Vídeo blog de superación personal

Imagen de previsualización de YouTube

Yo no tenía ninguna intención de empezar con este blog… En el fondo, a mi me gustaba escribir novela… Pero terminé mis estudios con un nivel tan alto de estrés y de ansiedad… que no era capaz de tener las condiciones mentales adecuadas que requieren la labor de escribir novela… Cuando uno no tiene la cabeza en su sitio, puede escribir teoría… pero no puede hacer arte. El arte requiere ese algo de confianza y de relajación, sin el cual las ideas no fluyen libremente… Por eso empecé con este blog. Era aparentemente menos exigente que escribir novela… Pero estoy ahora mismo revisando algunos de mis artículos. No es imposible que borre alguno (sobre todo dos, uno de ellos, ese de Eurovisión y la degeneración de Europa, valla aun así, mi antieuropeismo, por razones de compasión con España, de por medio…) Acabo de subir mi primer vídeo a Youtube… No digo casi nada. Es un vídeo que gravé hace un mes, se nota que aún tengo la chaqueta puesta, porque hacía frío. Además, no es esa la cámara con la que gravaré mis vídeos… Usaré una Logitech que compre ayer y que me ha costado 50 euros… con micro incorporado. Pero este vídeo es importante: es la primera vez que me veo a mi mismo saliendo por la “tele”… Tenía algo de miedo… y por eso, para superar mis miedos, he decidido subir ese vídeo… e inaugurar con él mi canal de vídeos en Youtube, ligado a este blog. Así, inauguro oficialmente mi canal de vídeos en Youtube… De momento sólo tengo una Webcam, pero más adelante compraré una cámara portátil, y subiré a Youtube alguna experiencia de mis viajes… sin contar demasiado sobre mi vida. Espero que este recién  inaugurado canal de vídeo llegue a ser importante en Youtube. Así, este blog queda convertido en un vídeo blog de superación personal.

La locura y la cordura

Y digo: estoy revisando algunos de mis artículos pasados… A veces yo he escrito artículos en momentos malos… de echo, casi todo este último año y medio ha sido un momento malo en mi vida. Pero aun así, siempre puedo decir eso de “yo estaba cuerdo, pero ellos me pervirtieron…” Tengo mucho carácter, pero salvo esa depresión que espero que en breve desaparezca para siempre… estoy completamente cuerdo… Pero sigo teniendo carácter.

Lo cierto es que tampoco me importa que piensen mal de mí, teniendo en cuenta los niveles de estupidez a los que ha veces esta sociedad te quiere hacer llegar para poder considerarte normal. Yo nunca quise ser “normal”. Nunca pude ser tan mediocre. Los medios de comunicación te convencen de que seas normal… ¡Pero yo soy como soy…! ¿Cómo puedo ser yo tan capullo como un periodista de la tele…? ¿qué tengo que hacer, lobotomizarme…?

El otro día vi una entrevista a un supuesto especialista en periodismo para el nuevo siglo… Respondía a preguntas que le hacían sobre cómo sería el periodismo en este nuevo siglo ya comenzado… Creía que los periodistas deberían de ser cada vez más especialista en su área de investigación; deberían de seguir estando claramente delimitados de los bloggers, y demás nuevos informadores que han surgido con la democratización de los medios de comunicación; y creían que deberían de seguir manteniendo la neutralidad en aquellas cuestiones que tratan… Pero este capullo sólo nos estaba intentando trasladar a los nuevos tiempos el tipo de periodista, vendido, inútil, degenerado y sobre todo, un completo ignorante, que ha abundado hasta ahora… Más nos vale no hacer caso a ese tipo de la entrevista, si queremos que a partir de ahora allá sí un mundo democrático. La supuesta neutralidad del viejo periodismo no es más que manipulación disimulada; y la “libertad de expresión”, es simplemente eso: libertad de manipulación.

Con todo, como decía algún pensador por ahí, se le ha dado la vuelta al mundo: ahora la verdad es pura locura; y la mentira ha sido puesta en lugar de la verdadera realidad. La manipulación informativa nos ha terminado por convencer que mamonadas absolutas son pura y cristalina realidad; y la verdadera realidad es una locura, un sueño oscuro de un loco con depresión o con esquizofrenia… Por eso, la locura tiene ventajas: ella te permite ver el otro lado de la realidad… Pero nadie quiere vivir para contemplar el conocimiento puro en un éxtasis de dolor y frenesí transformador…

Ayer tuve un buen día

Recuerdo una frase que puse en un artículo hace unos días:

 “Quien se ha sentido alienígena en su propio país, es el único verdaderamente capacitado para detectar al verdadero invasor

