Una nueva seducción para hombres verdaderamente seductores

Seguro que los lectores habituales de este blog ya saben de qué va eso de la seducción, del sargeo… Y saben que este mundo está todo lleno de gurús que cobran a veces desorbitados precios por por ejemplo, un fin de semana en donde se enseña a ligar a los chicos por las discotecas. Normalmente los precios de estos mini-cursos de ligoteo oscilan entre 300 y 500 euros, y a los alumnos se les mete todos juntos en primer lugar en un “aula” o algo que se le parezca; les explican la teoría del “método mystery”, y luego sacan a estos alumnos a practicar lo aprendido por las discotecas… Por lo general los alumnos quedan muy contentos con el curso…Una nueva seducción para hombres verdaderamente seductores Notan una gran subida de autoestima. Desgraciadamente, esto sólo es al terminar el curso, esa sensación de camaradería de estar entre iguales hace que tu moral suba, tanto que te hace creer que de verdad eres más seductor después de un fin de semana de clases de sargeo. A la semana siguiente, ya no quedará nada de este subidón que nos dio al terminar las clases de seducción. Frente a esta visión comercial y simplista de la seducción y del sargeo, y propongo una visión distinta, más compleja y más profunda. Tengo un libro publicado que se llama “de Poco Sociable a Seductor en Dos Meses”. ¿Por qué dos meses? Pues sencillamente por que es el tiempo mínimo en el que nos puede dar tiempo a cambiar parte de nosotros de tal forma que al final de ese tiempo podamos decir que somos más seductores. En un fin de semana no te puede dar tiempo a mucho. Aunque bien es cierto que si el alumno es aplicado y sigue experimentando por sí mismo, es posible que ese mini-curso le de al alumno un disparo de salida de una carrera que luego puede seguir corriendo por sí mismo. Por eso le podemos dar una oportunidad a estos curso intensivos (a lo mejor los oferto yo dentro de poco, por 199 euros que es un gran precio…), eso sí ni se os ocurra comprárselos a ML, todavía a DdB… que tiene la virtud de ser una persona tan normal que eso puede ayudar a muchos frikis a ver que sus “rarezas” son un impedimento para ligar. Y por supuesto los clientes también pueden comprar mi “coach mensual”, que aunque no es presencial, a cambio es mucho más barato y les durará para todo un mes. De cualquier forma decimos que esta visión de la seducción se nos antoja limitada (aunque no la descartamos, simplemente la ampliamos). Por eso yo puedo proponer en este artículo una nueva visión de eso que podemos llamar “comunidad de la seducción”, que son grupos de chicos que se reúnen para mejorar sus habilidades sociales y con las mujeres… Eso sí, desgraciadamente este tipo de organizaciones cuando hay dinero de por medio, tienen una gran tendencia a convertirse en auténticas sectas, fenómeno que ha explotado maravillosamente bien ML que llegó a redactar hasta una lista de auténticos mandamientos para su nueva religión de avens capullos y medio subnrormales (luego retiró sus mandamientos de su puto foro, pero hay capturas que son para mear y no echar gota…). De cualquier forma, en este artículo proponemos una nueva seducción para hombres verdaderamente seductores.

Aprender a ser seductores

Y es que el hombre puede aprender a hacer de todo. También puede aprender a seducir, en el sentido de ser mejor con las mujeres. Desgraciadamente las escuelas de seducción pretenden básicamente darle unos “brochazos” de barniz a sus desesperados alumnos haciéndolos creer que por saber tal o cual triquiñuela con las mujeres, luego se van a llevar a todas de calle… Por eso, y ya para terminar el artículo, hacemos una lista de los hasta ahora “mandamientos” de la vieja seducción; y debajo de cada uno de estos “mandamientos” damos nuestros propios no mandamientos, si no consejos, indicaciones, aproximaciones… para hacer de la seducción una gran afición: la afición de convertirnos en el mejor tipo de hombre (también de mujer) que podamos llegar a ser. Así sí se liga, y no con trucos de prestidigitador o haciendo cursos para aprender a hipnotizar a víboras…

Los viejos mandamientos de la seducción y la nueva seducción

1. Vieja Seducción: el mejor ambiente para desarrollar nuestras habilidades de seducción son las discotecas y los ambientes nocturnos.

