de la peor manera posible a su amada Irin Belis, y de su enloquecida cabeza surgieron todo tipo de ideas de resucitar como fuese al único amor de su vida. En este artículo contamos tres historias de amor.

Primera historia de amor: la mujer del californiano

Esta historia nos la legó el escritor Mark Twain, en su cuento “The californian’s tale“.

Un viejo explorador que buscaba oro por California llegó casi sin darse cuenta a un lugar que a él le pareció maravilloso. El lugar era una especie de villa abandonada. La villa creció de forma espléndida cuando se descubrió oro en la región. Pero con el tiempo, se acabó el oro, y todo quedó abandonado como si se tratase de una realidad que había quedado hermosamente congelada y decadente desde su originario esplendor. El explorador creía que estaba solo en aquel mágico lugar. Pero se equivocaba: un día descubrió que había otra persona más en el pueblo. Era un hombre de unos 50 años, que vivía en una casa muy distinta a las demás: la casa estaba espléndidamente cuidada, con cuadros, con los más hermosos adornos, con todo de una forma que delataba que sólo una mujer podría haber creado y adornado una casa tan palaciega y tan hermosa. Al final, Henry, que así se llamaba el propietario de la casa y único habitante de la abandonada villa junto con el viejo explorador, confiesa que todo en esa casa ha sido decorado por su bella esposa. El viejo explorador se queda impresionado al comparar la rusticidad del lugar con aquella palaciega y preciosa casa decorada por una mujer. El explorador le pregunta a Henry que dónde está su esposa. Y este contesta que se fue hace unos días a visitar a sus padres que viven cerca. El explorador se dispone a abandonar definitivamente el lugar en busca de otros horizontes para buscar oro, dejando atrás la villa abandonada y la preciosa mansión de Henry y de su esposa. Pero Henri le retiene, le dice que tiene que cononcer a su esposa, pues es tal su belleza y su hermosura que se quedará impresionado por una dama tan increíble. Henry al final se queda para ver a esa mujer tan maravillosa. Y llega al final el día en donde tiene que regresar la esposa de Henry de su viaje. Al hermoso palacio de Henry y su mujer, llegan otros dos amigos de Henry, pues es tal la fama que tiene ya esa hermosa mujer, que ellos también están expectantes por volver a verla. Pero pasan los minutos, las horas… llega la media noche, y la hermosa mujer de Henry no ha aparecido por la puerta. Los dos amigos de Henry beben wiskie y tocan la guitarra… Al final, Henry, que estaba preocupado por la tardanza de su mujer, toma un vaso de wiskie, y tan pronto lo toma, se adormece y tiene que ser llevado a la cama por sus dos amigos. Los dos amigos regresan a la habitación en donde estaba el viejo explorador, esperando expectante por la llegada de la mujer. Pero parecen dispuestos a marcharse de casa, a lo que el viejo explorador reacciona intentándolos detener, pues si llega la mujer de Henry y le ve allí a él solo, se asustará por que él es un extraño y ella no lo conoce. Pero los dos amigos de Henry le desvelan el drama: la mujer de Henry murió hace 19 años, fue capturada por los indios cuando regresaba de un viaje que había hecho para ver a sus padres, al medio año de casarse con Henry. Desde entonces, Henry enloqueció, y siguió creyendo que ella estaba viva. Y una vez al año, cuando se cumplía el aniversario de aquella trágica muerte, los dos amigos de Henry representaban aquella triste escena, drogaban a Henry con el wiskie, y de este modo el pobre Henry era capaz de soportar un año más sin su amada a su lado.

Segunda historia de amor: los padres de Alfred J. Kwak

Alfred J. Kwak, de la serie de dibujos animados de mismo nombre, una genialidad que es posible verla por Youtube hoy, aunque yo la vi cuando era niño y me marcó mucho.