Ayer entendí en profundidad lo que quise decir… Y es que, ayer fue un buen día… Salí a la ciudad a comprar unas cosas… sobre todo mi webcam. También le eché un vistazo a un e-book, que creo que compraré también. Y eso: cogí el coche, y me fui a la cercana Santa Marta (al lado de Salamanca, nuestro peculiar “área metropolitana”…) Aparqué al lado de la tienda de informática, una de esas megatiendas… Me gusta el día, a veces salir de noche me sienta mal… Veía a la gente: a las parejas hiendo de la mano a hacer sus compras; a los encargados de la tienda, tocando todo el rato los huevos (“¿necesita ayuda…?”); a chicas que hacían también sus compras… inquietándose cuando yo me paraba a su lado a mirar los mismos productos que ellas…; a una niña que se había perdido, y lloraba de angustia por la lejanía de su madre… Todo eso es cosa de vivos… Yo durante mucho tiempo no he pertenecido al mundo de los vivos…

vídeo blog de superación personal

Autor: Pedro María Reyes Vizcaíno

Luego fui a casa de un familiar. Y estuve un rato allí, entre los vivos, comiendo un helado. Y yo pensaba, ahora entre hombres, sobre cosas que escribo en este blog.. Y es que cuando uno está entre los vivos, con gente, cuando uno está a gusto, parece que, por ejemplo, el apoderamiento de un país entero en manos de un puñado de degenerados, es una cosa menor. De echo, uno ni se da cuenta de esto… Eso explicaría el pasotismo absoluto de esta sociedad: la gente socializada no es capaz de ver al invasor.

O quizás, le importa poco. Cuando uno está, por ejemplo, en una plácida cena familiar… se olvida de esas cosas. No le interesa la economía política… Uno está pasándoselo bien, sin estrés, sin ansiedad, sin depresión… Y en esos momentos parece que no importa que Aznar llevase la ruina a este país con su desastroso y subnormal modelo económico (otro gallo nos hubiese cantado si hubiésemos pinchado esa burbuja y hubiésemos construido centros de investigación y de desarrollo de futuros ejecutivos y políticos…) Y es precisamente entonces, en el calor del seno de tu gente, cuando uno entiende verdaderamente lo importante que es el dolor, lo importante que es la soledad, lo importante que es estar escindido, un tanto en el precipicio de la locura… Ello te hace ver la otra realidad…

Y es que, ser un auténtico cabronazo puede ser un verdadero acto de amor a la patria. Y ser a veces, un loco, también. Porque estos, cabrones y locos, pueden ayudarnos, pueden ayudarnos a librarnos de esas garrapatas parasitarias que nos afligen con su tiranía; que nos amedrentan con su policía, siempre encima de ti para meterte miedo; que nos esclavizan con su estupidez… Es necesario a veces no estar cuerdo, porque así, cuando volvamos a la gente, cuando volvamos entre aquellos que queremos, volveremos con una gran capacidad para ver lo que los demás no pueden ver.

Y esto es importante. Porque ver el peligro, ser consciente del peligro que los demás no ven, es el primer paso para, después, detectar el peligro, indicárselo a los demás, que no lo ven, y poder combatirlo. En el fondo, cuando uno está con gente que quiere, es cuando uno se alegra de haber caído en la locura, porque sabes que ahora, eres más grande, más fuerte, y más sabio. Ahora sí, eres un tío peligroso, un tío que sabe estrategias de guerrilla para poder combatir este puto sistema salido de la cabeza de retrasados mentales; para poder combatir esta falsa democracia que es lo que ha causado la ruina… Y todo eso, en el fondo es una manera de defender a gente que te importa… de traer el verdadero poder político a la verdadera nación española. Porque la locura, tiene que ser acabada en un día de tu vida. Hasta los que elegimos que el dolor, la soledad, fuese parte de nuestra vida, sabíamos que esto era sólo provisionalmente. Llega un momento en el que nosotros también tenemos que empezar a vivir nuestra vida. Yo nunca pretendí algo distinto. Simplemente quise vivir lento.

En fin, queda inaugurado mi canal de vídeos de Youtube, Erik360SyA. Espero poder subir en breve algún vídeo más sustancial… No se que tal se me dará… espero que al menos tan bien como lo de ser articulista, aunque a su vez, provocador, y agitador… todo evoluciona, y este vídeo blog de autoayuda, superación personal, psicología, arte, crítica social… también. Pero la idea ya está bastante clara desde el inicio… Y además, he conseguido a base de escribir artículos una pericia que seguro que lo agradecerá Alexa en El Despertar de los Gigantes, mi primera novela, que espero se comercializará por editoriales (si no es por una existente, será por la mía propia, independiente en principio de este blog). Por lo demás, espero que nadie crea que el mundo es tan limitado como para no poder salir de vez en cuando del mismo, para respirar en una dolorosa atmósfera de fuego, que nos purifica.

 

 “El mar, por su naturaleza, estaría tranquilo y quieto si los vientos no lo revolvieran y turbaran. De la misma manera el pueblo estaría quieto y sería dócil si oradores y sediciosos no lo removiesen y agitasen”

Francis Bacon

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo usar la creatividad para mejorar nuestra vida social (4)
  • La esencia de la masculinidad y de la feminidad (3)
  • La vida como sucesión de ciclos (3)
  • Cómo salir de la depresión (vídeo) (3)
  • Frases de autoayuda (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>