-Nueva Seducción: El ambiente de la noche es el ecosistema ideal para la zorra, para el garrapo, para el búho de rapiña… Pero para practicar nuestras habilidades de seducción es mejor un ambiente más normal, la calle, la panadería de la esquina, nuestras amigas, nuestra vecina, nuestras compañeras de trabajo…

2. Vieja Seducción: practicamos la seducción para acostarnos con muchas mujeres.

-Nueva Seducción: los hombres que se acuestan con muchas mujeres suelen ser canis que se ligan a chonis facilonas… Os aseguro que cuando veáis a una mujer de verdad renunciaríais a poder acostaros con todas las mujeres del mundo y a cambio poder estar con sólo esta dueña de nuestro corazón. Ser seductor es conseguir seducir a esa chica (una) que nos vuelve loco. Las mujeres de verdad, no es que no estén dispuestas a un “rollo de una noche”; es que hasta es muy difícil conseguir empezar una relación de noviazgo con ella.

3. Vieja Seducción: practicamos la seducción con fines inmediatos de conseguir conquistar a mujeres.

-Nueva seducción: la mera práctica en ambientes sociales de nuestras habilidades de seducción es un fin por sí mismo de la seducción. Si pensamos “no salgo con esa gente por que sólo son chicos y así no podré ligar”, entonces estamos perdiendo una oportunidad magnifica de practicar nuestras habilidades de seducción. El medallista olímpico tiene que entrenar mucho antes de conseguir la medalla, aunque nunca se sabe…

4. Vieja Seducción: sólo importa seducir a mujeres.

-Nueva Seducción: aunque aquí todos somos muy machos (salvo las chicas…), un hombre que sólo quiere seducir a mujeres es de normal un capullo. Los verdaderos hombres y mujeres seductores seducen a todo el mundo, con su carisma y sus buenas formas seducen a compañeros, a familiares, a vecinos… Tenemos que aprender el arte de ser nosotros mismos en su mejor versión. Y luego ligar será muy fácil.

5. Vieja Seducción: la comunidad de la seducción son amigos que nos acompañan  a la discoteca a ligar y a hacernos de “alas”.

-Nueva Seducción: la comunidad de la seducción son un conjunto de amigos que quedan con nosotros para formar un grupo de personas que tienen un objetivo común: ser la mejor versión de nosotros mismos como hombres. Nos unimos con otros porque esto nos da fuerzas, y así nos podemos poner retos y controlarnos los unos a los otros: retos como apuntarnos todos a un curso y practicar las habilidades de seducción con todos los miembros del curso; o leernos tal libro o artículo y luego ponerlo todos en práctica por ejemplo, cuando vamos al cine, o cuando vamos de compras (nótese que en mi peculiar comunidad de la deducción (me ha hecho gracia el fallo de “comunidad de la deducción”, quizás esté formada por matemáticos salidos y por eso lo dejo así…) no ligamos con alas: ligamos solos, esa es la mejor manera de ligar. Nuestros compañeros de la comunidad sólo nos dan apoyo moral además de que nos controlamos que cumplamos nuestros retos y que leamos las imprescindibles lecturas).

6. Vieja Seducción: ser seductor con las mujeres consiste en hacerse el gallito ante estas…

-Nueva Seducción: ser seductor con las mujeres consiste en hacerlas sentir emociones y que se enamoren de nuestra forma de ser. Por supuesto con la seducción “pulimos” nuestra forma de ser para que nosotros seamos más atractivos ante los demás.

7. Vieja seducción: abandonamos la seducción cuando nos echamos novia.

-Nueva seducción: cuando nos echamos novia, es precisamente cuando más seductores tenemos que ser. Pues ahora estamos atados a una persona que por supuesto valorará muchísimo haberse unido a un hombre verdaderamente seductor; y no a un capullo que se aprendió cuatro tretas baratas.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo buscamos pareja (5)
  • Cómo cortejar a una mujer (5)
  • Puntos fuertes y puntos débiles para seducir (5)
  • Cómo enamorar a un hombre (4)
  • Cómo conectar emocionalmente con una mujer (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>