Johann Kwak es un despreocupado y joven pato que no quiere casarse porque para eso él sería perder la libertad que tiene como joven soltero. Pero un díaTres historias de amor, oye cantar a una hermosa pata (valla guasa…), y Johann se enamora perdidamente de la pata, llamada Anna (cómo me duele oír ese nombre…). Al final el solterón de Johann consigue ligarse a Anna, no sin antes haberse pasado por seduccionyautoayuda.com… se casan, y tienen huevos. Y de los huevos, surge unos hermosos patitos. Uno de ellos, es Alfred J. Kwak. Johan se encuentra convertido de un día para otro en un padre de familia, con una hermosa mujer y unos pequeños hijos que cuidar. Pero las cosas no salen bien: en el campo en donde vivían todos ellos, empiezan a construir un parque temático en plan Eurodisney (o a lo mejor era Eurovegas…), que los hace tener que emigrar de su hogar. Su amigo el topo (sí, el topo…) los propone ir a la casa de su muerto abuelo, que está lejos de allí y puede ser un gran lugar para volver a empezar de nuevo. Johann y Anna aceptan, porque no tienen ningún otro sitio a donde ir. Y al final, todos, el topo, la pata, el pato, y los patitos (no, no me he metido de nada…) emprenden el camino hacia su nuevo hogar. Pero el travieso de Alfred J. Kuak, lo pone todo muy difícil, pues se entretiene con las mariposas, las empieza a perseguir y pierde el rumbo que llevaban los demás, haciendo que el simpático topo tuviese que ejercer de un improvisado rescatador de Alfred que lo encontraba y lo devolvía a la comitiva de patos y patitos. En uno de estos rescates improvisados, algo pasa. Había tensión en el ambiente porque la comitiva tendría que atravesar una peligrosa carretera. El topo había ido en búsqueda y captura del travieso de Alfred, que se había perdido persiguiendo una mariposa. Pero algo pasa: cuando el topo y el travieso Alfred están lejos del resto de la comitiva, se oye un gran estruendo. El topo se alarma y se dirige rápidamente junto con Alfred hacia el lugar de donde venía el estruendo, en la carretera. Al final, ambos llegan a la carretera, y el topo descubre horrorizado que Johann, la hermosa Anna y los patitos, ya no están, y sólo queda el zapato que era la cama de soltero de Johann y que se convirtió con el tiempo en el carrito de paseo de los patitos. El niño-pato Alfred pregunta que dónde están sus padres, pero el topo sabe que ha ocurrido una desgracia, y apenas le acierta a decir que no le pasará nada y que él le cuidará. Sí estimados lectores, este tipo de historias tenían un gran éxito entre los niños de los 80, historias duras pero reales, historias de dolor pero de esperanza… una historia de amor trágica pero demasiado real.

Tercera historia de amor (trailer promocional, ya que aún no se ha estrenado…)

 

Estaba solo

No tenía futuro

No tenía amigos

No tenía a nadie

*

Pero un día

sin futuro

sin nadie

un día

tuve el valor de verme al espejo

*

Y vi algo horrible

Un hombre demacrado

Un cadáver que llevaba años encerrado en una tumba para vivos

Un hombre que rescataba princesas hechas de píxeles

Un hombre que tenía callos en las manos y no trabajaba con la pala

*

Era un hombre con depresión

Era un hombre con timidez extrema

Era un hombre con fobia social

*

Y era yo, encerrado en mi cementerio para vivos y encerrado en el infierno de mis demonios internos

Y yo hice el único gesto valiente que había hecho en mi vida

*

Me miré a los ojos

Y dije

Ya vi mis ojos

Y dije

Ya vi mi valor

Y dije

Ya veo que soy un muerto que no vive

*

Y dije

Pero hoy es el primer día en donde yo tendré el valor de escapar de mi tumba

*

Y el hombre sabía que seguía estando solo, pero sabía que había alguien en el mundo esperándole ahí arriba

Y el hombre borró sus cuentas de Internet

Y el hombre tiró a la basura todos sus videojuegos

Y el hombre empezó a salir a los sitios, aprendiendo poco a poco como se comportan los normales

Y el hombre poco a poco empezó a sentir que se acercaba a su destino

*

Y un día, en un curso para teleoperadores (joder lo que se liga ahí…), al fin, la vio

 

El amante que ascendió de los infiernos

Próximamente…

en la vida de los que más cojones tienen por luchar por la vida y por el amor

 

Los Pilares de la Seducción y De Poco Sociable a Seductor. Manuales completos para salir del infierno.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Tres historias para crecer espiritualmente (6)
  • Lecciones que tenemos que saber si queremos tener pareja (5)
  • Las enfermedades mentales y los enfermos de depresión (5)
  • Cosas buenas de tener novia (5)
  • 10 consejos para enamorar (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>